La prestación ha aumentado más de 250 euros en la última década

¿Cuál es la cuantía de la pensión media de los autónomos que se están jubilando en 2022?

Los autónomos que se están jubilado en este momento perciben 250 euros más de pensión que hace una década. A pesar de ello, el colectivo sigue teniendo prestaciones muy bajas. Esto es lo que cobrarán de media si acceden a la jubilación en 2022.

autonomos-jubilacion-seguridad-social-selfie
¿Cuál es la cuantía de la pensión media de los autónomos que se están jubilando en 2022?
¿Cuál es la cuantía de la pensión media de los autónomos que se están jubilando en 2022?

Cientos de autónomos deciden cada mes poner fin a su carrera laboral, abandonar su negocio y jubilarse con una pensión que se han ganado tras haber cotizado toda una vida a la Seguridad Social. Desde 2022, los trabajadores por cuenta propia que quieran acceder a la jubilación y percibir esta prestación al completo, sin ningún recorte,  deberán retirarse una vez cumplidos los 65 años si tienen un periodo de cotización de 37 años y seis meses. En el caso de que su periodo cotizado sea inferior, deberán esperar hasta los 66 años y 2 meses. 

 

Ahora bien, acceder a la jubilación en el momento adecuado y cumpliendo los requisitos tampoco asegura a los autónomos una prestación suficiente. A día de hoy, la pensión media que cobra un jubilado del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se sitúa todavía muy por debajo de la prestación que perciben los asalariados del Régimen General, casi 600 euros menos. Fundamentalmente porque tradicionalmente, los autónomos han pagado cuotas inferiores durante su vida laboral.

Así lo reflejan los últimos datos publicados por la Seguridad Social. Según su informe mensual sobre la evolución de pensiones en vigor, en marzo de 2022 había más de 1,3 millones de jubilados del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) que cobraron una pensión media de 832,4 euros al mes (por 14 pagas). El importe medio de esta prestación fue de 831 euros en febrero y de 829 euros en enero. Si bien el aumento mensual, lógicamente, es pequeño, lo cierto es que la pensión del colectivo ha subido, de media, 250 euros mensuales en los últimos diez años.

En 2012 la pensión media de los autónomos era de 583 euros al mes y hoy es de 830

Concretamente, y según el histórico de las pensiones medias anuales publicado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), mientras que en 2012, los autónomos sólo cobraban 583 euros al mes de pensión media, en 2020, el importe de la prestación ya alcanzó los 781 euros al mes; en 2021 la pensión media del colectivo fue de 796 euros y, en este pasado mes de marzo, superó los 830 euros de media. 

Como se puede observar en las tablas que se exponen a continuación, cada año se produce un aumento de entre 20 y 30 euros sobre el importe medio de la prestación del colectivo. Esto ha hecho que en sólo diez años, entre 2012 y 2022, los trabajadores por cuenta propia estén cobrando una media de 250 euros más al mes de prestación.

Es más, si se hace una comparativa entre la prestación de 2005, hace 17 años y la pensión actual, se puede observar que los nuevos autónomos se jubilan a día de hoy cobrando 387 euros más al mes que antes.
 

Captura (13)

Fuente: ATA en base a los datos de la Seguridad Social

Captura
Fuente: Elaboración propia en base a los datos de la Seguridad Social

¿Por qué aumenta cada mes la pensión de los autónomos?

Los expertos consultados atribuyen el aumento de la cuantía de las pensiones en este colectivo a que buena parte de los autónomos han dejado, poco a poco, de cotizar por la base mínima en esta última década y han pasado a hacerlo por bases algo superiores.

Pero, además, hay otros factores que no dependen tanto del cambio de base, sino de la revalorización de las prestaciones, y la subida de las bases mínimas y máximas, que se fijan vía presupuestos, y que aumentaron en muchos de los últimos años.

Subida de las bases mínima y máxima y revalorización de las pensiones

De hecho, como ya avanzó este diario, desde el 2011, el colectivo paga 35 euros más en la cuota mínima a la Seguridad Social y 282 en la máxima. Un gasto que en este contexto de pandemia se ha hecho sentir para muchos trabajadores por cuenta propia. Sin embargo, también es cierto que, junto a las cuotas, han crecido el número de coberturas presentes y futuras que ahora disfrutan los autónomos.

En el año 2011, por ejemplo, los trabajadores por cuenta propia tenían una base mínima de cotización de 850,2 euros y una máxima de 3.230,10.  Es cierto que en los últimos tres años, dichas bases no han sufrido variación, pero sólo entre el 2011 y el 2018, la base mínima aumentó 82,5 euros y la máxima 840 euros

Esto afecta directamente a las pensiones, ya que la jubilación se calcula precisamente en función a la base de cotización de los autónomos en los últimos 25 años. Además, como apuntan las organizaciones, que el colectivo haya ido optando poco a poco por bases superiores también afecta y debería generar cada año mejores pensiones para los trabajadores por cuenta propia.

Así mismo, la revalorización de las pensiones también ha podido tener efecto sobre el aumento de las prestaciones medias. Desde que entró en vigor la reforma del Partido Popular en 2013, las pensiones han crecido un 0,25%. En el último, con el actual mecanismo de revalorización, aumentaron un 2,5%. Y estas actualizaciones han hecho que en el último lustro la prestación de los autónomos se haya revalorizado en más de 100 euros al mes.

Tres motivos por los que los autónomos siguen jubilándose con pensiones bajas

A pesar de todo, lo cierto es que las pensiones de los jubilados autónomos siguen siendo cerca de un 40% inferiores a las de los asalariados. Según explicó en anteriores declaraciones a este diario el catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social, Juan López Gandía, esto es porque "muchos autónomos ven su cotización como un impuesto y la intentan bajar al mínimo ya que, según entienden, están ahorrando, siendo que en realidad están recortando de pensiones que, más adelante, podrían ser su único sustento. Pero, todavía más preocupante es el caso de aquellos que ni si quiera saben que los autónomos pueden elegir la base que quieran. Sigue habiendo trabajadores por cuenta propia que se piensan que la cuota de autónomos es fija y pagan la mínima por desconocimiento". 

Base de cotización 

En esencia, lo que más influye para el catedrático en las pensiones tan bajas que siguen cobrando los autónomos es "la  base de cotización. La jubilación es una prestación contributiva que se calcula en función de lo que hayas aportado durante unos determinados años al sistema. La poca aportación que todavía hace este colectivo a la Seguridad Social y, por tanto, a sus prestaciones es el factor esencial que explica que haya tantos autónomos que lleven toda una vida facturando, en muchos casos, por importes elevados y terminen con pensiones que a penas les dan para vivir", explicó Juan López Gandía. Es por ello que, el mantra de "he cotizado toda mi vida para esta baja pensión" no es exacto, ya que se puede cotizar más de 40 años años y no tener derecho más que a una jubilación exigua o a una prestación por incapacidad muy pequeña si se ha cotizado por la base mínima.

Por ello, para Gandía es también importante que se flexibilice más todavía la posibilidad de cambiar de base para adaptarla a la realidad económica del autónomo. Hasta la fecha, los trabajadores por cuenta propia pueden modificar su base cuatro veces al año, "pero habría que dar incluso más libertad para ello, porque más cambios de base permiten adaptar más la cotización a un posible aumento de ingresos".

Años cotizados

Pero además, también son importantes un mínimo de años cotizados, quince concretamente. Por debajo de esa cantidad no hay derecho a prestación. Y, a partir de quince años cotizados, ese derecho va subiendo porcentualmente desde el 50% hasta el 100%, cuando se alcanzan los 35 años cotizados.

Por ello, para entender las diferencias en la prestación y las pensiones tan bajas de los autónomos, "hay que analizar también las carreras de cotización. A la hora de calcular la pensión no sólo importa la base, sino también el tiempo que se ha cotizado para obtener el 100% de la pensión o menos". 

Para el catedrático, este segundo factor influye mucho porque "la base reguladora se calcula dividiendo lo que aportas cada mes, por un determinado número de meses. Sin embargo, cuando el autónomo, por el motivo que sea, ha cotizado menos años de los que debería, se recortará su pensión en unos determinados porcentajes. A partir de los 15 años cotizados ya puede acceder a la jubilación pero imagina: una persona que haya cotizado por la mínima, que hace años no superaba los 600 euros y, además, tenga sólo 15 años de cotización a las espaldas percibirá la mitad de la pensión. Esto puede dar como resultado pensiones muy bajas. Por más que se añadan los complementos mínimos, el autónomo difícilmente va a cobrar una pensión digna". 

Cambios de régimen

El último de los motivos que explicó Juan López tiene mucho que ver con el primero: "volvemos a las cotizaciones bajas. En las pensiones de los autónomos influye mucho la trayectoria de cotización. Es muy frecuente que los autónomos vengan de cotizar los primeros años en el Régimen General por bases relativamente altas y, luego, en los últimos años, que son los que cuentan para la pensión, empiecen a cotizar como autónomos y lo hagan por bases cercanas a la mínima. Por más que hayan cotizado por bases altas durante los primeros años, lo que cuenta son los últimos y, en base a ese periodo, se calculará su pensión final". 

¿Cuál es la cuantía de la pensión media de los autónomos que se están jubilando en 2022?
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad