Imprimir

Los autónomos con el cese de actividad reconocido cobrarán este viernes

Daniel Ghamlouche | 17 de abril de 2020

jose-luis-escriva-ministro-seguridad-social
El ministro de Seguridad Social e Inclusión, Jose Luis Escrivá.
Los autónomos a los que las mutuas hayan reconocido el derecho a cobrar el cese de actividad comenzarán este viernes a percibir la prestación. Según fuentes de la Seguridad Social, serán unos 800.000. Sin embargo, no está claro qué sucederá con todos los demás.

Muchos autónomos cobrarán este viernes 17 de abril el Cese de Actividad extraordinario. Al menos, aquellos que tengan reconocida la prestación por parte de su mutua. La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aseguró en la rueda de prensa posterior al último consejo de ministros que, hasta el lunes, la Seguridad Social ya había registrado unas 940.000 solicitudes de autónomos para acogerse al Cese de Actividad extraordinario.

De estas 940.000 solicitudes - que quizá a día de hoy puedan ser más- Montero confirmó que más de 780.000 autónomos ya habían recibido la conformidad. Es decir, que su Mutua les había reconocido el derecho a la prestación. Según explicaron fuentes de la Seguridad Social a este periódico, como mínimo, estos casi 800.000 autónomos cuya resolución ha sido favorable cobrarán este viernes 17 de abril la prestación.  

Al menos, 800.000 cobrarán desde este viernes la prestación

El primer abono de la prestación irá dirigido a aquellos a los que ya se les haya reconocido el Cese de Actividad extraordinario. Al menos estos autónomos recibirán el 70% de su base reguladora en la cuenta que hayan facilitado a su mutua y esta última también pasará a hacerse cargo de forma inmediata de su cuota de abril y posteriores hasta que se levante el Estado de Alarma. 

Si así fuera finalmente, las mutuas habrían tardado un mes en realizar el primer abono de esta prestación extraordinaria. Además, según confirmaron fuentes oficiales a este periódico, las mutuas no harán discriminación en este pago entre aquellos autónomos que se acojan al cese extraordinario porque su actividad está suspendida y los que lo hagan porque su volumen de ingresos ha caído, como mínimo, un 75%. 

Sin embargo, el problema sigue siendo el mismo. Por más que las mutuas estén haciendo lo posible por agilizar el cobro de la prestación a estos autónomos que se encuentran sin ingresos, con los gastos corriendo y aún encima con la obligación de cotizar mientras su actividad está paralizada, la solicitud se hace mediante declaración jurada. Esto significa que el autónomo que tenga que justificar las pérdidas del 75% recibirá el pago de la prestación pero, luego, las mutuas podrán verificar la acreditación. Y de no considerarse suficiente la justificación, estos autónomos tendrían que devolver toda la prestación, incluidas las cuotas de las que se hizo cargo su mutua. 

Lo que todavía no está confirmado es qué sucederá con la cuota a la Seguridad Social de marzo que muchos autónomos se vieron obligados a abonar a pesar de cumplir con los requisitos del Cese de actividad extraordinario y, en muchos casos, de haber tramitado ya su solicitud. El Gobierno aseguró que los autónomos a los que se les reconozca el derecho a la prestación recibirán también el reintegro de la parte proporcional de esta cuota de marzo que no tenían que haber pagado por haberse decretado ya el Estado de Alarma y tener sus negocios o bien suspendidos, o bien con pérdidas iguales o mayores al 75%.  

¿Qué pasa con los que aún no han recibido respuesta?

Tampoco está claro qué sucederá con el resto de autónomos que, a pesar de haber solicitado el cese de actividad extraordinario, no han recibido ninguna respuesta por parte de su mutua. Según explicó Laura Gómez, abogada de ATA Madrid, "las mutuas están desbordadas y no han podido atender a una parte importante de las solicitudes de Cese de Actividad. Por más que estos autónomos cumplan con los requisitos para acogerse a la prestación, su solicitud no ha sido resuelta". 

Aunque no ha habido respuesta por parte de la Seguridad Social sobre qué sucederá con estos autónomos que todavía no han recibido la resolución de su solicitud, la abogada comentó que es probable que cobren de todos modos la prestación si ya la han solicitado. "El propio pago de la prestación contaría como una aprobación de la solicitud. Aunque esto no quita para que más adelante las mutuas puedan hacer las comprobaciones que consideren oportunas para averiguar si el perceptor de la prestación cumplía los requisitos para ser beneficiario. De no ser así, se le reclamaría la devolución del importe que se le abonó". 

Además de estos solicitantes que están en interrogante, que no saben si cobrarán este viernes la prestación a la que tienen derecho, por la que han cotizado y que sería su única fuente de ingresos, hay otra parte del colectivo de autónomos que, con casi total seguridad, no estarán incluidos en este primer abono, por cuestiones diferentes.

Los autónomos que no cobrarán este viernes la prestación

Por otro lado, y según explicó la abogada de ATA, este primer pago es posible que también excluya a un colectivo amplio de potenciales beneficiarios de la prestación que, por diversas razones, no están con ninguna mutua o incluso no saben cuál es su mutua.

"Nos han llegado muchas consultas de autónomos, sobre todo mayores, que están sin mutua y, por tanto, les está siendo imposible tramitar el cese. Es cierto que desde 2019 es obligatorio estar acogido a una mutua, pero nos hemos dado cuenta de que muchos afiliados, que llevaban en algunas ocasiones hasta 30 años dados de alta como autónomos, no tenían constancia de esta modificación de la norma y todavía no se habían inscrito a ninguna mutua".

