lunes. 01.06.2020

Y QUE PUEDAN RENUNCIAR AL RÉGIMEN DESDE EL 20 DE ABRIL

Los técnicos de Hacienda piden reducir impuestos a los autónomos en módulos

Los técnicos de Hacienda piden reducir impuestos a los autónomos en módulos
Los autónomos que están en módulos pagan siempre los mismos impuestos, tengan beneficios o pérdidas. El problema es que la crisis del COVID-19 ha hecho que muchos dejen de facturar. Por eso, los técnicos de Hacienda han pedido al ministerio que les reduzca los impuestos durante este periodo excepcional. 
Los técnicos de Hacienda piden reducir impuestos a los autónomos en módulos

Casi medio millón de autónomos, transportistas, taxistas, peluqueros, hosteleros, pequeños comerciantes o talleres, tributan por el sistema de módulos. Para ellos -los denominados 'moduleros'-, este régimen ofrece dos ventajas. En primer lugar, que es el más sencillo de todos, desde el punto de vista administrativo. A efectos fiscales, no hay que declarar ni los ingresos, ni los gastos ni los beneficios. Por tanto no es necesario llevar una contabilidad del negocio. 

La segunda ventaja de este sistema es que se paga a Hacienda siempre lo mismo. Al estar sujetos a unos indicadores previos, no tienen variaciones. Da igual si se han obtenido más beneficios. Sin embargo, esta ventaja, en circunstancias como las que está atravesando ahora mismo España, se ha convertido en una desventaja. Los autónomos en módulos no pagan más impuestos por tener más beneficios, pero tampoco pagan menos por tener más pérdidas. Y esto, es un problema en plena crisis del Covid-19, cuando pocos -por no decir ninguno- de los autónomos se han librado de una caída de ingresos o, en muchos casos, de una suspensión inmediata de su actividad.

El  problema es que el Régimen de Módulos está diseñado específicamente para actividades pequeñas, con niveles relativamente bajos de facturación. Esto significa que cientos de miles de autónomos van a tener que seguir pagando los mismos impuestos a pesar de que el Covid-19 se haya podido llevar por delante buena parte de sus ingresos, sino todos.

Teniendo en cuenta que estos negocios que tributan en el Régimen de Módulos tienen que seguir pagando las mismas cantidades, aunque su actividad se haya reducido considerablemente, o incluso hayan tenido que cerrar como consecuencia del coronavirus, los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), han pedido a la ministra, María Jesús Montero, que adopte dos medidas cuanto antes, para proteger su actividad.

Dos medidas para proteger a los autónomos en módulos

En primer lugar, los técnicos de Hacienda solicitan que se autorice una reducción temporal y selectiva del rendimiento anual de los módulos del método de estimación objetiva en el IRPF y régimen simplificado de IVA por estas circunstancias excepcionales y mientras duren los efectos económicos generados por el COVID-19.

Para Gestha, esa reducción debe ser temporal y calculada de forma proporcional al tiempo de duración de la crisis sanitaria, con un periodo añadido para la recuperación económica de cada actividad. Igualmente, proponen que la reducción sea selectiva, puesto que afecta de forma desigual a los distintos sectores de actividad que pueden acogerse a la estimación objetiva en el IRPF.

Por otro lado, la segunda medida que los técnicos de Hacienda piden al Ministerio, es que abra un nuevo plazo para que, de forma extraordinaria, puedan optar a renunciar al régimen de estimación objetiva del IRPF y régimen simplificado de IVA, después del primer pago el 20 de abril -si bien con efectos del 1 de enero de 2020-, para aquellos empresarios a los que individualmente la reducción que se pueda autorizar no refleje suficientemente la situación económica de su negocio, incluso con posterioridad al final de la crisis sanitaria.

Los técnicos remarcan que la medida que proponen consiste en abrir una opción de renuncia extraordinaria después del 20 de abril porque se puede renunciar de hecho hasta ese día si se presenta la declaración del pago fraccionado y del IVA del primer trimestre de 2020 conforme al método de estimación directa del IRPF y el régimen general del IVA. Así que esta marca puede servir de recordatorio y aviso a los empresarios que así lo decidan.

Gestha también plantea que esa renuncia extraordinaria, transcurrido el 20 de abril, se apruebe con la singularidad de que, por una vez, no se aplique la duración mínima de tres años que obliga la renuncia con la normativa vigente.  En estos casos, estos empresarios tributarían en Renta, en general en la modalidad simplificada del método de estimación directa, por la diferencia entre las ventas y gastos que realmente tengan durante este año. Y también tributarían en IVA por la diferencia entre las cuotas de IVA que figuren en las facturas emitidas y recibidas.

Además del problema que tienen los 'moduleros' de estar tributando por encima de lo que realmente  ingresan - siendo que, justamente, este sistema está diseñado para lo contrario, es decir, aliviar las cargas fiscales de los más pequeños- , estos trabajadores autónomos tampoco pueden acceder a la única ayuda del Gobierno que podría ayudarles si se ven obligados a cerrar su actividad, el Cese de actividad extraordinario. Por las características del régimen en el que tributan, están teniendo dificultades para acceder a esta prestación. 

Muchos autónomos en módulos no pueden acceder al cese de actividad

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) lleva años denunciando que muchos profesionales no pueden optar de forma efectiva a la prestación por cese de actividad debido a que la la ley establece condiciones inasumibles para muchos y a pesar de que todos los trabajadores por cuenta propia cotizan por ella desde enero del 2019. Los autónomos que tributan por módulos no pueden acreditar pérdida de ingresos ya que no tienen obligación de registrar ni su facturación, ni sus gastos.Y la ley exige que se demuestre una caída de ingresos.

Aunque el Gobierno ha introducido algunas novedades en esta prestación para facilitar el acceso a los autónomos que se hayan visto obligados a cerrar, los expertos insisten en que, hasta ahora, la normativa venía excluyendo del cobro de la prestación al 40% de las solicitudes por las condiciones impuestas. De hecho muchos colectivos de autónomos, como los taxistas o los transportistas han denunciado que, efectivamente, están teniendo problemas para acceder a esta prestación. 

Una de las razones que están impidiendo, por ejemplo, a los taxistas , acceder a la prestación es el simple hecho de cotizar por estimación objetiva, también conocida como módulos. “La gran mayoría de los autónomos que se dedican al sector del taxi está en módulos y tiene un montón de dudas sobre cómo se va a aplicar el cese de actividad extraordinario a nuestro sistema de cotización” explicó Miguel Ruano,  presidente de la Federación Andaluza del Taxi (FAAT),

Según denuncian varias asociaciones de diversos sectores, los 'moduleros', no pueden acreditar la caída del 75% que exige la norma para acogerse a la prestación. Aseguran, incluso, que el problema no está en llegar al porcentaje de caída que exige el Real Decreto-ley 8/2020, pues dicen tener pérdidas del 80% o 90%, sino en cómo acreditarlo.

Cabe recordar que a aquellos que cotizan por estimación objetiva no se les exige llevar un libro de cuentas y, por tanto, no pueden justificar nada vinculado a sus ingresos. “Sólo sabemos que serán la mutuas las que se encargarán de gestionar la prestación y sabemos que se podrán solicitar presentando una declaración jurada, pero seguimos sin saber cómo los que estamos en módulos vamos a poder acreditar esas pérdidas” explicó el presidente de la FAAT.

Por su parte, en una guía publicada en la revista oficial de la Seguridad Social y titulada Todas las preguntas y respuestas sobre la nueva prestación extraordinaria para autónomos, la Tesorería responde a esta cuestión y asegura estar trabajando “en un protocolo con la Agencia Tributaria” para resolverlo. En su respuesta, apunta a que lo “más efectivo”, para acreditar la caída del 75% de la actividad de los moduleros, sería buscar una forma de “computar la totalidad de las operaciones, exista o no obligación de expedir facturas”. Aunque no aclara cómo se haría, ni si éste será, finalmente, el procedimiento que se utilizará. .

No poder acogerse a la prestación extraordinaria por cotizar por módulos es un problema que afecta a los cientos de miles de profesionales que cotizan por este sistema, unos 400.000 autónomos, entre transportistas, taxistas, peluquerías y bares, que siguen a la espera de que el Ejecutivo aclare su situación.

Los técnicos de Hacienda piden reducir impuestos a los autónomos en módulos