viernes. 24.09.2021

LOS INCREMENTOS, EN PRINCIPIO, QUEDAN CONGELADOS

El Gobierno liga la subida de los tipos y la base mínima de cotización de autónomos al acuerdo del SMI

seguridad-social-ata-upta-uatae-

La subida de las bases mínimas de cotización de los autónomos y el incremento de sus cuotas por la revalorización los tipos quedan congelados hasta que no haya un acuerdo sobre el Salario Mínimo Interprofesional

El Gobierno liga la subida de los tipos y la base mínima de cotización de autónomos al acuerdo del SMI

Hasta que no se produzca un acuerdo sobre la elevación del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), los trabajadores por cuenta propia no sufrirán ninguna alteración en sus cotizaciones. Eso es lo que establece el Real Decreto-ley aprobado el martes 26 por el Consejo de Ministros. Por un lado, el Gobierno no va a aplicar este año la subida de los tipos de cotización a los autónomos que les correspondería por Ley como ya adelantó este medio digital, aunque ahora liga este aumento a cuando se fije la revalorización del SMI que está pendiente de acuerdo con los sindicatos y la patronal. Lo que sí se sabe es que este alza no se producirá, al menos, hasta el 31 de mayo en virtud al acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y las organizaciones de autónomos. Por otro lado el Decreto también deja en manos del pacto sobre el SMI, el incremento de las bases mínimas de cotización que tampoco se hará en 2021, a pesar de que suele hacerse todos los años.

A través de la publicación Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero, en la que extiende la prestación por cese de actividad y ERTE hasta el 31 de mayo, el Ejecutivo congela la cotización de los autónomos en 2021.

En concreto, el documento señala que el objetivo de unir los tipos y las bases de cotización a este factor es “aliviar la carga que tanto unos como otros deben soportar, sin perjuicio de que, cuando exista acuerdo social sobre el incremento salarial, ello deba tener su reflejo en las cotizaciones, con el fin de no agravar el perjuicio que una medida de esta naturaleza ocasionaría al sistema de Seguridad Social, que se nutre fundamentalmente de las cotizaciones de los empresarios y trabajadores". El Gobierno quería haber aprobado la subida del SMI antes de la finalización de 2020. Sin embargo, no se consiguió llegar a un acuerdo con los agentes sociales (patronal y sindicatos) y es una de las asignaturas pendientes 2021. Las conversaciones para su negociación aún están pendientes. 

Finalmente, no se aplicará la subida los tipos este 2021

Así, una de las novedades que introduce la norma en la cotización del colectivo, y que ya adelantó este diario digital, es que la subida los tipos prevista para 2021 sólo se cobrará en el mes de enero y se paralizará -previsiblemente - el resto del año. La disposición transitoria cuarta referente a la suspensión de la aplicación del tipo de cotización de los afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) establece que “a partir del 1 de febrero de 2021 y mientras no se lleve a cabo la subida del salario mínimo interprofesional para el año 2021 no será de aplicación lo previstos en la disposición transitoria segunda del Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo”.

El pasado mes de octubre, la Tesorería General de la Seguridad Social avisó a los trabajadores por cuenta propia de una subida en los tipos de cotización, por contingencias profesionales y por cese de actividad para cumplir con lo que contempla el Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre. Es un incremento que debía haberse aplicado a la entrada de 2020 pero, sin embargo y debido a la emergencia sanitaria, acabó posponiéndose. De este modo, el pasado mes de octubre se llevó a cabo un aumento en el tipo de cotización por cese de actividad del 0,7% al 0,8% y por contingencias profesionales del 0,9% a un 1,1%.

La misma norma aprobada en 2018 preveía un nuevo incremento de los tipos en 2021. Este año debería haberse aplicado una subida del 0,3% por cese de actividad y contingencias profesionales. Y que hubiera supuesto un aumento de entre tres y 12 euros más al mes la cuota. No obstante, y gracias a la negociación de las organizaciones de autónomos (como ATA), esta subida se ha frenado como mínimo hasta el mes de mayo. Este fue el compromiso del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, con ATA. 

Por tanto, y hasta que se produzca un acuerdo sobre el Salario Mínimo Interprofesional, los autónomos seguirán pagando la misma cuota que a 31 de diciembre de 2020 (944,40 euros al mes en la base mínima y 1233,2 euros/mes en base máxima).

Se congelan las bases mínimas

El Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero también congela y une el incremento de las bases mínimas de cotización este 2021 a la subida del SMI. Por norma general, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) llevan consigo una subida de las bases mínimas para cumplir con una de las recomendaciones del Pacto de Toledo. No obstante este año será diferente.

El Ejecutivo ha decidido mantener este año la base mínima de cotización que se estableció en 2019 – pues no hubo PGE en 2020 – hasta que “se apruebe el real decreto por el que se fija el salario mínimo interprofesional para el año 2021” tal y como establece el documento. Esto hace que las bases mínimas de cotización a la Seguridad Social aplicables durante el año 2021 serán las vigentes a 31 de diciembre de 2019.

El Gobierno liga la subida de los tipos y la base mínima de cotización de autónomos al acuerdo del SMI