Estos trabajadores por cuenta propia han tenido que recurrir al SEPE para tramitar su solicitud. Y, al parecer, este organismo oficial no ha establecido un formulario específico para tramitar el cese, por lo que estos autónomos no han podido solicitar la prestación y es muy probable que queden excluidos del primer abono de este viernes. Y no son los únicos."Otros autónomos tienen mutua pero no tienen gestor ni certificado digital. Nos hemos encontrado con muchas consultas de trabajadores por cuenta propia en esta situación que no saben cuál es su mutua y no tienen gestor que lo compruebe, por lo tanto les está siendo imposible tramitar la solicitud de cese. Son sobretodo personas mayores, que están quedado completamente desamparadas" añadió la abogada. 

Además, también hay que tener en cuenta a otro colectivo que es probable que no pueda acceder a la prestación: el de los autónomos en pluriactividad. El cese de actividad tiene varias incompatibilidades con otras prestaciones y una de ellas es la de desempleo por ERTE. Si el autónomo está trabajando como asalariado para una empresa y dicha empresa hace ERTE, este autónomo no podrá cobrar el cese de actividad por más que cumpla con los requisitos de acceso. 

Un tercer grupo que está teniendo serios problemas para acceder a la prestación es el de los moduleros y el de aquellos que a pesar de tener su actividad suspendida no pueden demostrar todavía las pérdidas requeridas, o bien porque no tienen cómo hacerlo, o bien porque aún no han sufrido dichas pérdidas y tendrán que esperar hasta mayo para demostrarlas o incluso porque no van a poder alcanzar el nivel del 75% de pérdidas. De hecho, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) lleva semanas instando al Gobierno a que descienda este umbral porque, consideran, un 40% de pérdidas ya es más que suficiente para tener que cerrar el negocio.

El umbral del 75% sigue generando problemas

Según fuentes de Seguridad Social, los autónomos que hayan recibido la resolución de su solicitud de Cese de Actividad cobrarán este viernes la prestación. Hay posibilidades de que también reciban el pago aquellos que la solicitaron e hicieron la correspondiente declaración jurada. Pero el problema sigue siendo el mismo. Muchos autónomos no pueden ni siquiera solicitar la prestación porque todavía no han tenido las pérdidas suficientes para acceder a ella o no tienen cómo justificarlo. 

Tal y como informó este medio, hay muchos colectivos que, por la rigidez de las condiciones impuestas para el acceso a la prestación, están quedando excluidos de ella. En el caso de que la  actividad no se encuentre entre las expresamente prohibidas, pero la bajada de la facturación de, al menos , un 75% respecto a los seis meses anteriores se vaya a producir en el mes de abril, entonces podrían solicitarla desde el 1 de mayo hasta el 31 del mismo mes. 

Algunos ejemplos son los de ciertas actividades que no cobran mensualmente por sus servicios como por ejemplo un artista, o un arquitecto, sino que ingresan en ciertas épocas del año cuando les pagan por sus trabajos. La casuística es enorme y la norma no prevé los problemas de cada actividad.  

También es el caso de taxistas, transportistas, o dueños de pequeños negocios cuya actividad no ha sido suspendida pero sí han sufrido pérdidas considerables en su actividad. Los representantes de estos sectores llevan años denunciando las dificultades que tienen estos autónomos para acceder a la prestación por Cese de Actividad ordinaria. Y el problema persiste con la prestación extraordinaria que ha puesto en marcha el Gobierno para paliar los efectos económicos del COVID-19.

El problema es que por más que su actividad haya un caído un 75% o más, lo tienen muy difícil para acreditarlo pues no están obligados por ley a tener libros contables. Con el objetivo de agilizar al máximo  los trámites y que los autónomos puedan beneficiarse cuanto antes de la prestación extraordinaria, la norma prevé que la acreditación de pérdidas se solicitará por parte de las mutuas con posterioridad a la resolución de la solicitud de acceso a la prestación.

Pero, de cualquier manera, la acreditación de una caída del 75% en los ingresos habrá de hacerse antes o después de cobrar la prestación porque las mutuas lo comprobarán. Y, como ya se ha explicado, de no acreditarse suficientemente, el autónomo deberá devolver las prestaciones cobradas por el cese de actividad que se le concedió en base a una declaración jurada.  

Según ATA sólo un 32% de los autónomos han solicitado el Cese

Según la última encuesta realizada por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), sólo un 32% de los autónomos han solicitado hasta la fecha la prestación por cese de actividad extraordinario. Entre ese 32% de autónomos que afirman haber solicitado a la Mutua la prestación tres de cada cuatro, el 74,7%, aún no han recibido respuesta, frente a un 25,3% a los que sí que les han contestado. 

Al 64,8% de ellos, su Mutua les ha resuelto la solicitud y les ha concedido la prestación sin ningún problema y  un 23,8% afirma estar en trámite, es decir, la Mutua les ha solicitado algún tipo de documentación o han tenido que presentar recurso.

Por último,  el 8,2% de los autónomos afirma que su Mutua les ha denegado la prestación. Hay diversas razones  por las que el resto de autónomos (el 63,6%) no han solicitado el cese: no habían cerrado completamente su negocio (el 39,1%); el 20,1% señala otros motivos; un 16,4% reconoce que lo solicitará más adelante y el 12,3% no lo ve productivo desde el punto de vista burocrático.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/autonomos-cese-actividad-reconocido-cobraran-viernes/20200416143727022072.html


© 2021 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​