Diseño, medios de pago, público objetivo...

Crear una tienda de venta por Internet en 2023: cuatro claves que los autónomos deben tener en cuenta

El comienzo de año es un buen momento para que los autónomos se planteen ampliar sus ventas creando su propia tienda de venta por Internet A continuación, algunas claves que deben tener en cuenta antes de lanzarse.

autonomos-ecommerce
Crear una tienda de venta por Internet en 2023: cuatro claves que los autónomos deben tener en cuenta
Crear una tienda de venta por Internet en 2023: cuatro claves que los autónomos deben tener en cuenta

Enero es un buen momento del año para que los emprendedores y autónomos se replanteen tanto su presente como su futuro profesional, tomándose el tiempo necesario para proyectar nuevas ideas e innovaciones. También es una excelente oportunidad para actualizar el negocio y dar ese salto de calidad que tanto necesitan todas las empresas.

En los últimos diez años el comercio digital ha ido creciendo exponencialmente. En 2019, su cuota de mercado creció un 4,4% frente al 2,5% de la venta clásica. En el 2020, durante la pandemia, esta situación se elevó aún más cuando las ventas del comercio tradicional registraron una caída del 7,9%. Esta tendencia ha llevado al comercio electrónico a pasar de facturar 20.000 millones de euros en 2019, a más de 53.000 millones de euros en la actualidad. 

A pesar del auge de Internet y las ventas online, todavía sigue habiendo hueco para todos aquellos autónomos que quieren expandir su negocio y complementarlo con una tienda online o para aquellas personas que quieren emprender y apostar por vender sus productos en Internet. A continuación, los expertos dan algunas claves a tener en cuenta antes de crear un e-commerce.

Claves que los autónomos deben tener en cuenta antes de crear una tienda online en 2023

1. Lo simple nunca pasa de moda: si bien es cierto que la competitividad en internet es cada vez mayor y se requieren nuevos esfuerzos para destacarse en el campo visual, complicar de más las cosas puede ser un grave error que nos haga perder muchas ventas. Después de todo, las tendencias en e-commerce siguen resaltando la practicidad.

En esa misma línea, hoy en día es muy sencillo crear una tienda en línea, sobre todo con la ayuda de herramientas desarrolladoras de páginas web que hacen la tarea difícil por nosotros. Así, sólo deberemos preocuparnos por las cuestiones del día a día de nuestro negocio, al mismo tiempo que podremos detenernos en aspectos de la identidad de marca como el logo o el color de nuestra web.

2) Tener claro el público objetivo: Antes incluso de crear la tienda, es fundamental saber cuál será la audiencia para desarrollar diferentes estrategias visuales en la página, establecer un lenguaje propio, al mismo tiempo que se desarrolla la identidad de marca. Por ejemplo, a la hora de pensar en la experiencia del usuario, saber la edad  de los clientes a los que se intenta llegar es un paso clave.

Así entonces, este paso debe tenerse lo más claro posible antes de comenzar, ya que de otra forma se pueden cometer errores que doblarán el esfuerzo y, por ende, harán al emprendedor gastar el doble de presupuesto.

3) Preguntas frecuentes y atención al cliente: Una de las grandes tendencias del 2022 han sido las mejoras vinculadas a la atención al cliente. De hecho, es el parámetro prioritario que tienen en cuenta muchos usuarios antes de inclinarse a favor de una empresa respecto a otra. Por lo tanto, un error que no se puede cometer es descuidar este aspecto.

Una manera eficaz es tener a la vista y accesible una lista de preguntas frecuentes, ya que esto podrá despejar las dudas de muchos de los clientes. Es sabido en el mundo del marketing que la duda puede llevar a interrumpir una compra en línea. También son muy valorados recursos como un chat en vivo, así como un chatbot o una casilla de contacto por mail. Destacar en la atención al cliente hará que toda la marca se vea más profesional y confiable en la web.

4) Prestar atención a los medios de pago: así como han cambiado las maneras de acceder a bienes y servicios por parte de los usuarios, también lo ha hecho la manera de pagarlos. Contar con alternativas como la tarjeta de crédito o el pago en efectivo ya no alcanza. Los bancos digitales, por ejemplo, son los grandes aliados de los pequeños comercios.

De cara al 2023, ampliar y mejorar los métodos de pago para los clientes, por ejemplo aceptando Bizum, hará que la tienda online destaque por encima de la competencia. En los creadores de páginas web, existen plantillas muy prácticas para que el usuario encuentre todo lo que necesita a la hora de realizar el pago.

Crear una tienda de venta por Internet en 2023: cuatro claves que los autónomos deben tener en cuenta