Según el informe de la consultora al que ha tenido acceso este diario

KPMG afirma que el 98% de los pequeños negocios no han accedido a las ayudas de los fondos europeos

Según un reciente informe de la prestigiosa auditora y consultora KPGM, remitido a este diario digital, menos de un 3% de autónomos y pymes -alrededor de 70.000 negocios- han podido acceder a alguna de las ayudas del Gobierno financiadas por los fondos europeos.
ayudas kit digital autónomos
KPMG afirma que el 98% de los pequeños negocios no han accedido a las ayudas de los fondos europeos
KPMG afirma que el 98% de los pequeños negocios no han accedido a las ayudas de los fondos europeos

Ya ha pasado más de un año desde que el Gobierno dio el pistoletazo de salida a las primeras convocatorias de ayudas de los fondos europeos y menos de un 3% de los negocios han accedido a alguna de ellas. Según el primer informe Hiscox de pymes y autónomos en España, remitido a este diario digital por la consultora internacional KPGM, sólo un 2,4% de todos los negocios españoles han accedido a una de las convocatorias de los Fondos Next Generation UE. El porcentaje es aún menor en el caso de los trabajadores por cuenta propia.

El Gobierno pretende canalizar estos fondos europeos a través de distintas ayudas y licitaciones para administraciones públicas, particulares, grandes empresas, autónomos y pymes. La convocatoria más conocida dirigida a los pequeños negocios es el Kit digital, pero hay muchas otras a las que pueden acceder. De hecho, a partir de septiembre, el Gobierno prevé lanzar más de un centenar de subvenciones provenientes de Europa, incentivos al empleo, o ayudas a la digitalización, para el desarrollo de competencias digitales o ciberseguridad entre los negocios, así como para la reducción de la brecha de género, el apoyo a las empresas rurales, o el impulso de los negocios relacionados con el turismo, la cultura y el deporte, entre otras.

A pesar de la variedad de opciones disponibles para los autónomos y negocios de todos los tamaños, la encuesta publicada a finales de septiembre por KPGM muestra que sólo un 2,1 de los autónomos sin asalariados y un 2,7% del resto de pequeños negocios han accedido a una de las convocatorias financiadas por los Fondos Next Generation UE. Según los expertos consultados estas cifras no se deben al desinterés de los trabajadores por cuenta propia y empresas por estas subvenciones o licitaciones, sino a muchos problemas en su gestión, como pueden ser la excesiva atomización de las convocatorias, los requisitos y exigencias demasiado estrictas, la excesiva burocracia o la falta de agilidad en la tramitación. 

Menos de 70.000 autónomos y pymes han accedido a las ayudas europeas y apenas 200.000 pretenden hacerlo

En la encuesta publicada por KPGM sólo se contabilizan 2,91 millones de autónomos sin asalariados y pymes en España, posiblemente porque se excluye del recuento a algunas figuras como los autónomos colaboradores, administradores de empresas y societarios. Aunque el número de autónomos y empresas de menos de 250 trabajadores en España sería más, el informe sirve igualmente para medir el escaso impacto que los fondos europeos están teniendo en la economía.

La consultora utiliza los datos ofrecidos por el Ministerio de trabajo y divide las pymes en dos categorías: autónomos o cualquier negocio sin asalariados -que serían 1,6 millones- y el resto de empresas con entre 1 y 250 trabajadores a cargo -1,3 millones-. En base a estos datos, serían 34.000- un 2,1% del total-, los negocios sin asalariados que habrían accedido a los fondos Next Generation UE. Y sólo 35.000 pequeños negocios con asalariados habrían solicitado una de estas ayudas o licitaciones.

Apenas 200.000 empresas prevén acceder a una de las convocatorias europeas

Y el número de negocios que pretenden acceder en estos meses a los fondos Next Generation no es mucho mayor. Según la encuesta, serían poco más de un 10%, alrededor de 200.000, las empresas que tienen previsto optar a una de las convocatorias europeas. En el caso de los autónomos sin asalariados serían sólo un 5,2%, aunque para el resto de pequeños y medianos negocios con asalariados, la cifra asciende al 16,2%.

El porcentaje de negocios que han accedido a una convocatoria de fondos europeos aumenta si sólo se tienen en cuenta a los negocios con una facturación de más de cinco millones de euros anuales: un 12,5% han solicitado una de estas ayudas. Esto demuestra que, a pesar de que muchas convocatorias están específicamente destinadas para las pymes y autónomos, sigue habiendo muchas barreras de entrada para los negocios más pequeños.

Los seis problemas que tienen los negocios con los fondos europeos, según la CEOE

En un reciente informe la Confederación Española de Organizaciones Empresariales identificó cuáles son los principales problemas de acceso a los fondos para los autónomos y las empresas. Y además asegura que estos “no han variado” desde el principio. Es decir, no han sido corregidos por la Administración

  1. Muchas convocatorias y de muy poca cuantía económica. La “atomización” de las iniciativas que se están poniendo en marcha con el dinero de los fondos europeos es uno de los principales problemas que presenta el gasto de los mismos. Esto “supone una dificultad tanto para las empresas como para el sector público. Y puede reducir el impacto transformador de los fondos” recoge el Informe.
  2. Requisitos muy altos para que los autónomos puedan acceder: las exigencias y requisitos de muchas convocatorias está impidiendo que los pequeños actores del tejido productivo, como son los autónomos y las pymes, puedan acceder a fondos. Más específicamente, como señala la CEOE en el documento, “los plazos de algunas convocatorias, los porcentajes de cofinanciación elevados y el diseño de las convocatorias”. Para evitar este hándicap, la CEOE apuesta por trabajar conjuntamente tanto con la Unión Europea, como a nivel nacional para “asentar criterios homogéneos sobre la subvencionabilidad del IVA”.
  3. Poca originalidad en las convocatorias. La CEOE denuncia que hay una “continuidad” en las ayudas que se están poniendo en marcha, ya que son muy similares a las de ejercicios pasados, lo que “supone un problema, pues los retos de España, asociados a la transición digital y ecológica, exigen convocatorias disruptivas y adaptadas a las necesidades actuales de las empresas”.
  4. La falta de agilidad administrativa. Según el Informe, “aunque se han dado pasos para lograr una mayor rapidez en la tramitación de los procedimientos administrativos, vemos con inquietud que todavía no se han desplegado los efectos completos del Real Decreto-Ley 36/2020 y que su tramitación parlamentaria sigue bloqueada por la Mesa del Congreso (tras más de 50 prórrogas), por lo que no pueden incorporarse mejoras al texto a través de enmiendas”.
  5. La excesiva centralización de las convocatorias, que impide la agilidad y la adaptación de su objeto a la realidad de cada territorio.
  6. Las licitaciones que se quedan "desiertas". La CEOE cuantifica en el documento, en base a los datos de la AIREF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal), que el 10% de las licitaciones con cargo a los fondos públicos no son solicitadas por ningún autónomo o empresa porque la Administración no ha actualizado el presupuesto de los proyectos en función de la inflación.

KPMG afirma que el 98% de los pequeños negocios no han accedido a las ayudas de los fondos europeos
Advertisement