Auguran unos costes elevados durante todo 2023

El Consejo de Economistas advierte que la inflación subyacente hará que los negocios ganen menos este año

El Consejo General de Economistas señala que la inflación subyacente en España, la más alta de la UE, se mantendrá en 2023 y será la causa de que los autónomos y negocios ingresen más pero ganen menos.

¿Por qué los negocios venden más pero facturan menos?
El Consejo de Economistas advierte que la inflación subyacente hará que los negocios ganen menos este año

Existen dos tipos principales de inflación: la general y la subyacente. El Consejo General de Economistas (CGE) advirtió que mientras la inflación general en España ha disminuido al 5,8%; la subyacente sigue siendo de las más altas de la zona euro: un 7% frente al 5.2% en Europa. Este dato, según los expertos, es importante porque se considera un indicador de los precios a medio plazo. A diferencia de la inflación general que incluye valores volátiles como el precio de la energía, productos frescos o combustibles, la subyacente es uno de los factores que explica el porqué de que los costes de los autónomos sigan al alza, ganen menos y por qué la cesta de la compra sigue encareciéndose.

La inflación subyacente es una variante de la general y se diferencian en algunos aspectos. Se caracteriza por no tomar en cuenta los alimentos sin fabricar ni los productos energéticos, ya que estos fluctúan según factores internacionales. Al haber conflictos bélicos como el de Ucrania, los precios de los alimentos sin fabricar (cereales por ejemplo) y la energía suben inmediatamente y por tanto el Índice de Precio del Consumo o inflación general lo hace también. Si esos productos se estabilizan como está sucediendo últimamente, el IPC puede bajar, pero los precios del resto de los productos manufacturados pueden seguir subiendo, es decir, puede continuar elevándose la inflación subyacente que es la que determina muchos costes de los autónomos. 

La inflación subyacente se utiliza para medir los precios a medio plazo eliminados los factores volátiles y transitorios. Y esa es la que sigue subiendo, por los que los autónomos siguen con costes asfixiantes y la cesta de la compra sigue encareciéndose. “Quizás el combustible y la luz hayan disminuido, pero no así el resto de valores con los que se confeccionan productos o se dan servicios”, afirmó Pedraza. 

Los expertos afirmaron que los trabajadores por cuenta propia deberán seguir lidiando con inflación “previsiblemente hasta el año 2024”. “La inflación subyacente en España es del 6,9%,  esto quiere decir que nuestro país, de base, tiene ese porcentaje de inflación estructural, baje o no el IPC”, concretó Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas (CGE).

“El SMI ha subido más de un 30% en dos años, en un momento en el que a los emprendedores españoles lo que más les pesa son las cotizaciones sociales, los salarios y los costes fijos”, explicó Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas (CGE). Esto se debe según Pedraza “a la subida manual de las cotizaciones sociales, salarios y otras medidas para frenar la inflación que “encarecen y dilapidan el consumo en España. Esto no es culpa de la Guerra de Ucrania, son decisiones estructurales que soportan los pequeños comercios”, aseguró Pedraza.

¿Por qué los negocios venden más pero ganan menos?

Recientemente, un estudio sobre la situación de las pequeños negocios elaborado por CEPYME señalaba que los costes de las pequeñas empresas continúan aumentando a un ritmo mayor que sus ventas, lo que provoca una reducción de sus márgenes de beneficio. Esta tendencia se ha mantenido en los dos últimos trimestres principalmente porque la inflación subyacente no ha disminuido como alertan los economistas.

En los últimos ocho trimestres, el incremento acumulado de los costes totales ha sido del 37,2%, mientras que las ventas aumentaron un 23,3% en ese mismo período. El resultado, según CEPYME, es una reducción de los márgenes y un empeoramiento de la liquidez y pérdida de competitividad de las empresas. El precio de la energía se incrementó, por tercer trimestre consecutivo, a un ritmo cercano al 100% en tasa interanual (99,8% en el tercer trimestre). Los bienes intermedios se incrementaron un 20,2% en el tercer trimestre, encadenando cuatro trimestres con un ritmo de incremento en torno al 20% interanual. El precio de los servicios para las pymes aumentó un 2,8% en el tercer trimestre, sumando también cuatro trimestres consecutivos con incrementos de los costes por encima del 2%.

Los economistas advierten a los autónomos que seguirán sufriendo la inflación durante dos años más

“La inflación no desaparecerá en 2023”, concretó Antonio Pedraza. El experto explicó que, previsiblemente, la inflación descenderá el próximo año hasta el 4,5%, pero que continuará en 2024 en torno a un 2%. Por otro lado, Pedraza matizó que la inflación estructural no desaparecerá tan fácilmente, lo que puede agravar aún más la delicada situación de los trabajadores por cuenta propia. Aún así, el experto matizó que todos estos datos se basan en las previsiones que los economistas hacen teniendo en cuenta todos los factores que influyen a la actividad y desarrollo económico,  y que pueden variar porcentualmente de aquí al próximo año, tanto para mejor como para peor. 

El problema según los economistas es que la inflación debe ser frenada y que las administraciones nacionales y europeas llegan muy tarde. “Lo que tampoco pueden hacer los autónomos es subir los precios. Si suben los precios, baja la demanda. Si suben los costes, tienen que subir los salarios. Si suben los salarios, suben los impuestos y entonces la espiral nunca acaba”, concluyó Pedraza.

El Consejo de Economistas advierte que la inflación subyacente hará que los negocios ganen menos este año