Es una iniciativa que recoge el Plan de Control Tributario

La Agencia Tributaria enviará en los próximos días cartas a los autónomos societarios

La Agencia Tributaria ha comenzado a implementar la campaña informativa sobre los autónomos societarios. En la carta se advierte a los profesionales sobre posibles “inconsistencias” en sus declaraciones. ATA explica a sus asociados cómo proceder.

autonomos-documento-carta
La Agencia Tributaria enviará cartas a los autónomos societarios.
La Agencia Tributaria enviará en los próximos días cartas a los autónomos societarios

Ya ha comenzado la nueva campaña de comunicaciones de la Agencia Tributaria y, en los próximos días, los autónomos societarios podrían llegar a recibir una carta que tiene como remitente a la Autoridad Fiscal. En la misiva se le advierte al profesional de la detección de “inconsistencias en sus declaraciones". Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) explican cómo se debe proceder ante la recepción de una de ellas.

El envío de cartas a los pequeños negocios es una de las principales medidas de control que recoge el Plan de Control Tributario para 2022. Como ya informó este diario digital, es un mecanismo que ha sido utilizado con anterioridad por la Administración fiscal, pero que vuelve a recogerse en el Plan de inspección de este año por los buenos resultados obtenidos en ejercicios anteriores. Aunque se tenía conocimiento de que se podían realizar este tipo de campañas de comunicación no se sabían cuándo éstas iban a comenzar a realizarse. Hasta ahora, que lo ha anunciado ATA.

En un email enviado a sus asociados, la Federación pone sobre aviso de la más que previsible llegada de una de estas cartas a los autónomos que fuesen dueños de una sociedad. “Te informamos de la siguiente campaña que va a llevar a cabo la Agencia Tributaria para sociedades y que si recibes una carta en este sentido sepas cómo actuar y que desde ATA podemos darte el asesoramiento que necesites” recoge la información remitida. 

Según especifica ATA, la campaña que iniciará la Agencia Tributaria en los próximos días está dirigida “a personas jurídicas que desarrollan actividades económicas. Y que, con independencia del sector económico en el que se encuadran, presentan inconsistencias significativas entre sus datos bancarios y sus datos financieros declarados (entradas y salidas en cuentas bancarias y cifras de ventas declaradas Modelo 200)”.Adicionalmente, se informará también de los márgenes brutos declarados. Por tanto, todos los autónomos que sean dueños de una sociedad pueden llegar a recibir esta misiva.

¿Por qué los autónomos reciben estas cartas de la AEAT?

ATA asegura que la Agencia Tributaria procede al envío de este tipo de comunicaciones a sociedades, con independencia de su tamaño, cuando hay sospecha de “inconsistencias detectadas en sus declaraciones”. Esto es, cuando Hacienda detecta que un autónomo, en este caso societario, puede estar cometiendo fraude fiscal.

Tal y como lo ve la Administración fiscal, “las cartas aviso pretenden transparentar informaciones disponibles para la Agencia Tributaria que apuntan a la existencia potencial de riesgos de incumplimiento. De esta forma, determinados contribuyentes conocerán la valoración de su comportamiento fiscal que realiza la Inspección de Hacienda y podrán, a decisión propia, o bien explicar que las informaciones que han determinado esa valoración no son correctas, o bien directamente proceder a rectificar su situación fiscal, especialmente en relación con las autoliquidaciones siguientes, obviando así costosos procedimientos de comprobación” justifica en el plan.

El objetivo final es que el empresario de motu propio ponga en orden su situación fiscal, evitando con ello que se inicie una inspección fiscal al negocio. 

¿Cómo deben actuar los autónomos ante la llegada de estas cartas?

Aunque se trata de una carta enviada por la Agencia Tributaria, ATA recuerda que se trata de una “mera comunicación informativa”. Es decir, el trabajador por cuenta propia no está obligado en ningún momento a actuar o iniciar ningún tipo de procedimiento cuando la reciba, a excepción de que "lo considere oportuno”.

Desde la Federación aconsejan al autónomo aclarar las razones o los motivos por los que se le envía una de estas comunicaciones. Ya que, de no hacerlo, la Inspección de Hacienda podría dar comienzo a un proceso de control tributario sobre las posibles irregularidades.

Para facilitar este cumplimiento tributario, el documento que mande la AEAT tendrá una serie de enlaces para que los autónomos puedan proporcionar más información y documentación a Administración si la requiere. E, inclusos, se les da la posibilidades de prestar autoliquidaciones complementarias.

Dos opciones: hacer una complementaria y pagar o justificar las diferencias con el resto del sector

En años anteriores, estas cartas explicitaron los ratios de los márgenes (bruto y neto) y cobros en efectivo o con tarjeta tanto del contribuyente como del sector. Así, en las citadas cartas se detallaba tanto el porcentaje de facturación del negocio como el porcentaje medio de facturación del sector en el que se desarrolla la actividad. Y se explicaba que existe una notable diferencia por lo que, si en años posteriores se mantuviera este decalaje, podría iniciarse una inspección al objeto de detectar posibles fraudes

Por tanto, una vez recibida esta carta, el negocio sabría que está en el punto de mira de la Agencia Tributaria y tendría tres opciones: o bien regularizar su situación mediante una declaración complementaria y evitar una sanción, o bien justificar los motivos por los que su situación fiscal es diferente ala de las demás actividades de similares características en su sector. La tercera opción, aunque muy poco recomendable, sería no hacer nada y arriesgarse a una comprobación que se efectuaría con casi total seguridad y que podría conllevar una multa en caso de detectarse algún tipo de fraude.

Cuando sucede esto lo normal sería llamar al asesor, y a partir de ahí se podría o bien corregir la declaración o bien justificar el decalaje o las diferencias financieras o económicas que están apuntadas en la comunicación.

La Agencia Tributaria enviará en los próximos días cartas a los autónomos societarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad