Entrevista a Fátima Báñez, ex ministra y presidenta de la fundación CEOE

“España ha perdido más de 100.000 negocios por lo que debemos aliviar la carga fiscal de los autónomos”

La exministra de Empleo y Seguridad Social nos explica su función y papel como actual presidenta de la Fundación CEOE y habla de los problemas del tejido productivo.
Entrevista a Fátima Báñez.
Entrevista a Fátima Báñez.
“España ha perdido más de 100.000 negocios por lo que debemos aliviar la carga fiscal de los autónomos”

La Fundación CEOE es una institución dedicada a los autónomos, empresarios y pequeños negocios de España. Gracias al diálogo y la colaboración con los distintos agentes sociales, lucha por el fomento, formación y acceso a la cultura y el empleo. En su papel como presidenta del organismo, la exministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez repasó los principales proyectos de la entidad y las necesidades de los trabajadores por cuenta propia.

“España ha perdido más de 100.000 negocios desde 2021, tenemos que aliviar la carga fiscal de los autónomos”, afirmó Báñez. La ex ministra, economista y jurista española ha logrado una exitosa carrera al mando de distintas carteras como Trabajo y Seguridad Social o Sanidad. La actual presidenta de la Fundación CEOE, de origen onubense, nos cuenta de primera mano los entresijos de este nuevo proyecto tras su paso por las cortes y la actualidad del tejido productivo.

-¿Qué hace la Fundación CEOE?

- La misión de la Fundación es poner en valor el papel fundamental que desempeñan las empresas españolas en favor de la sociedad, como agentes de avance, modernización y generación de bienestar. No se nos olvide que son las principales creadoras de empleo, lo que se combina con su vocación solidaria. De esta forma, la Fundación complementa la labor de CEOE como interlocutor ante la ciudadanía y las instituciones y somos un activo de valor al servicio de las empresas y la sociedad civil.

- ¿Cuál es su función como presidenta?

- Quiero dejar claro, que la función de una presidenta no tiene sentido sin el trabajo de todo un equipo, en este caso de todos los que conforman la Fundación y también de los que nos ofrecen apoyo voluntario desde CEOE.

Por eso, prefiero recalcar que, entre todos, tratamos de impulsar y participar en acciones que proyecten precisamente esa vocación solidaria de las empresas, en colaboración con las administraciones, para, con los recursos de las compañías, poder cubrir necesidades que reconocemos en la sociedad. Todo ello, alineados con la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Por poner un ejemplo, tenemos un proyecto que hemos llamado Digitalización Sostenible, que consiste en recoger equipos electrónicos obsoletos para reacondicionarlos y poder trasladarlos a población con carencias que los necesita. Es decir, las empresas ponen recursos a nuestra disposición para que ayudemos a que muchas personas se suban al carro de la digitalización mientras, con el reciclaje de estos aparatos, cuidamos el medio ambiente.

"Un proyecto que hemos llamado Digitalización Sostenible, que consiste en recoger equipos electrónicos obsoletos para reacondicionarlos y poder trasladarlos a población con carencias que los necesita".

- ¿En qué proyectos ha trabajado la Fundación durante la pandemia?

- Además de los que ya teníamos lanzados, al poco de iniciarse la pandemia ya detectamos que había una enorme necesidad de suministros a la población en forma de alimentos o material sanitaria. Por ello, pusimos en marcha un proyecto que se llama ‘Empresas que Ayudan’, con el que logramos trasladar recursos que miles y miles de empresas colaboradoras nos donaban hasta alrededor de 350.000 personas.

Posteriormente, a medida que evolucionaba la situación, pusimos en marcha el ‘Plan Sumamos. Salud + Economía’, para, fundamentalmente, ayudar a las administraciones a desarrollar una labor masiva de testeos con el fin de controlar en la medida de lo posible la expansión de la COVID-19.

De nuevo, cuando hubo por fin disponibilidad de vacunas, ese marco de colaboración público-privada que habíamos creado evolucionó para apoyar en el proceso de vacunación de la población desde las propias empresas.

En todo ese proceso, la Fundación CEOE firmó unos 20 convenios con las comunidades autónomas, con un resultado que nos sigue llenando de orgullo. Más de 25.000 pymes y grandes empresas colaboraron con más de dos millones de test, más de un millón de vacunas suministradas a la población.

