Aparecer en listas de morosos, elevadas comisiones de demora, demandas...

Los riesgos que corren los autónomos al contratar algunos micro-préstamos rápidos por internet

Los micro-créditos rápidos que ofrecen algunos prestamistas y páginas por internet pueden ser fáciles de obtener para los autónomos pero también conllevan riesgos ocultos. Los expertos especializados en este tipo de préstamos explican cuáles son. 
Bolsillo_con_credito
Los riesgos que corren los autónomos al contratar algunos micro-préstamos rápidos por internet
Los riesgos que corren los autónomos al contratar algunos micro-préstamos rápidos por internet

Desde hace años, han irrumpido muchas empresas dedicadas en prestar pequeñas cantidades de dinero por Internet. Las ofertas que, a simple vista parecen muy atractivas, a veces sólo buscan aquellas personas que han quedado fuera del sistema financiero tradicional o que sus bajos ingresos no les permiten acceder a otro tipo de préstamos, entre los que se encuentran autónomos y pequeños empresarios con mucha carga de deudas a sus espaldas.

A diferencia de las entidades financieras tradicionales que también ofrecen pequeños créditos y los conceden en muy poco tiempo, estas empresas que normalmente se mueven por Internet ofrecen préstamos sin prácticamente ningún estudio de viabilidad, ni análisis del riesgo del solicitante, ni su historial crediticio. Son entidades que no suelen pedir informes. Algunas incluso ni si quiera consultan al CIRBE (la central de riesgos del Banco de España, a la que acuden prácticamente todas las entidades financieras asentadas antes de tomar cualquier decisión de financiación hacia un cliente).

Además, las condiciones que suelen ofrecer las entidades bancarias tradicionales para un crédito rápido suelen ser, con mucho, más favorables que las de estas empresas porque suelen conocer al cliente que se las solicita. Lo más normal es que incluso ponga a disposición del autónomo un crédito preconcedido prácticamente instantáneo que va acorde con el nivel de sus ingresos habituales o de su historial crediticio en el banco.

Pero la posibilidad de acceder a un préstamo sin análisis previo que ofrecen estas páginas web y en donde no se piden garantías, atrae a muchos pequeños empresarios y autónomos que se ven forzados por la necesidad de conseguir ese préstamo rápido que necesitan y que, a veces, no pueden lograr por otras vías. Los expertos advierten que, habitualmente, estos préstamos rápidos -la mayoría de ellos no ofrecen más de 2.000 o 3.000 euros-, tienen una extensa letra pequeña con condiciones muchas veces leoninas. De hecho, en algunos casos, los intereses totales que se llegan a pagar por estos créditos -y que suelen estar ocultos- superan con creces el capital prestado. Eso sin contar las elevadas comisiones de demora.

Desde hace años se ha producido un boom de este tipo de créditos rápidos, presentados muchas veces como la fórmula para financiar un viaje de vacaciones, darse un capricho o adquirir un bien. Aunque hay quienes deben utilizarlos para salir de una situación económica grave y, en el caso de los autónomos, muchas veces para arreglar una furgoneta, pagar unas facturas, abonar al salario de un trabajador o comprar los materiales necesarios para poder acometer el encargo de un cliente. Si bien son muchas las personas que se han visto aliviadas con el uso de estas opciones -algunas sí tienen condiciones aceptables y con garantías- es importante no bajar la guardia cuando se trata de un préstamo de este tipo.  A continuación, los abogados especializados en este tipo de nuevos créditos advierten de los riesgos que supone para el autónomo contratar uno de ellos.

¿A qué riesgos se enfrentan los autónomos al contratar un micro-crédito rápido por internet?

Si bien estos préstamos sin avales ni estudios previos pueden ser la única opción para el autónomo, resulta fundamental saber cuáles son los peligros a los que se enfrentan si no devuelven la cantidad a tiempo. Por ello, es preciso mirar bien cuáles son las condiciones y si van a poder hacerles frente en el momento en que haya que poner el dinero de vuelta: 

  • Elevados intereses y comisiones de demora

Estos préstamos algunas veces suelen tener intereses por encima del mercado. Hay que mirar si se trata de intereses mensuales o anuales porque los plazos de devolución en muchas ocasiones son muy cortos. Las comisiones por demora en el pago son otro punto al que nos enfrentamos. A razón de la cantidad de dinero que se ha prestado y a la que no se ha hecho frente durante un lapso de tiempo, se irán acumulando pequeños porcentajes que subirán en cuestión de semanas y que pueden alcanzar cifras muy elevadas en pocos meses. Esto suele acarrear otras consecuencias que hacen más grande el problema.

  • Lista de morosos

No devolver un microcrédito puede traer consecuencias nefastas para cualquier persona, pero especialmente para el autónomo, cuya marca es muchas veces su propio nombre. El primer paso que se da con el deudor es colocarlo en una lista de morosos, un sitio del que solo saldremos si hacemos frente a lo que debemos. Sabiendo esto, si crees que no vas a poder devolver la cantidad, será mejor que ni siquiera la pidas.

Más todavía cuando se está al frente un negocio, ya que aparecer en una lista de morosos puede empeorar la imagen del autónomo, hacerle perder clientes y, por supuesto, cerrarle las puertas a decenas de proveedores con precios competitivos.

  • Acabar en los tribunales

Las empresas que ofrecen estos préstamos pueden hacer una demanda contra la persona que debe el dinero y llevarla ante el tribunal. Aquí, la figura de los abogados especialistas en microcréditos se hace crucial para salir bien parado en el juicio y que las consecuencias no sean todavía peores de lo que ya son.

  • Pueden vender tu deuda a otra empresa

Cuando los prestamistas se cansan de reclamar la deuda pueden hacer que ésta llegue a otras empresas para que sean ellos los que ejerzan presión sobre el deudor. Esto, que no es nada agradable, pasa antes de lo que muchos piensan y puede llevar al autónomo a una espiral de confusión, presión y endeudamiento, de la que puede ser muy difícil salir. 

Los riesgos que corren los autónomos al contratar algunos micro-préstamos rápidos por internet