miércoles. 20.11.2019

MUCHOS DE SUS NEGOCIOS SUPERAN LOS 5 AÑOS DE ANTIGÜEDAD

El 20% de los autónomos entre 20 y 34 años tienen empleados a su cargo

El 20% de los autónomos menores de 34 años tienen empleados a su cargo
La cifra se eleva hasta el 27% en el caso de los más seniors (de 30 a 34 años), grupo que acumula el mayor porcentaje de negocios con más de 5 años de antigüedad.
El 20% de los autónomos entre 20 y 34 años tienen empleados a su cargo

Crear riqueza y empleo es una las mejores consecuencias de tener un negocio. Ésto no está reservado únicamente a las grandes compañías ni a los proyectos más maduros. También los emprendedores milennials -los que tienen entre 20 y 34 años- son capaces de generar puestos de trabajo aunque sus negocios lleven poco tiempo en funcionamiento. De hecho, el 17% de estos jóvenes autónomos ya tienen, al menos, un trabajador a su cargo, a pesar de los costes laborales que ello supone. Así se extrae de la Encuesta Funcas a Milennials.

En el desagregado por tramos de edad llama la atención que los porcentajes se disparan en los extremos. Los empleadores milenials representan el 27% dentro del grupo de los más seniors (de 30 a 34 años) y superan el 40% en el de aquellos de menor edad, (de 20 a 24 años). En el primero de los casos, la razón se encuentra principalmente en el nivel de consolidación de los proyectos. Un tercio de ellos habría superado con éxito el umbral de rentabilidad (break even point) -que suele producirse entre el primer y segundo año de vida desde la puesta en marcha- y sus negocios llevarían más de cinco años funcionando.

En cierto modo, el resultado obtenido en la encuesta de Funcas se puede significar con los valores aportados por Seguridad Social hasta el mes de junio (último informe publicado), que muestran que casi el 27% de los autónomos con asalariados a cargo cotizan al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) desde hace más de un lustro.   

En cuanto a los emprendedores más jóvenes, que sean más intensivos en creación de empleo “se podría atribuir, en parte, al tipo de negocio”, aclaró Elisa Chuliá, directora de Estudios Sociales de Funcas a Autónomos y Emprendedores. Razonamiento lógico si se tiene en cuenta que gran parte de los emprendimientos son de base tecnológica y se concentran en sectores pujantes como fintech e insurtech, inteligencia artificial y big data, logística o desarrollo de soluciones para la tercera edad. Todos ellos requieren de equipos pluridisciplinares con perfiles profesionales cualificados en cada área.

Respecto a la media de empleos que sostienen está está entre uno y dos. Algo que se corresponde con los datos del último informe GEM (Global Enterpreneurship Monitor) que señala que el 40% de los negocios en fase inicial y el 42,6% de los consolidados (más de 42 meses) cuentan con plantillas de uno a cinco empleados.

Sólo el 8% es autónomo

Los datos de la encuesta -realizada a 3.000 individuos nacidos entre 1.985 y 1.999- muestran una radiografía de cómo se distribuye el mercado de trabajo en España en función del tipo de empleo que desempeñan. Del 68% de los que están actualmente en activo, el 92% trabaja por cuenta ajena y sólo el 8% lo hace por cuenta propia. La cifra mejora ligeramente la del informe  que fija la Tasa Emprendedora (TEA) para el rango de edad de entre 25 y 34 años en el 7,5% y, en el 3,3% para los que tienen entre 18 y 24 años.

Del resultado obtenido en la encuesta “no se puede deducir que haya un alto grado de desinterés de los milennials por el autoempleo”, aseguró Chuliá, quien añadió que “hay que ser consciente de que emprender requiere impulso, ganas y aceptación de riesgos”.

Cabe resaltar que la mitad de los autónomos milennials encuestados afirman haber iniciado su actividad hace menos de dos años. Porcentaje en el que habría incidido la aprobación de la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo -que anteayer domingo cumplió dos años-, y que recoge medidas como la ampliación de la Tarifa Plana a los doce primeros meses de actividad, la compatibilización del autoempleo con el cobro de una pensión por jubilación o la posibilidad de deducirse los gastos de manutención y suministros. 

No obstante, como se ha apuntado arriba, el 30% de los negocios del subgrupo de milennials de entre 30 y 34 años habrían cumplido los cinco años de vida. Cifra que, en este caso, mejora en torno a cinco puntos la visión que dejan los datos de Seguridad Social. Si bien un 54,5% de los autónomos persona física (1.098.594) llevarían cotizando al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) más de dicho periodo, menos del 13% de los mismos (140.998) tendrían entre 25 y 39 años. Es decir, se encontrarían dentro la generación milennial.

Por otra parte, y en cuanto a las relaciones laborales de los milennials que trabajan por cuenta ajena, la encuesta de Funcas revela que el 81% trabaja en el ámbito de la empresa privada. Un 71% lo hace a tiempo completo y el 57% cuenta con contrato indefinido.

Contentos pese a que cobran poco

El objetivo más importante para siete de cada diez encuestados es “tener un buen trabajo”. Lo cual resulta paradójico si tenemos en cuenta que el 82% aseguran estar contentos con su trabajo por cuenta ajena. Satisfacción que se debe a la existencia de un buen ambiente laboral, tanto con sus compañeros y como con sus superiores. Pese a ello el 34% de los que están asalariados reconoce que está buscando cambiar de empleo. La razón, se halla en el plano retributivo, los jóvenes de entre 20 y 34 años consideran que “cobran poco”.

Los que están desempleados o, por el momento, sólo estudian (un 31% entre ambos colectivos) son moderadamente optimistas de cara a futuro. En ambos casos un 55% cree que en un corto plazo (seis meses) encontrará un puesto de trabajo adecuado a su formación.

A este respecto, la directora de Estudios Sociales de Funcas, afirmó que estos rasgos que desvela la encuesta demuestra que los milenials tienen una “inteligencia práctica. Tratan de vivir lo mejor posible en un contexto negativo”. Y concluye que son un colectivo de jóvenes “bien orientados que saben lo que quieren. Son flexibles, liberales, están preocupados por cuestiones sociales y están satisfechos desde el punto de vista del empleo. No son una generación perdida”.

El 20% de los autónomos entre 20 y 34 años tienen empleados a su cargo