Miércoles. 24.04.2019

UN AHORRO DE 235 MILLONES PARA LOS CONTRIBUYENTES

El Gobierno andaluz decide bajar la presión fiscal de los autónomos

Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía.
Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía.

“Una verdadera revolución fiscal”, así definió el pasado jueves el presidente de la Junta de Andalucía la firma de un real decreto que reducirá la presión fiscal de los autónomos. Afecta al Impuesto de Sucesiones, el IRPF, el de Actividades Jurídicas Documentadas(IAJD) y el de Transmisión de Patrimonios (ITP), dejando a Andalucía, por primera vez, entre las comunidades con menor presión fiscal.

 

El Gobierno andaluz decide bajar la presión fiscal de los autónomos

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, firmó el pasado jueves el Decreto ley en materia de tributos cedidos para el impulso y dinamización de la actividad económica, mediante la reducción de diversos gravámenes. “Una verdadera revolución fiscal”, así definió el presidente de la Junta la aprobación de este paquete de medidas, que incluye la práctica supresión del impuesto de sucesiones y donaciones; la rebaja del IRPF y del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y así como en el de Actos Jurídicos Documentados. Según una nota de prensa de la Junta, el decreto se “publicará inmediatamente en un BOJA – Boletín Oficial de la Junta de Andalucía- extraordinario y será efectivo a partir de hoy”.

El protagonista de la jornada fue el impuesto de sucesiones. Durante años, Andalucía ha cargado con la losa de ser la comunidad en la que más caro sale heredar. La puesta en marcha de estas medidas rebajará la presión fiscal al nivel de las comunidades con menos impuestos como Madrid, La Rioja o Murcia. Se prevé que los contribuyentes se ahorren nada menos que 235 millones de euros con estas rebajas fiscales. En relación a los emprendedores, Moreno apuntó que “son muchos los padres que quieren donar a sus hijos las explotaciones ganaderas y agrícolas y que ahora no tendrán que pagar impuestos para continuar con el negocio.”

Para ejemplificarlo, el presidente de la junta andaluza propuso el caso de una donación de 10.000 euros de un padre a un hijo. Antes de esta reforma se tendría que pagar por ello 782 euros en impuestos mientras que a partir de ahora esta cifra se reduce a 7,82 euros. El impuesto de sucesiones no es el único afecto a estas medidas. Con la puesta en marcha del Decreto se reducirán IRPF, Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) e Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, algo que afectará en buena medida a los autónomos.

 Reducción de IRPF, ITP e IAJD

La reforma que va a impulsar el actual Gobierno colocará a Andalucía entre las comunidades autónomas con el IRPF más bajo. Así reducirá el número de tramos de la escala autonómica del IRPF y los tipos impositivos dejando la horquilla del 9,5% al 22,5%.

En cuanto a los negocios que quieran adquirir inmuebles, tienen la posibilidad de tributar por esta compra a través del IVA, o bien acogiéndose a la exención del IVA prevista por la ley, a través del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). El Gobierno Andaluz va a bajar los impuestos a los autónomos y a los negocios al derogar el aumento fiscal -al 2%- que se les impuso con el anterior ejecutivo en el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Algo de lo que, según aseguraron desde la Junta “se beneficiarán cerca de 5.000 autónomos y pequeños empresarios”.

Desde ATA Andalucía se valoró de forma muy positiva este anuncio. “Este es el camino a seguir, una auténtica revolución fiscal que conllevará un efecto dominó ya que nuestra economía se dinamizará, permitirá a los andaluces disponer de mayor liquidez, se incrementará el consumo y con ello, se  elevará directamente la actividad de los autónomos, con lo cual muchos de ellos tendrán que contratar” señaló Rafael Amor, presidente de la asociación de trabajadores autónomos andaluza.

Desde una nota de prensa publicada por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores autónomos indicaron que para Amor, que la reforma se centre, “de un lado, en el impuesto de sucesiones y donaciones  permitirá que Andalucía se quite el cartel de que heredar es más costoso que lo heredado. De otro lado, que se rebaje el tipo máximo del IRPF progresivamente hará que Andalucía sea una de las comunidades donde menos se tributará”.

También, desde la asociación de autónomos Andaluza, consideraron que el establecimiento de un tipo reducido para los impuestos de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO) y AJD resultará beneficioso para los autónomos y los negocios, ya que “contribuirán de manera eficaz a dinamizar nuestra economía y con ello la generación de empleo y riqueza” concluyeron.

El Gobierno andaluz decide bajar la presión fiscal de los autónomos