"Más de 25.000 pymes y grandes empresas colaboraron con más de dos millones de test, más de un millón de vacunas suministradas a la población".

- ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

- Siempre tenemos algo en mente o en desarrollo, pero como muestra de que nuestro compromiso sigue intacto y que el de las empresas españolas también, el proyecto ‘Empresas que Ayudan’, que lógicamente redujo su intensidad cuando pasó lo peor de la pandemia, se ha reactivado para cubrir las necesidades surgidas con la guerra de Ucrania.

En ese marco, hemos creado una plataforma que hemos llamado ‘Empresas por Ucrania’, en la que ofrecemos información y orientación formativa y de empleo a las personas que vienen de Ucrania huyendo de la guerra, para que facilitarles una rápida y efectiva integración en nuestro país.

- La Fundación también apoya el acceso a la cultura. En estos tiempos tan adversos para el ocio y el arte, ¿Qué ayudas aportó la Fundación para este colectivo?

Al respecto, estamos siendo muy activos, analizando proyectos después de haber firmado con el Ministerio de Defensa un acuerdo para impulsar y difundir el patrimonio histórico-artístico del Ejército, que no olvidemos que es el segundo tenedor de fondos de estas características en España.

Es un campo que nos interesa y apasiona y en el que esperamos tener novedades muy pronto.

- ¿Cómo ve la situación actual de autónomos y pequeños negocios en España?

-  Antes de nada, quisiera comentar que los autónomos, los pequeños negocios y las empresas en general, son un motor social en términos de creación de empleo y de compromiso con la sociedad. Y digo esto para poner en valor que, por un lado, los autónomos y las pymes han sufrido con dureza los efectos de la pandemia, y ahora también se están llevando la peor parte cuando hablamos de los efectos de la guerra de Ucrania y la escalada de la inflación.

Por otro lado, están afrontando la situación con valentía, compromiso y responsabilidad y esto merece que el Gobierno y el país en general se vuelque con ellos. En este sentido, después de que nuestro tejido productivo haya perdido más de 100.000 empresas desde 2021, debemos empujar y dar aliento a toda iniciativa emprendedora aliviando la carga fiscal que soportan las empresas, reduciendo el peso de la burocracia en el día a día de nuestros emprendedores o acercando en la medida de lo posible los fondos europeos a las pymes.

"Después de que nuestro tejido productivo haya perdido más de 100.000 empresas desde 2021, debemos empujar y dar aliento a toda iniciativa emprendedora aliviando la carga fiscal que soportan las empresas, reduciendo el peso de la burocracia en el día a día de nuestros emprendedores o acercando en la medida de lo posible los fondos europeos a las pymes".

- ¿Cómo ayuda la Fundación a este colectivo?

- Hay muchas formas de ayudar, por ejemplo, velando por su salud durante lo peor de la pandemia. Quiero recordar que uno de los hitos del Plan Sumamos fue precisamente crear un centro de testeo específico para el colectivo de los taxistas.

Sin embargo, creo que la principal forma de apoyar es yendo a la base de los problemas. España necesita impulsar vectores como la formación, la digitalización o la inclusión. Solo de esa forma podemos esperar que nazcan nuevas iniciativas de emprendimiento. Por eso apoyamos el impulso de la FP Dual desde nuestra alianza con la Fundación Bertelsmann o desarrollamos, de la mano de la Fundación ‘La Caixa’, el programa Incorpora para dar una oportunidad de empleo a aquellos que lo perdieron durante la pandemia, pero como opción para aquellas empresas interesadas en poder cubrir sus vacantes laborales.

De hecho, el 50% de las empresas que ya han acudido a la plataforma ‘Empresas por Ucrania’ en busca de candidatos para cubrir sus vacantes son autónomos y pymes. Y todo ello, claro está, contando con la propia CEOE y con ATA como organizaciones encargadas de velar de forma prominente por los intereses de todos ellos, en su interlocución directa con el Gobierno y los sindicatos en el seno del diálogo social.

“España ha perdido más de 100.000 negocios por lo que debemos aliviar la carga fiscal de los autónomos”
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad