jueves. 06.08.2020

LAS ASOCIACIONES RECHAZAN EL INCREMENTO SALARIAL

Los autónomos pagarán 2.170 euros más por trabajador si el SMI vuelve a subir

Los autónomos pagarán 2.170 euros más por trabajador si el SMI vuelve a subir

Si el Salario Mínimo Interprofesional vuelve a subir en el 2020 hasta los 1.000 euros mensuales, los autónomos empleadores que les efecte tendrán que asumir 155 euros más al mes en costes laborales por cada trabajador.

 

Los autónomos pagarán 2.170 euros más por trabajador si el SMI vuelve a subir

De confirmarse las intenciones del Gobierno de subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 14.000 euros anuales el próximo año, los autónomos que cuentan con trabajadores en su plantilla percibiendo esta retribución tendrían que asumir cada mes unos costes laborales totales (que incluyen salario y cotizaciones sociales) de 1.548,75 euros, frente a los 1.393,88 euros que pagaban en 2019. Es decir, 154,87 euros más al mes. En términos anuales, esto significa un incremento de costes de 2.168,18 euros al año por cada trabajador que cobre el salario mínimo.

Un golpe que podría empeorar la situación del -aproximadamente- 25% de los autónomos con trabajadores que aún no han salido de la crisis. En tres años (2017-2020), el PIB (Producto Interior Bruto) de España habrá pasado de avanzar a un ritmo del 3,1% , a cifras de entre el 1,4 y el 1,8%, según las estimaciones de distintos organismos e instituciones. Frenazo que, entre otros factores, se deberá a la contracción del consumo interno, que se prevé que sea de entre el 1% y el 1,2%, la mitad de lo que venía subiendo en los años de recuperación (2014 – 2018).

Si, además, este contexto viene acompañado de un nuevo incremento del Salario mínimo, el resultado podría ser crítico para el mercado laboral. En términos generales, y sin contar con el efecto de la subida, el Banco de España prevé que el empleo apenas aumente un 1,3% el próximo año. En el caso concreto de los autónomos, las estimaciones de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) marcan un techo de 15.000 nuevos afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) que, a su vez, generarán 40.000 empleos por cuenta ajena. Es decir, el colectivo creará 55.000 puestos de trabajo en 2020, la mitad que este año y cinco veces menos que en 2018.

A este respecto, el presidente de ATA (Federación Nacional de Trabajadores Autónomos), Lorenzo Amor, afirmó que “subir un 33% los costes laborales en dos años es una barbaridad. Los autónomos no pueden incrementar ni los precios de los productos ni de los servicios que ofrecen en ese mismo porcentaje. Menos aún en una coyuntura como la actual. Por tanto, ni su facturación, ni sus beneficios crecerán en esos términos”. De hecho, el propio sindicato Comisiones Obreras, señaló en un informe del mes de junio que el aumento del salario mínimo que se hizo a principios de este año hasta los 900 euros mensuales ha afectado a un 40% de los trabajadores de pequeños negocios, muchos de los cuales no han podido aguantar y se han visto obligados a reducir jornadas o, incluso, prescindir de trabajadores.

No sólo eso, el impacto de la subida del Salario Mínimo hasta los 1.000 euros se extiende más allá del mercado de trabajo. Amor, advirtió de que los pensionistas con algún grado de dependencia también se verán afectados. “Una persona que perciba una pensión de 1.500 euros y necesite tener a alguien en casa deberá  pagar 1.300 euros entre salario y seguros sociales”. Es decir, apenas le quedarán 200 euros netos para vivir.

Otro de los perniciosos efectos de elevar en esos términos el SMI es el incremento de la economía sumergida, que en España se calcula supone un 22% del PIB y merma la recaudación en unos 200.000 millones de euros.  Así lo afirmó el presidente de la patronal de los empresarios, CEOE, el pasado miércoles en declaraciones a los medios, tras la conversación telefónica que mantuvo con el Presidente en funciones, Pedro Sánchez. “Mil euros es una barbaridad, porque llevaría a mucha más gente a la economía sumergida”.  No obstante, desde la patronal no se niegan a subir el SMI pero siempre tras el diálogo y la negociación con los sindicatos, y no de forma unilateral como se hizo el pasado año. “Queremos abrir la vía de negociación con los sindicatos. Pedimos al Gobierno que nos deje margen para hablarlo y que no haya interferencias”, aseguró Garamendi.

Desde CEOE recuerdan que, en su momento, se acordó que, para subir el SMI a 1.000 euros, España necesitaba crecer a un ritmo del 2,5% y crear 400.000 puestos de trabajo.

Un 36% más desde 2018

De producirse el incremento barajado por el Ejecutivo en funciones y que respalda Unidas Podemos, entre 2018 y 2020, el Salario Mínimo Interprofesional se habrá incrementado un 35,89%, desde los 735,90 hasta los 1.000 euros. Ambas cantidades en términos de nómina neta percibida por el trabajador, ya que el coste que asumen los autónomos y empresarios es bastante superior.

Muchas veces, los trabajadores por cuenta propia cotizan casi el doble por sus empleados que por ellos mismos. Esto se debe a que, al salario que recibe el trabajador, hay que sumar las retenciones por IRPF y las cotizaciones por contingencias comunes (23,60%), desempleo (5,5%), Fogasa o Fondo de Garantía Salarial (0,20%) y formación profesional (0,60%). Así, aunque el empleado perciba una retribución neta de 1.000 euros, el coste total para el negocio será de 1.548,75 euros. Sólo en cotizaciones  sociales la suma ya ascendería a 382,08 euros frente a los 342,88 euros de este año 2019.

Cuadro_Costes Subida SMI

Por otra parte, cabe destacar que, según la última encuesta trimestral de costes laborales elaborada por el INE (Instituto Nacional de Estadística), el índice de costes laborales por hora efectiva trabajada fue de 106,8 euros de media, un 2,4% superior al del tercer trimestre del año 2018. Con ello, los costes laborales por trabajador y mes fueron entre junio y septiembre de 2.553,62 euros.

Por sectores, el de servicios – que es el que concentra el mayor número de autónomos-  fue el que mayor incremento experimentó, un 2,6%, costando cada trabajador 2.469,65 euros.  En construcción e industria el aumento fue del 2,1% y 1,9%, respectivamente.

Los autónomos pagarán 2.170 euros más por trabajador si el SMI vuelve a subir