También facilita la sucesión a hermanos, tíos y sobrinos

Efectos de eliminar el impuesto de sucesiones: Murcia cuatriplica las transmisiones de negocios en seis meses

Las trasmisiones de patrimonio a hijos, hermanos, tíos y sobrinos se ha cuatriplicado en seis meses tras que la Región de Murcia aprobará la bonificación del 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
Ventajas de eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones.
Ventajas de eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones.
Efectos de eliminar el impuesto de sucesiones: Murcia cuatriplica las transmisiones de negocios en seis meses

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones se convierte, en muchas ocasiones, en una traba a la hora de trasmitir un negocio a los posibles herederos. Según la Asociación Nacional Stop Sucesiones, aproximadamente el 25% de los negocios no pueden continuar en España por culpa de este tributo. Por el contrario, los territorios que bonifican hasta un tercer grado de consanguinidad (hermanos, tíos y sobrinos) han conseguido aumentar estas transmisiones. Desde su aprobación en enero del presente año, la Región de Murcia ha cuadriplicado las sucesiones en este grupo de parentesco.

Entre el 1 de enero y el pasado 30 de junio, se han presentado en Murcia un total de 1.766 autoliquidaciones dentro del conocido como Grupo III de parentesco frente a los 429 que se registraron en el mismo periodo del año anterior. En estos seis meses la implantación de la bonificación del 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones para sobrinos, hermanos y tíos “ha mejorado la riqueza y el bienestar de las empresas y los autónomos de Murcia”, afirmó en rueda de prensa el consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital de la Región de Murcia, Luis Alberto Marín, aunque el verdadero efecto es garantizar la continuidad de muchos negocios que, de otra manera habrían tenido que cerrar.

“La moderación fiscal es la mejor fórmula para hacer frente a la difícil situación económica que estamos atravesando en estos últimos años y a la creciente escalada de los precios que tanto daño están haciendo”, añadió el consejero. “Además, como demuestran los datos de la Región de Murcia, esa moderación fiscal genera una mayor recaudación porque incentiva el consumo y la inversión, y nos permite por tanto tener más recursos para invertirlos en mantener la calidad de los servicios públicos esenciales", explicó Marín.

La consejería detalló que – en el conjunto del impuesto de donaciones (incluyendo los grupos de parentesco I,II y III) – el ahorro total para los contribuyentes durante el primer semestre del año ha sido de 51,1 millones de euros. En ese periodo, el total de las donaciones ha experimentado también un crecimiento del seis por ciento, pasando de 7.960 entre enero y junio de 2021 a 8.230 durante este año.

Estas son las CCAA donde heredar un negocio puede suponer su cierre por el Impuesto de Sucesiones

La Asociación Nacional Stop Sucesiones explicó que aproximadamente el 25% de los negocios no pueden continuar en España por culpa de este tributo. Especialmente en la Comunidad Valenciana, Asturias, Aragón y Cataluña donde las bases liquidables, el porcentaje de bonificación y las limitaciones de edad dificultan la continuidad de muchas actividades incluso de padres a hijos, si contar entre o otros familiares, por el impuesto que penaliza la sucesión.

A diferencia de las sociedades, los autónomos participan con todo su capital en el negocio. El mobiliario, local y todos los inmuebles está a nombre del trabajador por cuenta propia y cuando este fallece o dona su patrimonio tributa como cualquier particular y no como una empresa. En la mayoría de las Comunidades Autónomas el Impuesto de Sucesiones y Donaciones está bonificado a más del 90% cuando se trata de una Sociedad Limitada. En el caso de los afiliados al RETA no se da esa bonificación, por lo que tienen que acogerse a la cuota que establezca su territorio”, afirmó Eligio Taboada, presidente de la Asociación Nacional Stop Sucesiones.

La peor comunidad para heredar un negocio es Asturias, a las que seguiría Aragón, Cataluña y Valencia. En el Principado la reducción autonómica del Impuesto de Sucesiones y Donaciones para cónyuges, padres e hijos que no exceda de 300.000 euros tendrán la base liquidable bonificada al 100%. Una vez superado ese margen, el primer y segundo grupo de consanguinidad, tributan al 21,25% los siguientes 56.000 euros; al 25,5% de 56.001 euros hasta 216.000 euros; al 31,25% desde 216.001 euros hasta 616.000 euros; y al 36,5% a partir de los 616.000 euros”, añadió Taboada. “Estos porcentajes distan mucho de la mayoría de los territorios – como Madrid, Andalucía o Castilla y León - donde las sucesiones están bonificadas en un 99%. Esto conlleva que los herederos de un autónomo no puedan continuar la actividad por la presión fiscal”, explicó el presidente de la asociación. Es decir, porque no pueden pagar el impuesto y se ven obligados a vender el negocio.

“Este no es el único problema. En otros territorios el impuesto sólo está bonificado hasta el 99% de padres a hijos o con límites de edad hasta los 18 años, excluyendo de la exención a otros familiares como por ejemplo un sobrino que, a lo mejor, sí quiere continuar con el negocio. Esto conlleva a que se cierren más actividades de las que se mantienen tras el fallecimiento del propietario. Y no sólo debemos tener en cuenta los que cierran, también los que se tienen que hipotecar para mantener la actividad y pagar el impuestos de sucesiones. Ni siquiera Hacienda tiene los datos de cuantos negocios cierran por esta problemática. Según nuestra experiencia podemos decir que 2,5 negocios de cada 10 no pueden continuar más allá del fallecimiento del propietario”, valoró Taboada.

Suspender el tributo para favorecer la herencia de negocios

“Hay que aplicar una supresión del impuesto tanto para los que se encuentran el Grupo I, como en el Grupo II y Grupo III. Es lo que puede solventar, en parte, la crisis económica que deja la Covid-19 y la guerra ” subrayó Taboada.

El presidente de la Asociación de Stop Sucesiones, siempre ha defendido la supresión o de reducción de este impuesto cuando se trata particularmente de la herencia de un negocio. Sin embargo, considera que se trata de una medida que “urge” aplicar en estos momentos. “Es muy importante eliminar este tributo cuando el motivo a heredar es una actividad económica. Es clave proteger el tejido empresarial y dar continuidad a los pequeños negocios que han sobrevivido a la pandemia. No tiene sentido abocar al cierre negocio, porque el heredero sea un sobrino y no hijo, y no pueda acceder por ello a la bonificación vigente”, concluyó Taboada.

Efectos de eliminar el impuesto de sucesiones: Murcia cuatriplica las transmisiones de negocios en seis meses
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad