martes. 25.02.2020

SUPERAN EN CASI 8.000 AFILIADOS A LOS DEL RÉGIMEN GENERAL

Los chinos se consolidan primer colectivo de autónomos extranjeros en España

Los chinos se consolidan primer colectivo de autónomos extranjeros en España

La afiliación de extranjeros al RETA crece a un ritmo del 8,40%, más de siete puntos por encima de lo que lo hace el resto de los autónomos nacionales. Por su parte, los trabajadores llegados de China que optan por el autoempleo siguen creciendo y ocupan el primer lugar entre los autónomos extranjeros. Ahora optan por negocios más especializados, muchos de éstos orientados a asesorar a los autónomos y pymes que quieren exportar o internacionalizarse en el gigante asiático. 

Los chinos se consolidan primer colectivo de autónomos extranjeros en España

Conseguir un marco de relaciones entre China y España que resulte beneficioso para los ciudadanos de ambas regiones es una de las prioridades que figuran en las agendas de los gobiernos de ambos países. Entre las razones que subyacen se encuentra el peso cada vez mayor que los trabajadores chinos tienen en el mercado laboral español, más aún dentro del colectivo de autónomos. 

“Son empresarios por naturaleza, cuando deciden emigrar lo hacen para montar una SL y generar empleo”, afirma Miguel Ángel Martín, presidente de Acocex (Asociación Española de Profesionales del Comercio Exterior). Tal es así que según los datos de afiliación de extranjeros a la Seguridad Social publicados ayer por el Ministerio de Trabajo, el número de autónomos chinos supera en casi 8.000 al de quienes trabajan para terceros. Mientras que en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) hay 55.695 afiliados de trabajadores de esta nacionalidad, en el Régimen General cotizan 47.958 chinos, una cifra algo inferior.

Además, los autónomos que provienen del gigante asiático ya se han consolidado como el grupo más numeroso entre los extranjeros que cotizan en el Régimen de Autónomos, por delante de rumanos y marroquíes, y prácticamente suponen tantos como la suma de todos los autónomos procedentes de Estados Unidos, Brasil, Argentina, Rusia y los países de fuera de la UE. 

Si bien la preferencia por el autoempleo de la comunidad china es algo que viene produciéndose desde los años posteriores a la crisis, lo que si que ha cambiado son los sectores por los que optan. Hace apenas un lustro tiendas de alimentación y almacenes de ‘todo a 100’ estaban en el top de los negocios elegidos por un colectivo integrado por 215.061 personas, según el último Observatorio Permanente de la Inmigración, correspondiente a junio de 2018, y que creció un 3,9% interanual. A día de hoy los negocios mayoristas, las franquicias -con las que reinventar y dotar de valor añadido a los negocios de sus predecesores- y las actividades profesionales son los tres principales nichos objeto de deseo. Pero es precisamente en el último ámbito en el que se da el mayor enriquecimiento en las relaciones hispano – chinas de la economía real. Muchos han puesto en marcha consultoras especializadas en asesorar a los autónomos y las pymes que quieren exportar o internacionalizarse en su país natal, China.    

Este interés emprendedor queda lejos de la leyenda urbana de los beneficios y exenciones de impuestos. “Nada más lejos. La ley es igual para todos. La diferencia es que, por su propia cultura, son más dinámicos a la hora de emprender y de generar empleo”, recuerda el presidente de Acocex. A este respecto, cada vez son más los locales (tiendas de moda y tecnología principalmente, pero también bares de toda la vida) regentados por chinos en los que todos los empleados son de nacionalidad española.      

En cuanto al resto de nacionalidades extracomunitarias, Marruecos es el segundo país que aporta más afiliados al RETA (20.604), seguido de Pakistan (8.001), Colombia (4.850) y Venezuela (5.705). 

Inversores italianos y británicos

La afiliación de extranjeros -comunitarios y extracomunitarios- al RETA crece a un ritmo del 8,4%, más de siete puntos por encima de lo que lo hace en términos generales (1,27%). En el ámbito de la Unión Europea llama la atención que, tras la rumana, son la italiana y la británica las nacionalidades que concentran un mayor número de autónomos, 26.460 y 23.835. Le siguen, de lejos, alemanes (15.703) y franceses (12.516).

La recuperación de la economía de la Eurozona  junto a las ‘gangas’ del sector inmobiliario español son los factores que se encontrarían detrás de estas cifras. De hecho, las actividades financieras y de seguros, las inmobiliarias y las de construcción con porcentajes de variación interanual del 17,61%, del 15,22% y 13,35% son las que más están creciendo en número de afiliados extranjeros al RETA.

Asimismo, desde ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) destacan  la posición de España como foco de atracción del talento internacional. “Hoy en día más de la mitad de los autónomos extranjeros se dedican a sectores que van más allá de la hostelería y el turismo. No es casualidad que los autónomos extranjeros que se dedican a actividades profesionales científicas y técnicas haya crecido en lo que va de año en casi un 10%”.

Los chinos se consolidan primer colectivo de autónomos extranjeros en España