Sólo el 10% de los trabajadores "está protegido"

Los autónomos de La Palma se quejan de que las ayudas prometidas por el Gobierno apenas están llegando

Más de 70 días después de la erupción del volcán Cumbre Vieja, los pequeños negocios se preguntan dónde están las ayudas. El tejido productivo afectado por el volcán se queja de que apenas han recibido un respaldo económico.

 

Visita del ministro Escrivá a La Palma. Foto: Cabildo de La Palma.
Visita del ministro Escrivá a La Palma. | Foto: Cabildo de La Palma.
Los autónomos de La Palma se quejan de que las ayudas prometidas por el Gobierno apenas están llegando

Han pasado más 70 días desde la erupción del volcán de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, y apenas unos pocos, del total de negocios afectados, han recibido las ayudas aprobadas por el Gobierno en octubre. Hace más de un mes se puso en marcha una modalidad especial de la prestación por cese de actividad para los autónomos canarios afectados por la erupción del volcán. Sin embargo, como denuncian las organizaciones de autónomos, son muy pocas las actividades afectadas por la lava que han recibido la ayuda. Pese a ello, el Ejecutivo autonómico pide al Gobierno central una ampliación de la prestación, junto a otras medidas, para paliar los efectos de la crisis que afrontan los trabajadores por cuenta propia de La Palma.

La Asociación de Trabajadores Autónomos de Canarias (ATA-Canarias) aseguró que los autónomos de la isla se encuentran en una situación muy delicada. Su presidente, Juan Carlos Arricivita, aseguró que "el Gobierno no ha enviado ni un céntimo, 70 días después de la erupción del volcán”. Según los últimos datos que se conocen sólo 100 autónomos de los más de 3.000 que ejercen como trabajadores por cuenta propia en la isla han podido acogerse al cese de actividad creado para ellos.

De hecho, los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones confirman la falta de impacto de las ayudas del Gobierno. Según informan en un comunicado, "casi el 10% de los trabajadores afiliados a la Seguridad Social de la isla de La Palma está protegido actualmente por las ayudas desplegadas por el Ministerio con motivo de la erupción volcánica". Se trata de un porcentaje ínfimo, si se tiene en cuenta la destrucción causada por la lava. Por eso, el titular el Ministerio, José Luis Escrivá, reconoció que era necesario "un refuerzo de personal en nuestras oficinas para poder abordar el incremento del trabajo que ha supuesto la puesta en marcha de estas ayudas”. 

El Gobierno se comprometió a ampliar el cese actividad de los autónomos de La Palma

La semana pasada el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, estuvo en la isla para conocer de cerca la situación de las actividades afectadas. Durante su visita, la consejera de Promoción Económica del Cabildo de La Palma, Raquel Díaz, aprovechó para trasladarle al ministro Escrivá una batería de medidas “para continuar ayudando a los autónomos de la isla, ante la complicada situación que están atravesando como consecuencia de la erupción del volcán”.

La primera de todas ella era la solicitud de la ampliación del cese extraordinario de actividad para los autónomos afectados por el volcán. En estos momentos, la norma recoge que la prestación estará en vigor durante cinco meses. Sin embargo, la realidad de los autónomos de la isla es que “llevan más de dos meses con esta emergencia volcánica, y la reconstrucción de la isla durará bastante tiempo” advirtió la consejera. Medida a la que se comprometió el ministro Escrivá, como aseguró en una rueda de prensa posterior a su encuentro.

Se trata de una medida que puede tener un impacto importante en el futuro, especialmente porque "ni los vulcanólogos, ni los geólogos saben cuánto va a durar esta situación, por lo que el tejido productivo de La Palma requiere medidas urgentes. Esto no es un terremoto o un huracán, es una catástrofe que lleva más de dos meses”, puntualizó el presidente de ATA-Canarias, Juan Carlos Arricivita. Se lamentó de que "los autónomos canarios tuvieran que vivir de la beneficencia para poder pagar sus locales y a sus trabajadores, en vez de ser verdaderamente apoyados por el Gobierno".

La segunda petición del Ejecutivo autonómico al Ministro es que se paliasen las pérdidas de los ingresos de explotación. Según dijo Díaz, esto consistiría en abonar los ingresos de explotación de la actividad en el cuarto trimestre de 2020. “De esta manera esta ayuda no estaría vinculada a la realización de un gasto determinado, sino que estaría ligada a compensar las perdidas de la actividad”, explicó la consejera del Cabildo. Asimismo, se pidió que se permitiera la jubilación forzosa a los autónomos mayores de 62 años que se han visto afectados por el volcán y han perdido sus negocios. Medida que el ministro confirmó que va a ser estudiada para poder ser aplicada.

Finalmente, desde el Cabildo se ha vuelto a incidir en la necesidad de poner en marcha un periodo de carencia en los créditos ICO solicitados durante la pandemia. Asimismo, el ministro confirmó que va a permitir a los pescadores de La Palma que sigan dados de alta para que se puedan beneficiar de las ayudas del Gobierno. “Al tener los barcos amarrados estarán exentos de pagar la seguridad social”, señaló Díaz.

La historia de uno de tantos autónomos afectados por el volcán: “recibo ayudas de la Cruz Roja o Cáritas"

La incertidumbre es el ambiente generalizado entre los autónomos de La Palma. Uno de ellos es la propietaria del bar El Bucanero, Laly Villalba. Esta trabajadora por cuenta propia contó que los autónomos de la isla se sienten en un limbo al no poder ir a trabajar mientras siguen cumpliendo con sus obligaciones administrativas. “No sé si este mes podré acogerme al cese de actividad y tendré que pagar de nuevo a la Seguridad Social”, lamentó.

Esta autónoma canaria afirmó que tiene dificultades para acceder al cese de actividad extraordinario, dado que su local se encuentra en una de las zonas de exclusión marcado por las autoridades. “Hay muchos compañeros que ya tienen el cese de actividad, sin embargo otros, como yo, todavía no sabemos si lo vamos a recibir" comentó Villalba. Según dijo su bar El Bucanero se encuentra dentro de la zona de exclusión que las autoridades han declarado para evitar los daños colaterales del volcán. Zona en la que los autónomos apenas pueden acceder a sus locales para realizar las tareas de mantenimiento, como limpiar la ceniza expulsada por el volcán, debido a que las carreteras de acceso están totalmente cortadas. Situación que, según Villalba, mantiene en vilo a todo el tejido productivo.

Tras la pandemia, el pasado mes de septiembre marcaba un punto vital para el calendario de recuperación de muchos pequeños negocios. Sin embargo, para muchos autónomos canarios la ansiada recuperación económica ha sido engullida por el volcán. “Tuve que invertir todos mis ahorros para adecuar mi local a las necesidades de la emergencia sanitaria. Los meses de junio a agosto fueron buenos. Sin embargo, septiembre es un mes crucial para el turismo de la isla. Cientos de extranjeros ya habían realizado sus reservas, pero el volcán se lo ha llevado todo” relató la autónoma.

Actualmente, muchos autónomos como Villalba tienen que seguir cubriendo los gastos de Seguridad Social y sueldos de los trabajadores a su cargo. “El Gobierno tenía que haber dicho desde el principio que ningún negocios tendría que pagar nada en absoluto. No obstante, cada mes pierdo 1.000 euros en gastos sociales que no puedo recuperar al no poder ir a trabajar”, comentó la propietaria del bar El Bucanero. Muchos autónomos como Villalba han tenido que decir adiós a sus ahorros y actualmente, según reconoció, sólo reciben ayudas de entidades como la Cruz Roja o Caritas, mientras siguen sin respuestas efectivas por parte del Ejecutivo. “Los autónomos somos los patitos feos de este país. No quiero siquiera medir las pérdidas que ha tenido mi negocio porque me muero de la tristeza”, explicó la autónoma.

Los autónomos de La Palma se quejan de que las ayudas prometidas por el Gobierno apenas están llegando
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad