Tras la reunión mantenida con Transportes

Los transportistas indignados porque el Gobierno no sabe cómo atajar el precio de los combustibles

El ministerio de Transporte siguió dando largas a los transportistas en su reunión del pasado miércoles sobre el problema del incremento del precio de los combustibles que ha aumentado un 65%. El sector se siente indignado y frustrado porque sus negocios ya no son viables.

Reunión entre los transportistas y la ministra Raquel Sánchez. Fuente: La Moncloa.
Reunión entre los transportistas y la ministra Raquel Sánchez. Fuente: La Moncloa.
Los transportistas indignados porque el Gobierno no sabe cómo atajar el precio de los combustibles

Los autónomos del transporte están en vilo. La ministra de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, sigue sin dar respuestas a los transportistas para solucionar la incesante subida del precio del combustible. Tras una reunión el pasado miércoles con los representantes del sector, estos trabajadores por cuenta propia se sienten indignados y frustrados por que el Gobierno no toma medidas extraordinarias e inmediatas para frenar el coste de los carburantes. “Un callejón sin salida” que puede suponer para estos profesionales un parón total de la actividad, incluso antes de que el próximo 29 de marzo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anuncie su plan para atajar el incremento del coste de los carburantes. Para los transportistas, "puede ser demasiado tarde" porque, cada día que pasa, la situación actual supone mayores  consecuencias para una actividad que está “cansada y que no puede trabajar”.

Durante la reunión que mantuvieron las principales organizaciones de transportistas autónomos con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, no se pusieron sobre la mesa soluciones concretas para paliar el problema de la subida del 65% en el coste de los carburantes, aseguraron las propias asociaciones. El tiempo pasa y cada día la actividad de estos profesionales se hace más difícil, afirmaron. A la salida, mostraron su frustración y avisaron que les será difícil mantener su actividad.  

Al igual que otros sectores esenciales – agricultores, ganaderos, etc. - los autónomos dedicados al transporte por carretera ven como el precio de los carburantes se come casi el 30% de sus beneficios y pone en juego su actividad. “Necesitamos que el Gobierno intervenga ya los precios de la gasolina”, advirtió Antonio Villaverde, presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA) y vicepresidente de la Federación Nacional de Transporte por Carretera (Fetransa). “Tras la reunión con la ministra sentimos una decepción absoluta. La situación para nuestra actividad es agónica y el Gobierno sólo es capaz de postergar hasta el día 29 las posibles medidas, sin siquiera llegar a explicar cuáles son. Los transportistas están cansados. El ministerio puso en valor los acuerdos publicados en el Real Decreto del pasado 2 de marzo – históricos y necesarios - que atendían a algunas de las demandas más urgentes del sector. Sin embargo, los acontecimientos suscitados en la guerra entre Rusia y Ucrania han agravado aún más un problema que llevamos denunciado meses”, explicó Villaverde.

“Faltan más de 10 días para que el Gobierno mueva ficha ¿Qué hacemos? ¿Paramos el país? ¿Paramos de trabajar?”, cuestionó. “Le pedimos a la ministra que hiciera una rebaja, que interviniera el precio del combustible, una exención en los impuestos o que crease ayudas directas. Algo con lo que el transporte pueda ser viable y que no tengamos parar el camión”, añadió el vicepresidente de Fetransa. “Sin embargo, la ministra sólo puso en valor unos acuerdos que se han quedado escasos y que son muy complejos de aplicar. Especialmente para los autónomos que no tienen capacidad de negociación a la hora de repercutir los gastos del combustible a sus clientes como permite el Real Decreto. No estamos pidiendo esto por norma, sino como algo temporal para una situación extraordinaria”, aclaró el portavoz de los transportistas.

“Ante este contexto, muchas voces del sector y asociados están anunciado un paro técnico. Esto no es una huelga, es sencillamente dejar parado el camión o la furgoneta porque no puedes siquiera arrancar el coche tal y como está la gasolina. No es una protesta, es una cuestión de viabilidad de la actividad. Si te cuesta más caro producir melones que venderlos, no te dedicas a vender melones”, aclaró Villaverde. “Están descapitalizando el sector, la gasolina se come más de un tercio de nuestros ingresos. Ni siquiera me atrevo a cerrar tratos con clientes porque no sé cuanto van a ser los costes reales del combustible . Cada semana sube aproximadamente diez céntimos y las facturas no se cobran hasta final de mes. Es insostenible, necesitamos decisiones para ayer por parte del Gobierno”, enfatizó el vicepresidente de Fetransa.

