Imprimir

Las ventajas de pagar con un reloj inteligente o smartwatch

Autónomos y Emprendedores | 21 de enero de 2019

La forma de realizar transacciones está evolucionando y cada vez se digitaliza más: tarjetas de crédito, cuenta online, pago con el smatphone y ahora también a través de relojes inteligentes o smartwatchs.

El 20% de los emprendedores asegura que prefiere el pago electrónico. Por ello, el sector bancario no para de evolucionar para cubrir todas las necesidades de sus clientes y captar nuevos. ¿Lo más novedoso? Poder realizar los pagos a través de un smartwatch, ya que simplemente con llevar el reloj en la muñeca es posible realizar una compra sin tener que llevar encima la cartera ni el móvil. Un servicio que ofrece CaixaBank a sus clientes para la mayoría de los relojes inteligentes que hay disponibles en el mercado.

Pero, lo primero, ¿qué es exactamente un smartwatch o reloj inteligente? Se trata de un dispositivo portátil diseñado para llevarlo en la muñeca que es, a la vez, un reloj y un miniordenador que suele ir conectado a otro terminal inteligente, como un teléfono móvil. Se podría decir que el smartwatch es un dispositivo que nada entre dos aguas, ya que además de ser un reloj de gran precisión, incorpora tanto las características habituales de los dispositivos wearables, es decir, todos aquellos dispositivos que se incorporan en alguna parte de nuestro cuerpo y que tienen múltiples beneficios. En dos palabras, se trata de una extensión de una parte de las funciones del móvil que se sitúa en la muñeca, a la que se añaden funciones relacionadas con la salud.

Se considera que el primer reloj inteligente fue el Pebble, que lanzó la ya desaparecida Pebble Technology Corporation en 2013. A partir de entonces, Apple, Samsung y prácticamente todos los fabricantes de electrónica del mundo se apresuraron a lanzar su propio modelo mejorado de smartwatch, lo que ha acabado creando un duopolio similar al que ya existía en los sistemas operativos de los teléfonos móviles: por una parte, el Apple Watch, con su sistema operativo propio compatible con los iPhone, y por otra parte, los dispositivos Wear OS, compatibles con los teléfonos Android.

Por ello, las entidades bancarias invierten esfuerzos en adaptar los sistemas de pago a los nuevos dispositivos de la era digital. Lo más novedoso es el pago en comercios con relojes inteligentes, un servicio que CaixaBank ha previsto para la mayoría de los relojes inteligentes que existen en el mercado. A día de hoy, CaixaBank permite el pago con relojes Apple, Garmin, Fitbit y Samsung, lo que permite disponer, en todo momento, de un método de pago rápido y seguro con las tarjetas CaixaBank.

¿Cómo se paga con un smartwatch?

Para pagar con el reloj inteligente, tan sólo hay que darse de alta en el servicio desde la app de gestión del smartwatch, y descargar las tarjetas. Una vez instaladas es necesario activar el pago en el reloj, acercándolo al datáfono sin necesidad de teclear el PIN. Para pagos por un importe inferior a los 20 euros no es necesario códigos ni firmas. La transferencia de datos es inmediata, así como su confirmación. ¿Y para importes superiores a los 20 euros? El datáfono solicita el código PIN lo que resulta más seguro y otorga más fiabilidad de uso a este nuevo medio de pago. En conclusión, facilita mucho las compras en cualquier establecimiento que acepte el medio de pago por contactless

Además, todas las operaciones realizadas se pueden visualizar con el reloj desde la aplicación CaixaBank Pay, así como gestionar todas las tarjetas limitando determinados comercios, o bloqueando temporalmente la tarjeta. Todas las compras están protegidas por el sistema CaixaBank Protect, lo que otorga la confianza y la seguridad del pago necesarias.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/todo-digital/ventajas-pagar-reloj-inteligente-smartwatch/20190118131919018685.html


© 2019 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​