La inflación azota fuertemente a los autónomos

Fátima Báñez: los autónomos y pymes han perdido más de 6.600 millones de euros en lo que va de 2022

La actual crisis económica está suponiendo un duro golpe para el tejido empresarial español. Las pymes y autónomos son una pieza clave para la recuperación, según la presidenta de la Fundación CEOE, Fátima Báñez.
Entrevista a Fátima Báñez.
La presidenta de la Fundación CEOE, Fátima Báñez, durante el curso de verano | Foto: Guillermo López
Fátima Báñez: los autónomos y pymes han perdido más de 6.600 millones de euros en lo que va de 2022

Los autónomos, pymes y empresas españolas están siendo duramente azotadas por la crisis económica actual. Una crisis causada por la pandemia, la guerra de Ucrania y la inflación. Solo durante el primer trimestre de 2022, las pérdidas de autónomos y pymes supusieron unos 6.600 millones de euros. Así lo ha explicado la presidenta de la Fundación CEOE, Fátima Báñez, durante la tercera jornada de los cursos de verano para autónomos y emprendedores organizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos (ATA), en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. 

Báñez señaló que no es momento de subir impuestos, sino que lo que se necesita es una bajada de los mismos. “La recaudación que estima el gobierno para todo el año solo por el efecto de la subida de la inflación superará los 13.000 millones de euros (el Estado recauda más en impuestos cuando se eleva el precio del producto o servicio). Aquí el único ganador con la inflación, en términos de recaudación, es el gobierno. Hay que devolver ese dinero al tejido productivo, a la economía real, a las familias. Así podrán afrontar esta situación temporal de inestabilidad con mejor capacidad de renta y con mejor capacidad para seguir con la actividad económica”.

“La inflación nos empobrece a todos por igual”

La inflación, sumada a la crisis causada por la pandemia y las consecuencias derivadas de la guerra en Ucrania, está causando que la situación del tejido empresarial español sea “extremadamente difícil”. El objetivo principal es alcanzar la recuperación, pero el crecimiento económico de España se ralentiza. “La inflación es el impuesto más negativo para la economía española y nos empobrece a todos por igual, familias, empresas y trabajadores. La respuesta del gobierno tiene que ser contundente y se debe apoyar a toda la sociedad española. La inflación está hoy en dos dígitos y esto preocupa y mucho. Las medidas para combatir la inflación tienen que ser la primera prioridad económica de los gobiernos”, señaló Báñez. 

 Además, los autónomos españoles se enfrentan a otros problemas añadidos, como el incremento de la deuda pública, de los tipos de interés o la alta tasa de paro, que duplica la europea. “Como sociedad hay que intentar evitar no llegar al límite de resistencia de las empresas, porque son fundamentales para la recuperación”. 

Por su parte, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, explicó durante la jornada que subir impuestos y subir cotizaciones también genera inflación, de segunda ronda. "Si hoy un autónomo o una empresa tiene que pagar más impuestos o pagar más cotizaciones, indudablemente no le queda más remedio que reducir gastos o subir precios", señaló.

Para alcanzar la recuperación necesitamos 600.000 nuevos emprendedores

Durante su intervención, la presidenta de la Fundación CEOE hizo especial hincapié en el importante papel que las pymes y autónomos han tenido -y siguen teniendo- durante la crisis económica actual. “Las pequeñas y medianas empresas y los autónomos son el motor social de España. Lo son en términos de empleo, oportunidades y también de responsabilidad social. Hay que dar gracias a las empresas, porque en esta incertidumbre están asumiendo la situación con valentía y compromiso. Los autónomos son decisivos en la lucha contra la situación que estamos viviendo”, explicó.  

A su vez, señaló el importante papel de la mujer emprendedora en España, los impedimentos que se dan en el mundo rural y las dificultades a las que se tienen que enfrentar los autónomos, no solo durante el desarrollo de su actividad, sino también antes de emprenderla. “En España, cuesta 2.580 euros emprender y la media de lo que se tarda en iniciar un negocio son 84 días, casi tres meses. La media en Europa es de 9,2 días. Tenemos mucha tarea por delante”, indicó. 

El papel de las pymes y autónomos es fundamental, ya que son las que pueden tirar con fortaleza para salir de esta crisis económica y lograr la recuperación. “Para alcanzar esta recuperación necesitamos más y mejores emprendedores. No todo son amenazas, hay que hablar de la botella medio llena y tenemos importantes palancas para esa recuperación”, explicó Fátima Báñez. 

En los últimos años, el ecosistema emprendedor ha crecido de forma exponencial. Y es que en diez años se ha multiplicado por veinte. Actualmente, España ya tiene más de 11.000 startups, situándose en el cuarto puesto de la Unión Europea, por detrás de Reino Unido, Francia y Alemania. El 25% de estas nuevas empresas están en Madrid, y Andalucía es la comunidad autónoma que más autónomos tiene, alcanzando la cifra de 565.000. “Es necesario mirar las políticas de apoyo al autónomo y al emprendimiento que se hacen en estas dos comunidades. Quizás esté ahí parte de la solución. Necesitamos más emprendedores”, indicó.

De hecho, en España hacen falta 600.000 nuevos emprendedores para alcanzar la recuperación, especialmente jóvenes, mujeres y mayores de 65 años. “Es el reto que tenemos por delante, los autónomos tienen que ser muy protagonistas de la recuperación española”, dijo. 

Por cada diez hombres que emprenden, lo hacen nueve mujeres

Uno de los aspectos más relevantes que está marcando un antes y un después en el tejido empresarial español es el papel de la mujer emprendedora. “España está cambiando, la mujer está siendo protagonista del emprendimiento en nuestro país, se han incorporado con fuerza a emprender. España está haciendo de la igualdad de oportunidades una palanca real en el emprendimiento”, recalcó Fátima Báñez. De hecho, en 2022, por cada diez hombres que emprenden, lo hacen también nueve mujeres. En Europa, por cada diez hombres, lo hacen seis mujeres.

Fátima Báñez y Lorenzo Amor durante el curso de verano de ATA. | Foto: Guillermo López

El tiempo medio para iniciar un negocio en España es de 84 días

Fomentar el talento emprendedor es clave para la supervivencia de la economía española. “Hay dos grandes medidas que favorecen el emprendimiento y el talento autónomo: no estorbar y ayudar todo lo que se pueda. Es importante evitar trabas burocráticas. Hoy por hoy, cuesta 2.580 euros emprender en España y la media de lo que se tarda en iniciar un negocio son 84 días, casi tres meses. La media en Europa es de 9,2 días. Tenemos mucha tarea por delante”, señaló Báñez.

La complicación que supone hoy en día emprender en España se incrementa exponencialmente en el mundo rural, donde escasean los emprendedores jóvenes y la digitalización. “Hay pocos emprendedores jóvenes, en las zonas rurales solo el 4% son menores de 34 años. La mayoría superan los 65 años. En la España de la digitalización deberíamos animar a emprender en todo el territorio nacional, sin dejar a un lado las zonas rurales”. 

“No hay ningún negocio, en ningún rincón de España, que no se pueda poner en marcha con éxito. Hace falta una idea, menos trabas administrativas, financiación y un apoyo al tejido productivo permanente”, explicó Fátima Báñez. En este contexto, la presidenta de la Fundación CEOE señaló que las necesidades básicas para la recuperación y el impulso del emprendimiento son la financiación y la formación.

Un tercio de los autónomos emprende por necesidad

Si hay algo en lo que España supera al resto de países de Europa es que una gran parte de los autónomos toma la decisión de emprender por pura necesidad. El 38% de los emprendedores de España se han visto motivados por esto, mientras que en la Unión Europea son el 24%. “Para muchas personas que han sufrido la crisis, emprender ha sido un refugio para buscar su modo de vida. Esto ha hecho que nazca un nuevo emprendedor que crea riqueza y empleo en España, pero no debería nacer un negocio por necesidad. Lo que debería ser es que cualquier idea tenga el apoyo suficiente para llegar a convertirse en un proyecto empresarial. Necesitamos empresas que sigan invirtiendo y creando empleo”, señaló Báñez. 

“El futuro se escribe con una palabra: confianza. Hace falta confianza para alcanzar esa recuperación. No es momento de subir impuestos, es momento de bajarlos. La recaudación que estima el gobierno para todo el año supera los mil millones de euros. Aquí el único ganador con la inflación, en términos de recaudación, es el gobierno. Hay que devolver ese dinero al tejido productivo, a la economía real, a las familias. Así podrán afrontar esta situación temporal de inestabilidad con mejor capacidad de renta y con mejor capacidad para seguir con la actividad económica”, concluyó. 

Fátima Báñez: los autónomos y pymes han perdido más de 6.600 millones de euros en lo que va de 2022
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad