martes. 28.09.2021

ARREMETE CONTRA LA ECONOMÍA SUMERGIDA

Garamendi anima a las CCAA a bajar los impuestos a los autónomos haciendo una “armonización fiscal a la madrileña"

garamendi-asamblea-2021
Antonio Garamendi, durante la Asamblea General de CEOE 2021.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, animó a las CCAA a bajar los impuestos a los autónomos haciendo una “armonización fiscal a la madrileña”. Además criticó el 24% de economía sumergida que sufre el país y que perjudica especialmente a los negocios que pagan sus impuestos.

Garamendi anima a las CCAA a bajar los impuestos a los autónomos haciendo una “armonización fiscal a la madrileña"

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, animó a las CCAA a hacer uso de su autonomía y aprobar mejores condiciones fiscales a los autónomos y pequeños negocios. Cree que con ello se ayudaría a la recuperación económica. Según dijo, la reforma del sistema fiscal es uno de los tres temas que se están negociando en el seno del diálogo social - patronal, sindicatos y Gobierno - junto al de las pensiones y el del mercado laboral.

Durante el cierre de la Asamblea General de CEOE 2021, Garamendi se posicionó en contra de la petición de armonización fiscal que durante los últimos meses habían solicitado diferentes comunidades autónomas al Ejecutivo. En concreto, diversas personalidades como el presidente de la Comunidad Valencia, Ximo Puig, o el portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Gabriel Rufián, habían reclamado al Gobierno públicamente una armonización fiscal autonómica. A su modo de ver, la capacidad que tienen las regiones de cambiar y modificar los tipos impositivos - como el impuesto de sucesiones y donaciones, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Acto Jurídicos Documentados, entre otros- estaba generando un “dumping fiscal” entre las autonomías; haciendo que unos territorios fuesen más atractivos fiscalmente que otros.

Sin embargo, para el líder de los empresarios, las CCAA deben hacer uso de su capacidad legal para realizar cambios fiscales y, sobre todo, para realizarlos en favor de los pequeños negocios: “con la fiscalidad ocurre algo curioso, porque tenemos un sistema de autonomías con unas competencias en las que cada uno puede implementar los cambios que quiera. Por lo tanto, si alguien quiere armonizar, que lo haga a la madrileña” defendió Garamendi haciendo referencia al anuncio de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sobre una nueva bajada de los tipos de IRPF para 2022  que convertirá a esta comunidad en el territorio donde autónomos y asalariados paguen el impuesto sobre la renta más bajo de España

Según el presidente de la patronal, la política fiscal que se lleva aplicando en los últimos años está ayudando a la creación de pequeños negocios: “tenemos claro que con más bases imponibles y menos tipos, se demuestra que se mejora ampliamente la actividad económica”. A su modo de ver, la necesidad de una reforma del sistema fiscal deriva de una mala gestión pública de los recursos públicos: “tenemos estudiar y ver cómo hacer una mejor gestión del Estado, de las CCAA, de los ayuntamientos. Porque realmente hay muchos trámites administrativos y duplicidades” que dificultan el desarrollo de los pequeños negocios.

Los autónomos lidian con un 24% de economía sumergida

Garamendi también comentó en su discurso algunas de las conclusiones más novedosas en materia fiscal a las que habían llegado diferentes informes del Instituto de Estudios Económicos (IEE). Una de las primeras es la alta presión fiscal que hay en España: “Es verdad que en España si divides lo que recauda (Hacienda) por el número de españoles, el planteamiento impositivo es menor. Pero también es verdad que si se divide lo recaudado por el número de españoles que pagamos (impuestos) realmente, se observa como esta presión es superior” ejemplificó Garamendi.

Ahí es donde se encuentra el problema de la economía sumergida que sufre el país y que afecta muy especialmente a los pequeños negocios. Según Garamendi, la economía sumergida ronda en España el 24% del PIB, frente al 13% que supone en la media europea. “Es gente que no sólo es insolidaria con el sistema, sino que está haciendo un dumping directo contra todas aquellas personas que lo hacen bien, especialmente autónomos y pymes” dijo el presidente de la CEOE.

“Nos gusta la música de la reforma de pensiones”

En cuanto al resto de reformas que se está negociando en estos momentos en el diálogo social, Garamendi se refirió a la de pensiones y la "contrarreforma laboral". Respecto a la primera dijo que “se está trabajando” y que de momento “la música suena bien”. No obstante, antes de confirmar cualquier avance subrayó que “hay que ver hasta dónde llega la letra”, para asegurar finalmente la llegada a un acuerdo en materia de pensiones entre el Gobierno y los agentes sociales.

Sobre la segunda, Garamendi afirmó tener “una oposición frontal”. Según explicó, desde CEOE no pueden aceptar una propuesta para modernizar el mercado laboral que esté sesgada: “Creo que hay mucha ideología en los papeles que nos llegan del Gobierno, pero ello no va impedir que CEOE se siente a la mesa. Que estemos en contra de la propuesta del Ejecutivo, no significa que no estemos diciendo que no se puedan mejorar las cosas...Pero no tal y como nos la están planteando en estos momentos".

Por último, Garamendi mencionó otra de las reformas pendientes por el Gobierno y crucial para los pequeños negocios: la mejora de la Ley de Segunda oportunidad. “Desde CEOE animamos a que se tenga un punto de solidaridad con las empresas que han cerrado, y también punto de solidaridad con todas esas personas que se han quedado fuera para que puedan volver atrás en el sistema” dijo. Y reclamó expresamente una “segunda y tercera oportunidad para ellos, algo que en otros países ya se hace”.

Garamendi anima a las CCAA a bajar los impuestos a los autónomos haciendo una “armonización fiscal a la madrileña"