domingo. 08.12.2019

SEGÚN GESTHA Y EL CONSEJO GENERAL DE ECONOMISTAS

Algunos consejos para ahorrar en IRPF antes de que acabe el año

Algunos consejos para ahorrar en IRPF antes de que acabe el año
Cada año, los contribuyentes tienen que declarar la renta del ejercicio anterior. De cara a la campaña de 2020, el sindicato de técnicos de Hacienda Gestha y el Consejo General de Economistas (CGE) han dado una serie de consejos a aplicar antes de final de año, para ahorrar en la próxima declaración del IRPF.
Algunos consejos para ahorrar en IRPF antes de que acabe el año

Cada año, los autónomos -y demás contribuyentes- tienen la obligación de hacer la declaración de la renta del ejercicio anterior. Para ahorrar en este impuesto que se presentará en julio del 2020, es necesario tomar ciertas decisiones antes de que acabe el ejercicio en cuestión. En este caso, en la próxima campaña del IRPF, los contribuyentes declararán la renta obtenida durante el año 2019. Por tanto, es ahora el momento de planificar y beneficiarse de ciertas ventajas fiscales que afectarán directamente al resultado de la próxima renta. 

Tanto el sindicato de inspectores de Hacienda (Gestha) como el Consejo General de Economistas (CGE) han elaborado sus respectivas listas con una serie de consejos para que el contribuyente ahorre lo máximo posible de cara a la próxima campaña de la renta 2020.  Y, por supuesto, algunas de estas recomendaciones afectan a  autónomos y empresarios. 

A la hora de presentar su decálogo, los inspectores de Hacienda señalaron que "La recta final del año es el momento idóneo para planificar la Declaración de la Renta y ahorrar hasta 4.300 euros". A pesar de ello, desde Gestha advirtieron de que las ventajas fiscales que se expondrán a continuación "benefician, sobre todo, a los contribuyentes con mayores ingresos y patrimonios. Mientras que las personas con rendimientos anuales inferiores a los 21.000 euros podrán abaratar su factura en, como mucho, unos 1.600 euros, este ahorro escalaría hasta los casi 60.000  para quienes perciben ingresos anuales superiores a los 600.000 euros". 

Consejos para pagar menos en la próxima campaña de la renta 2020

1. Aporta a tu plan de pensiones antes de que acabe el año

No son pocos los autónomos que optan por un ahorro complementario a su cotización a la Seguridad Social para asegurarse una buena retirada. Si bien siempre es recomendable aportar de forma progresiva a este tipo de planes, desde Gestha reconocieron que, "en los últimos meses del año, conviene hacer aportaciones a los planes de pensiones o a los planes de previsión asegurados con un límite de  8.000 euros, y siempre que no se supere el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas, independientemente de la edad."

Con esto, el contribuyente podrá reducir su base imponible, igual que podrá hacerlo si "aporta a un plan de pensiones de su cónyuge, cuando éste último perciba rendimientos del trabajo o actividades económicas inferiores a 8.000 euros. En este caso, el límite de la aportación será de 2500 euros". 

En cualquier caso, la ventaja fiscal de los Planes de Pensiones se refleja en la base general del Impuesto, no en la del ahorro.Y desde el sindicato de técnicos recordaron que " invertir otros 6.234 euros de media para alcanzar el límite de estas aportaciones garantiza un ahorro fiscal adicional de unos 1.870 euros de media, variando este ahorro según los ingresos y la comunidad autónoma de residencia". 

2 Deducciones para inversores en negocios de reciente creación

Tanto los inversores como amigos y familiares a partir del tercer grado que quieran aportar a un negocio de reciente creación, pueden optar a una serie de beneficios fiscales. La ley del IRPF estableció desde el 29 de septiembre de 2013 un incentivo a favor de los inversores - ‘business angels’ o cualquier persona interesada en aportar capital para el inicio de una actividad-,  que inviertan en un nuevo negocio dentro de los tres primeros años desde su constitución, y que mantengan su participación entre tres y doce años.

La deducción para estas inversiones es de un 30% en la cuota estatal del IRPF de la inversión realizada , siendo la base máxima de la deducción de 60.000 euros anuales, Este ahorro fiscal establecido por la Ley de Emprendedores a nivel estatal para los Business Angels es complementario al ahorro fiscal establecido por algunas comunidades como Andalucía, Aragón, Cataluña o Extremadura, entre otras muchas. 

3.Compensar las pérdidas con ganancias y planificar la venta de acciones antes de final de año

También recordaron desde Gestha la posibilidad de compensar las pérdidas con ganancias antes de final de año.  Este periodo sería, según el sindicato de técnicos de Hacienda, "un buen momento para hacer cuentas y compensar las pérdidas generadas por un fondo de inversión, acciones o derivados financieros con las ganancias patrimoniales obtenidas".

De igual modo, desde el sindicato recomendaron hacer una correcta planificación de  la venta de acciones, especialmente, cuando el contribuyente tiene bajos rendimientos del trabajo y no estaría obligado a declarar IRPF, pues estos otros rendimientos también cuentan a la hora de establecer el límite. 

4. Incentivos por empresas de reducida dimensión 

Aquellos emprendedores con negocios de reducida dimensión pueden, según el CGE, aprovecharse de una serie de incentivos. Si han creado empleo y piensan mantenerlo, pueden invertir antes de fin de año en elementos nuevos del inmovilizado material o de las inversiones inmobiliarias y, si  estos entran en funcionamiento, podrán amortizarlos libremente hasta un máximo de 120.000 euros por cada persona y año que hayan incrementado la plantilla. Lo cual, según los economistas " puede suponer un importante ahorro fiscal".

5. Deducciones si tienes más de 65 años

También desde el CGE recomendaron a todos aquellos que tienen más de 65 años o que estén cerca de alcanzar esta edad, estudiar ciertas posibilidades legales para rebajar su cuota a pagar. Algunas de las posibilidades serían: una exención de la ganancia obtenida al transmitir la vivienda habitual; una exención de las ganancias obtenidas en la venta de cualquier bien o derecho si el importe obtenido se reinvierte en una renta vitalicia, con un máximo de 240.000 euros .

6. Ojo con los rendimientos por trabajos en el extranjero

Ojo con la realización de trabajos exentos de impuestos. Los técnicos recordaron que, si bien los rendimientos que se han obtenido por los trabajos realizados para empresas radicadas en el extranjero están exentos de tributación, hay un límite máximo de 60.100 euros anuales, que se reduce hasta 30.000 euros en Navarra.

Además, se podrá aplicar esta exención "siempre y cuando en el territorio en el que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o  la del IRPF y no se trate de un país o territorio calificado como paraíso fiscal".

Desde el Consejo General de Economistas, también recomendaron tomar precauciones con este tipo de exenciones: "si ha realizado trabajos en el extranjero que puedan quedar exentos, son muchos los problemas que suele poner la Administración: la prueba de que el servicio produce una utilidad a la entidad destinataria; si el país donde se realiza el trabajo se aplica un impuesto idéntico o análogo al nuestro; en el cálculo de la parte exenta no tienen en cuenta los días de viaje; y la cosa se complica más si la entidad retuvo sobre los importes exentos." 

7. 'Neutraliza' la tributación de las ganancias por la venta de una vivienda habitual

Aquellos contribuyentes que hayan vendido su casa en 2019, tendrán que tributar por las ganancias obtenidas en la próxima declaración.  Para ahorrarse estos impuestos -que rondan entre el 19 y el 23% en comunidades como País Vasco y hasta el 26% en Navarra- , los técnicos de Hacienda recomendaron "reinvertir total o parcialmente el importe en otra vivienda de carácter habitual, De este modo, el contribuyente podrá neutralizar el pago".

8. Deducción por compra de vivienda

Del mismo modo, aquellos que compraron su vivienda habitual o realizaron algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013 pueden seguir disfrutando de su derecho a la desgravación, siempre y cuando hayan tenido deducciones por dicha vivienda en 2012 o años anteriores.

Estos contribuyentes pueden deducirse hasta el 15% de las cantidades invertidas, con un límite de inversión de 9.040 euros.
Teniendo en cuenta este techo, puede resultar interesante realizar un pago adicional -de 4.753 euros de media- para amortizar la hipoteca antes de que finalice el año y reducir la factura fiscal en 713 euros. Eso sí, en País Vasco, que tiene su propio IRPF, podrán seguir con su deducción, incluidas las viviendas adquiridas después del 1 de enero de 2013. Así la deducción en esta comunidad es, por lo general, del 18% con el límite anual de 1.530 euros, y en el caso de jóvenes
hasta 30 años y familias numerosas, del 23% con el límite máximo de 1.955 euros.

9. Consejos si tienes un  piso alquilado 

En cuanto a aquellos contribuyentes que tienen un piso en propiedad alquilado, desde el CGE recomendaron que "anticipen, antes de fin de año, los gastos que tengan previsto efectuar, para reducir el rendimiento neto, pero siempre procurando que la suma de los gastos de reparación y conservación y los financieros no superen los ingresos del alquiler". 


 

Algunos consejos para ahorrar en IRPF antes de que acabe el año