Consideran que 2.000 euros de condonación es restrictivo

Economistas y juristas ven "irrisorias" las quitas por deudas a Hacienda y Seguridad Social aprobadas en la ley

El proyecto de reforma de la Ley Concursal recoge un sistema de quitas de deudas de hasta 2.000 euros con Hacienda y Seguridad Social. Una cuantía que para economistas y juristas es insuficiente teniendo en cuenta que actualmente se están logrando condonaciones de hasta un millón de euros.

concurso-acreedores-autonomos
El proyecto de Ley Concursal recoge quitas de deuda pública de hasta 2.000 euros.
Economistas y juristas ven "irrisorias" las quitas por deudas a Hacienda y Seguridad Social aprobadas en la ley

El proyecto de reforma de la Ley Concursal que acaba de entrar en trámite parlamentario -fue aprobado a final de año por el Consejo de Ministros-, incluye por primera vez, un sistema de quitas para la condonación de deuda pública, de hasta 1.000 euros con Hacienda y otros 1.000 euros con Seguridad Social. Para los economistas y juristas expertos en insolvencia la cuantía es “irrisoria” y puede ser restrictiva, especialmente cuando los autónomos ya están consiguiendo ahora exoneraciones de hasta un millón de euros.

“El sistema de quitas que recoge la norma no tiene ningún sentido. Si el proyecto de ley sale adelante tal y como está, la situación empeorará para los pequeños negocios. Bajo ese marco legislativo, a los autónomos les va a ser casi imposible acceder a una verdadera segunda oportunidad” dijo el presidente del Registro de Economistas Forenses del Consejo General de Economistas (REFOR-CGE), Juan Carlos Robles.

El ejecutivo plantea en la reforma de la Ley Concursal que los trabajadores por cuenta propia puedan optar a quitas de hasta un máximo de 2.000 euros. “Las deudas para cuya gestión recaudatoria resulte competente la Agencia Estatal de Administración Tributaria podrán exonerarse hasta el importe máximo de mil euros por deudor. Asimismo, las deudas por créditos en Seguridad Social podrán exonerarse hasta el importe máximo de otros mil euros por deudor” recoge el proyecto. Esto significa que los autónomos podrán optar a una condonación de hasta 1.000 euros de sus deudas con Hacienda y hasta 1.000 euros con la Seguridad Social.

Si bien la introducción de este sistema de quitas supone un importante avance para el colectivo, pues por primera vez un texto legislativo recogería la exoneración de deuda pública. Para el presidente del REFOR-CGE, Juan Carlos Robles, el importe es insuficiente. “Nosotros no estamos de acuerdo con el sistema de quitas de hasta 2.000 euros. De hecho, consideramos que con él no se está propiciando una segunda oportunidad”.

Se están consiguiendo exoneraciones de hasta un millón de euros

Una de las mayores críticas que hace Robles al sistema de quitas que propone el Gobierno es que éste impediría a los trabajadores autónomos acceder a una “verdadera segunda oportunidad”. Según aseguró, en estos momentos los trabajadores por cuenta propia que tienen deudas con la Administración están pudiendo salir adelante porque están accediendo a condonaciones de deudas por importes superiores a los 2.000 euros que recoge el proyecto.

Según ejemplificó el presidente del REFOR-CGE, un autónomo podía acceder casi a la exoneración total de su deuda pública. “Imagina un autónomo que debe a Hacienda un total de 100.000 euros: 80.000 corresponde al importe impagado y el resto, 20.000 euros, al coste de recargos e intereses. Este puede actualmente acceder a una exoneración de hasta 60.000 euros”. Robles explicó que en el momento en el que se inicia el concurso de acreedores, la cuantía principal queda dividida en: 40.000 como privilegiado, otros 40.000 como ordinario. -El ordinario más los intereses se pueden exonerar-. “Para el resto de deuda se establece un plan de pagos de hasta cinco años, para que el autónomo vaya devolviendo al Estado lo que pueda. Pero en ningún caso serán los 40.000 que falta” dijo Robles.

Al abogado del despacho Debify, Carlos Guerrero, el sistema de quitas de deuda público de hasta un máximo de 2.000 euros que plantea el Gobierno le parece “irrisorio”, especialmente cuando Guerrero es el jurista que está detrás de la exoneración de hasta 1 millón de euros de deuda pública a una autónoma.

Éste es uno de los casos más llamativos y recientes en el ámbito de la segunda oportunidad, se trata de la sentencia emitida por el Juzgado Mercantil número tres de Palma de Mallorca que exoneró a una autónoma de pagar el millón de euros que le reclamaba la Administración pública. Un fallo que se consiguió aplicando la Ley de Segunda Oportunidad y aludiendo al fallo que dictó en 2019 el Tribunal Supremo de Justicia, donde consideró que el crédito público, al igual que los impagos a entidades privadas, debe incluirse en el sistema de exoneración.

Guerrero contó cómo tras el concurso de acreedores, el juez aceptó una exoneración de más de 988.000 mil euros y un plan de pagos a cinco años. “Conseguimos una exoneración diferida, es decir, tendrá que abonar 200 euros mensuales durante cinco años. Al final pagará 12.000 euros del millón que se le reclamaba, el resto de la deuda se elimina automáticamente", señaló.

El importe que el trabajador por cuenta propia deberá pagar en el transcurso de esos cinco años dependerá de la capacidad de pago del deudor. “Pero en ningún caso, si transcurrido ese tiempo no se abona la deuda completa, el autónomo deberá el resto de deuda que falta por pagar. Simplemente se impone un pequeño importe para demostrar el esfuerzo del contribuyente por cumplir”.

2.000 euros es “ridículo"

Para los dos expertos el importe de quitas del proyecto es muy bajo. El abogado del despacho Debify, Carlos Guerrero, afirmó que “lo que está haciendo el legislador con la creación de un sistema de quitas de hasta 2.000 euros es ridículo. Teniendo en cuenta las sentencias que están saliendo y el fallo del Tribunal Supremo de 2019, que cambió la manera de acceder a condonaciones públicas”.

A su juicio, si el anteproyecto sale adelante, tal y como está, se va a generar una “inseguridad jurídica''. Habrá jueces que sigan actuando conforme al fallo de 2019, mientras que otros actuarán en base a la nueva Ley concursal”. Y terminó diciendo que “el sistema de quitas propuesto creará un mayor número de conflictos en los juzgados”.

Opinión con la que coincidió el presidente del Registro de Economistas Forenses del Consejo General de Economistas (REFOR-CGE), Juan Carlos Niebla, que dijo que hacer ese sistema de quitas y no hacer nada “es lo mismo”. Desde que se hizo público, primero, el texto del anteproyecto de ley y, luego, el del proyecto de Ley de la Reforma Concursal, REFOR-CGE se ha mostrado crítico con el documento. Este verano presentaron alegaciones para conseguir “mejorarlo” y ahora preparan un documento de sugerencias que enviarán a los partidos políticos para que presenten enmiendas.

El proyecto de reforma de la Ley Concursal acaba de entrar en el Parlamento y hay hasta el 9 de febrero para que los grupos parlamentarios presenten enmiendas. Un plazo que, según Robes, es probable que se amplíe. En cualquier caso, el objetivo de Moncloa es tener lista la norma a finales de junio.

Economistas y juristas ven "irrisorias" las quitas por deudas a Hacienda y Seguridad Social aprobadas en la ley