“El IVA del combustible no se va a tocar”

“Todavía no está claro como va a reducir los costes del combustible el Gobierno. Pero tenemos claro que el IVA se vaya a tocar como apuntaron varios miembros del Ejecutivo en el Congreso de los Diputados. Parece que todo va ir encaminado a unas ayudas directas, dado que una gran parte de los impuestos sobre los carburantes viene marcado por la Unión Europea. A la mayoría de los autónomos no nos condiciona el IVA en la gasolina, eso afecta directamente al ciudadano de a pie, nosotros podremos desgravar eset gasto de nuestra actividad. Tampoco queremos ayudas directas. Al igual que todos queremos un precio justo y asumible para la gasolina, nada más”, argumentó el representante de los transportistas.

Los acuerdos del Real Decreto son insuficientes e inviables para muchos autónomos del transporte

Durante la reunión entra la ministra y los representantes del transporte, Raquel Sánchez se escudó en en el Real Decreto-ley que el Gobierno aprobó el pasado 1 de marzo de ‘medidas para la mejora de la sostenibilidad del transporte de mercancías por carretera y del funcionamiento de la cadena logística’. “Dentro del Real Decreto hay herramientas muy buenas. En especial, el establecimiento de una revisión obligatoria del precio de los portes del transporte cuando varíe el precio del combustible desde el momento de la contratación hasta la realización efectiva del viaje. Sin embargo, repercutir dichos costes a la factura de los clientes está siendo inviable, especialmente para los autónomos y pequeños negocios”, comentó Villaverde.

Este Real-Decreto surgió tras el anuncio de un paro nacional del transporte el pasado mes de diciembre que el Gobierno evitó tras acordar con el Comité Nacional de Transporte por Carretera una batería de medidas que mejorasen la precaria situación y agotamiento de los transportistas. “La realidad práctica es imposible puesto que no existe un régimen sancionador. Muchos autónomos nos han contado que al incluir el precio del combustible en sus facturas, es la última vez que trabajan con en ese cliente. Muchos de ellos están diciendo que si aplicas ese coste en la factura no volverá a trabajar el mes siguiente. Esta era una gran solución para aliviar el alto precio del combustible, pero muchos trabajadores por cuenta propia no lo aplican ante esa amenaza de perder el poco trabajo que les queda”, valoró el vicepresidente de Fetransa.

Algunas transportistas ven inevitable el paro técnico ante la subida del combustible

La Asociación de Transporte Internacional por Carretera (Astic) ha advertido la “debacle económica y desabastecimiento” al que España se enfrenta si el Gobierno no apoya a los transportistas “de forma inmediata” y reducir el precio de los carburantes.

"Pedimos al Gobierno que actúe de inmediato, promoviendo un paquete de medidas que ayuden a estas empresas, como ya están empezando a hacer gobiernos como el portugués", explica el vicepresidente ejecutivo de Astic, Ramón Valdivia. De no ser así, explican desde la asociación, será inevitable parar técnicamente la actividad. Un alza acelerada en las dos primeras semanas de marzo, que se traduce en que los transportistas de larga distancia deben desembolsar al mes una media de 2.000 euros más por camión en combustible.

Concretamente, los transportistas de Astic proponen que la Administración realice la devolución del gasóleo profesional con periodicidad mensual, en lugar de trimestral como se realiza ahora, para combatir el "estrangulamiento" financiero que sufren actualmente los negocios dedicados al transporte. Otra posible medida para facilitar liquidez a estas compañías sería rebajar las cotizaciones a la Seguridad Social, impuestos y costes fijos que sufren estos autónomos.

Francia y Portugal ya han tomado medidas para intervenir el precio del combustible

A la espera de que el Gobierno de España actué, nuestros países vecinos llevan meses trabajando para paliar el alto gasto en costes energéticos de su tejido productivo – luz, gas y combustible-. En Francia ya se han anunciado distintas medidas para que el precio de los carburantes no colapsen a las actividades esenciales Los agricultores, ganadores, transportistas y resto de autónomos del país galo podrán ahorrarse 15 céntimos por cada litro de combustible. “Por un deposito lleno con 60 euros, podrán ahorrarse nueve” anunció el primer ministro Jean Castex en una entrevista al diario Le Parisien. Asimismo, el jefe de Gobierno solicitó un esfuerzo a los distribuidores de energía y a las petroleras bajar en cinco céntimos el precio final de cada litro.

Por otro lado, el secretario de Estado de Asuntos Fiscales, António Mendonça Mendes, anunció en rueda de prensa que el Gobierno de Portugal va a ajustar semanalmente el Impuesto sobre los Productos Petrolíferos (ISP) que grava los combustibles en el país vecino. El Ejecutivo luso ya devolvía parte de este impuesto desde noviembre del año pasado – 2 céntimos por litro de gasolina y 1 céntimo por diésel -. Ahora, en base a las referencias y previsiones del sector, compensará la recaudación extra del IVA que el Estado obtiene por la gasolina.

Los transportistas indignados porque el Gobierno no sabe cómo atajar el precio de los combustibles
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad