lunes. 14.06.2021

LA AIREF ASEGURA QUE SON RESTRICTIVAS Y TARDÍAS

La Autoridad de Responsabilidad Fiscal también critica al Gobierno por las ayudas directas para los autónomos

montero-calviño-ayudas-directas

Según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), organismo que presidió el propio ministro José Luis Escrivá, las ayudas directas para los autónomos en España están entre las restrictivas, bajas y tardías de toda Europa.

La Autoridad de Responsabilidad Fiscal también critica al Gobierno por las ayudas directas para los autónomos

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), organismo que presidió el actual ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, apuntó a España en su último informe del Programa de Estabilidad 2021-2024, como uno de los países que menos ayudas directas destinó a los autónomos durante la pandemia.

Según la institución independiente (cómo también criticó el Banco de España y las asociaciones de autónomos), España es uno de los estados miembro de la zona euro que menos PIB ha invertido en este tipo de subvenciones y que más tarde ha aplicado esta fórmula. De hecho, un año después del estallido de la pandemia, los autónomos no han recibido aún el dinero que ha sido transferido recientemente a las comunidades autónomas. 

Si bien es cierto que, en lo que llevamos de crisis sanitaria, el Gobierno apostó por formulas como los aplazamientos, moratorias y prestaciones, las ayudas directas por parte del Ejecutivo no se aprobaron hasta este mes de marzo y posiblemente no lleguen al bolsillo de los trabajadores por cuenta propia hasta julio

Con el objetivo de paliar los efectos de la pandemia, los estados miembros de la zona euro han adoptado diferentes medidas en política social muy parecidas. En la mayoría de los países de nuestro entorno, se han definido esquemas de garantías públicas de apoyo al empleo (tipo ERTEs) y a las rentas de los autónomos, así como exención y aplazamiento de determinados impuestos; además de un sistema de ayudas directas para trabajadores por cuenta propia y pequeños negocios, cuestiones éstas últimas en las que nuestro país se ha situado a la altura de los demás.  Sin embargo, en comparación con el resto de países de nuestro entorno, las ayudas directas a negocios en España se han adoptado más tarde, un año después del inicio de la pandemia y se han dotado con menos recursos.

España, uno de los países que menos PIB invirtió en ayudas directas a autónomos

La ausencia de estas medidas, según apunta el organismo independiente, ha hecho que España tenga una de las inversiones más bajas en relación a su PIB de toda la Unión Europea. Así, el programa de España está en el entorno de Bélgica, Irlanda y Portugal, muy por debajo de la magnitud de ayudas en Países Bajos, Alemania o, en menor medida, Francia e Italia.

Concretamente, según los datos de la AiRef, ésta sería la inversión en ayudas directas que han hecho cada uno de los países miembros.

  • Países Bajos: 3,9% del PIB para ayudas directas.
  • Alemania: 3,5% del PIB para ayudas directas.
  • Italia: 1,5% del PIB para ayudas directas.
  • Francia: 1,0% del PIB para ayudas directas.
  • Portugal: 0,7% del PIB para ayudas directas.
  • España: 0,6% del PIB para ayudas directas.
  • Irlanda: 0,2% del PIB para ayudas directas.

También son de las más tardías y con mayores restricciones de acceso

Sin embargo, la relación entre el PIB e inversión en esta fórmula de subvenciones directas a los negocios no es lo único que pone a España a la cola de sus homónimos europeos. Nuestro país también es de los pocos que han tardado un año en poner en marcha esta medida.

Los primeros programas de ayudas directas para autónomos, tal y como cita el informe de AIReF, se definieron en Europa en los meses de marzo y abril de 2020. Sin embargo en España, no fueron aprobados hasta marzo de 2021.

 Asimismo, uno de los puntos que más distancia genera entre España y el resto de países de la eurozona, son los criterios de acceso a las ayudas. En relación a los sectores que pueden percibir las ayudas directas, Alemania, Francia, Países Bajos, Portugal, Italia e Irlanda acogen a todos los sectores de su país. Por el contrario, España definió en el programa de 7.000 millones de euros de ayudas para al trabajo autónomo, a los 95 sectores más afectados por la pandemia dejando a muchos colectivos fuera de las subvenciones.  

Si bien es cierto que las CCAA podrán ampliar estos sectores e incluir a aquellos que consideren 'clave' en su actividad, lo cierto es que disponen de recursos limitados y no podrían incluir a todos. 

Ayudas directas con menos potenciales beneficiarios que en otros países

Aunque en términos generales, España estaría en la media en cuanto a horquilla que puede llegar a percibir un autónomo o empresa en estas ayudas directas, la dotación general es menor porque las restricciones de acceso son mayores, y por tanto, menos autónomos podrían acceder a estas subvenciones. 

Según dice la AiRef, estas ayudas "se han concedido con muy poca condicionalidad asociada” en los países de nuestro entorno, mientras que en España los autónomos tendrán que: pertenecer a uno de los 95 sectores marcados por el Gobierno o a otro marcado por su comunidad, y tener una caída mínima de facturación del 30%, además de no haber tenido pérdidas en 2019. 

Captura

La Autoridad de Responsabilidad Fiscal también critica al Gobierno por las ayudas directas para los autónomos