martes. 25.01.2022

35.000 PROFESIONALES MÁS LA HAN PEDIDO DESDE OCTUBRE

La recuperación económica se ralentiza y aumenta el número de autónomos acogidos al cese de actividad

autonomos-hosteleria-negocio-cese-actividad

35.000 autónomos más se han acogido a la prestación por cese de actividad en noviembre. Para los expertos el incremento es una prueba de la ralentización de la recuperación económica.

La recuperación económica se ralentiza y aumenta el número de autónomos acogidos al cese de actividad

La llegada de la recuperación económica está tardando más de lo que economistas, Gobierno y organismos europeos pronosticaban en un principio. Todos ellos han revisado sus previsiones de crecimiento y han bajado los índices. La prueba y consecuencia directa de esta ralentización económica es el incremento en noviembre del número de trabajadores autónomos acogidos a las ayudas del Estado.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, hay un total de 134.000 autónomos acogidos a una de las cuatro modalidades de la prestación por cese de actividad (medida que se puso en marcha por el Gobierno para paliar los efectos de la pandemia en el colectivo). Se trata de un aumento en el número de beneficiarios de la ayuda de 35.000 personas más entre octubre y noviembre. Y que para los expertos es sinónimo de la inestabilidad e incertidumbre del marco económico en el que se desenvuelven los pequeños negocios en estos momentos.

Para el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, que haya 134.000 trabajadores por cuenta propia acogidos al cese de actividad a finales de noviembre es “un dato que refleja que aún hay miles de autónomos que no saben lo que es la recuperación en su actividad o negocio”. Amor ha explicado en varias ocasiones que “por desgracia” en los últimos meses, se han producido una serie de “trabas” que están lastrando la actividad de muchas empresas y autónomos.

Según Amor, algunos de los factores que estarían impidiendo la recuperación de estos autónomos sería el incremento de los costes energéticos, de los carburantes, de las materias primas; junto con la inflación o la aparición de nuevas variantes del virus. Todo ello vuelve a generar un clima de incertidumbre económica que obliga a los autónomos volver a solicitar el cese de actividad.

Podría aumentar en otros 20.000 más antes de que acabe el año

En un mes, de octubre a noviembre, el número de beneficiarios de la prestación por cese de actividad pasó de 99.000 a 134.000. Es decir, hay 35.000 autónomos más acogidos al cese. Se trata de una cifra que es muy cercana a las previsiones que hizo ATA y que estimaba en 150.000 el número de trabajadores que se verían necesitados de esta ayuda a final de año.

Para hacer frente al pago de las prestaciones la Seguridad Social ha hecho un desembolso de 98,02 millones de euros, que han ido destinadas a pagar alguna de las cuatro modalidades de cese de actividad. Estas son las modalidades de la ayuda a las que más se acogieron los autónomos en noviembre:

Prestación compatible con la actividad

La prestación para autónomos compatible con la actividad, destinada a aquellos trabajadores por cuenta propia que han visto disminuida su facturación de manera notable (un 50% respecto al semestre anterior) alcanzó en noviembre a 21.400 beneficiarios.

Son 5.600 trabajadores por cuenta propia menos que en octubre. La razón de esta caída, como ha advertido en varias ocasiones ATA, es que esta modalidad consume tiempo cotizado desde finales de 2020, por lo que cada vez menos autónomos van a poder acceder a ella. Así pues, según los expertos, lo que podría haber ocurrido este mes es que una buena parte de los autónomos que estaban beneficiándose de esta modalidad hasta octubre hayan 'migrado' a la prestación extraordinaria por bajos ingresos -que las organizaciones de autónomos lograron in extremis que el Gobierno mantuviera-.

Otro de los posibles casos en los que se han podido ver los antiguos beneficiarios de la POECATA es que hayan consumido todo su periodo cotizado y, a la vez, no cuenten con ingresos suficientemente reducidos como para acceder a la prestación por bajos ingresos, que exige entre otras cosas no ingresar más del 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Prestación de cese de actividad por bajos ingresos

Más del 72% de los beneficiarios del cese de actividad se encuentra en esta modalidad de bajos ingresos. Ayuda que el Ejecutivo llegó a plantearse eliminar y que gracias al diálogo social y a la lucha de las organizaciones de autónomos se logró mantener. A esta modalidad se acogieron en noviembre 97.5000 trabajadores por cuenta propia. Es una ayuda que está diseñada para proteger a aquellos profesionales por cuenta propia que no cumplen los requisitos para acceder a la prestación anterior, la POECATA.

Prestación por suspensión de la actividad

Según los datos del Ministerio, sólo hay 100 autónomos que tiene su actividad suspendida por una resolución administrativa. Es una modalidad que se ha ido reduciendo progresivamente desde hace varios meses.

Sólo 75 autónomos de temporada han solicitado la prestación

En noviembre sólo 75 trabajadores por cuenta propia se acogieron a la modalidad que cubre a los autónomos de temporada.

Prestación para los autónomos afectados por el volcán de La Palma

Tal y como había previsto ATA, en el momento en el que solucionaron las trabas burocráticas y se permitió a los autónomos acceder a la prestación, sin necesidad de que tuvieran que cerrar la actividad, los dueños de pequeños negocios afectados se han acogido a esta nueva modalidad. Se ha pasado de100 a 420 los autónomos protegidos por esta ayuda. Las organizaciones se quejan de que estas ayudas no están llegado a los negocios afectados por el Volcán.

Prestaciones de modalidades anteriores

La Seguridad Social informa que hay 15.000 autónomos que cobraron en noviembre alguna modalidad de cese de actividad aprobada anteriormente en otras normativas.

120.600 autónomos sin prestación pero con exoneraciones

Por último, y como se viene haciendo en anteriores prórrogas, hay una exoneración decreciente para autónomos que fueran beneficiarios del cese a 30 de septiembre y no vuelvan a solicitar las ayudas. Concretamente, son 120.600 los autónomos a los que se les ha aplicado la exención del 75% de la cuota correspondiente al mes de noviembre. En diciembre, la exoneración será del 50% y, en enero, del 25% de las cotizaciones.

  • Los sectores de actividad con más autónomos en cese 

Como viene siendo habitual, los sectores de actividad que más autónomos beneficiarios del cese concentran son: comercio (28,57%), hostelería (14,37%) y transporte y almacenamiento (11,09%). En lo que se refiere a comunidades, éstas son tres: Andalucía (22,32%), Cataluña (17,22%) y Madrid (13,31%).

La bajada de previsiones de recuperación

Los datos del incremento de autónomos beneficiarios del cese de actividad no extrañan cuando esta semana el Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas rebajó sus previsiones de crecimiento para la economía española, pasando de 5% al 4,7% de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para 2021; y del 6% a 5,6% para 2022.

Lo mismo ha hecho la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que bajó del 6,8% al 4,5% sus previsiones de crecimiento para el país en 2021, y del 6,6% al 5,5% para 2022. Si bien, también prevén un crecimiento de 3,8% de cara a 2023.

Los motivos de la bajada de las previsiones de crecimiento coinciden entre ambas entidades: la inflación de los precios de la energía, los problemas de la cadena de suministros o la incertidumbre que genera la nueva variante del virus.

La recuperación económica se ralentiza y aumenta el número de autónomos acogidos al cese de actividad