lunes. 27.09.2021

Montoro aplicará medidas “muy ambiciosas” contra la morosidad

Durante su intervención en el Pleno del Congreso ha anunciado que revisará todos los contratos públicos para garantizar que se cumple “escrupulosamente” con la Ley de Morosidad.
Montoro aplicará medidas “muy ambiciosas” contra la morosidad

De buenas intenciones está el infierno lleno. Este dicho popular bien puede aplicarse a lo que ocurre con la morosidad en España. Una vez más el ministro de Hacieda y Función Pública, Cristóbal Montoro, se ha comprometido a aplicar medidas “muy ambiciosas” contra quienes pagan tarde, mal y, en algunos casos, nunca a sus proveedores. Lo hacía esta mañana durante el Pleno del Congreso de los Diputados donde ha anunciado que su departamento revisará uno a uno todos los contratos públicos para garantizar que se cumple “escrupulosamente” con los plazos estipulados en la Ley de Morosidad.

La pregunta está en ¿qué pasará con quienes incumplan? Mientras no se desarrolle un régimen sancionador la respuesta es nada. En este sentido Montoro se ha mostrado dispuesto a llevar adelante las iniciativas acordadas entre Ciudadanos y el Partido Popular en el pacto de gobernabilidad. Entre ellas, y además de la de aprobar el citado régimen de sanciones, la exigencia de que las grandes empresas que contraten con la administración certifiquen de forma auditada que cumplen con los PMP (Periodos Medios de Pago) estipulados en la Ley así como el incentivar la aplicación del régimen de IVA de caja.

Precisamente la pasada semana se producía, también en el Congreso, una reunión entre Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y Antoni Cañete, presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), en la que Rivera insistió en que antes de que finalice el mes de junio llevará “si o sí” el régimen sancionador. Así las cosas desde la formación naranja se plantean dos opciones: vía Ley de Morosidad, para lo que se tomaría como referencia el modelo francés aunque adaptando las cuantías a la realidad económica de España; o vía Ley de Contratación Pública, por la que se impediría licitar a las empresas morosas y, por tanto, contratatar con la administración.

No es la primera vez

 

No es la primera vez que Montoro realiza un anuncio de este calado. El pasado mes de enero durante su comparecencia en la Comisión de Hacienda y Función Pública adelantó que penalizaría fiscalmente a quienes incumpliesen. De llevarse adelante, lo factible es que esta última medida recaiga sobre las deducciones del IVA, impuesto que afecta al 100% de las empresas.

Cabe recordar, además, que durante la I Cumbre contra la Morosidad organizada por la PMcM en 2013, el propio Cristóbal Montoro se comprometió a poner en marcha casi de inmediato un régimen con sanciones ejemplares para quienes se demorasen más de 60 días en pagar. Anuncio que contó con la aquiescencia y respaldo de todos los grupos políticos y que ha vuelto a ser reiterado cual mantra en las sucesivas Cumbres anuales.

En relación a las cifras, y pese a la reducción de unos 29.000 millones de euros en cuatro años, la deuda comercial viva de la Administración con sus proveedores, se sitúa en el entorno de los 6.000 millones de euros, tal y como ha reconocido esta misma mañana el ministro de Hacienda. Además los PMP se sitúan en 71 y 77 días en la Administración y el sector privado respectivamente. Incumplimientos de 41 días en el primero de los casos y 17 días en el segundo, que motivaron que Bruselas abriera expediente el pasado mes de febrero a España. Así las cosas se otorgó de plazo hasta el mes de abril para que se procediera a corregir la legislación, en caso contrario la Comisión Europea estudiará multar a España.

Montoro aplicará medidas “muy ambiciosas” contra la morosidad