viernes. 19.07.2019

HASTA EL PRÓXIMO 13 DE MAYO

Los autónomos del transporte aún pueden solicitar ayudas para su retirada de la actividad

Los autónomos del transporte aún pueden solicitar ayudas para su retirada de la actividad

Los autónomos de edad avanzada que se dediquen al transporte público por carreteras todavía pueden acceder a las ayudas para retirarse de su actividad. Nada menos que 5.600 euros semestrales es la cuantía a la que pueden acceder -si tienen más de 58 años- hasta que cumplan los 65 o 30.000 euros si tienen declarada la incapacidad permanente o tienen más de 65 años.

Los autónomos del transporte aún pueden solicitar ayudas para su retirada de la actividad

Son autónomos y se dedican al transporte público de mercancías o personas por carretera. Muchos de los trabajadores por cuenta propia de este sector son de edad avanzada y les es cada vez más difícil compaginar la prestación de sus servicios con la dirección de su negocio. Por esta razón, y para facilitarles su retiro, el Ministerio de Fomento anunció la puesta en marcha el pasado 11 de abril de las ayudas para el cese de actividad de los autónomos que se dedican al transporte público por carretera.

Son muchos los autónomos que se dedican a trasladar mercancías a cientos de kilómetros de distancia. Se trata de una actividad imprescindible y que gana cada vez más peso en el PIB español. Ya supone un 2,9% de la riqueza nacional, tal y como recoge el último Observatorio del Transporte y la Logística elaborado por el Ministerio de Fomento. Además, el transporte de mercancías por carretera está siendo uno de los motores de generación de empleo más importantes, dando trabajo a 575.300 personas según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2018.

Por esta razón, es de vital importancia no sólo asegurar un buen desarrollo de la actividad, sino también una retirada en condiciones óptimas para los transportistas. Estos profesionales tienen que recorrer grandes distancias, están sometidos a un esfuerzo constante que acaba pasando factura a ciertas edades. Por tanto, la convocatoria del Ministerio de fomento pretende asegurar, un año más, el abandono de la profesión de los transportistas de edad avanzada del sector del transporte público por carretera que, en muchas ocasiones carecen de los recursos necesarios para retirarse en el momento adecuado.

Estas subvenciones van dirigidas a dos perfiles de transportistas. Por un lado, aquellos que tengan más de 58 y menos de 65 años. También podrán solicitarlas los que, o bien tengan declarada la incapacidad permanente para la prestación de los servicios derivados de su actividad o bien tengan más de 65 años y aún no se hayan retirado del negocio del transporte por carretera. Así, dependiendo de su perfil, el solicitante podrá acceder a una cuantía u otra.

Cuantía de las ayudas

Aquellos autónomos que soliciten la ayuda para su retirada del transporte público de mercancías o personas por carretera, deberán adecuarse a uno de los dos perfiles detallados en la resolución de las ayudas para el cese de actividad publicadas en el BOE el 8 de abril de 2019. Por un lado, podrán optar a estas subvenciones aquellos que tengan más de 58 años y menos de 65. Para fomentar su cese, podrán acceder a una ayuda semestral de 5.600 euros durante los años que le queden hasta cumplir los 65.

En el caso de que ya tengan esta edad o más, y que aún sigan desarrollando su actividad, estos autónomos del transporte podrán acceder a una ayuda completa de 30.000 euros a cambio de ceder sus licencias de transporte y retirarse desde el momento en el que reciban la cuantía. También podrán encuadrarse en esta modalidad aquellos autónomos que tengan declarada la incapacidad permanente o total para el desarrollo de su actividad como transportista.

Sin embargo, la edad no es el único requisito para acceder a las subvenciones para la retirada. Como en cualquier otra ayuda, existen requisitos generales como que los autónomos estén al corriente de pago con la administración. También hay una serie de condiciones específicas como haber estar afiliado al RETA y haber sido titular de forma ininterrumpida de la autorización vigente de transporte público de mercancías o de viajeros en autobús, como mínimo, durante los últimos diez años, entre otros requisitos.

Requisitos para los transportistas

Para ser beneficiario de estas ayudas al cese de actividad, los beneficiarios deberán cumplir una serie de condiciones en la fecha de presentación de la solicitud.

  • Los autónomos deberán tener, en la fecha en la que tramiten su solicitud, una edad superior o igual a cincuenta y ocho años o haberle sido declarada una incapacidad permanente absoluta o total para el desempeño de la profesión habitual de transportista.
  • El trabajador por cuenta propia deberá, además, ser titular, en el momento de la solicitud de una autorización vigente de transporte público de mercancías o de viajeros en autobús con un máximo de tres copias. Deberá haber sido titular de esta durante los diez últimos años de forma ininterrumpida.
  • Se entenderán como autorizaciones válidas para la presentación de la solicitud las que sean de transporte público de mercancías de ámbito nacional, comarcal o local para vehículo con capacidad de tracción propia, incluidas las de la clase TD. También las de transporte público de viajeros en autobús de ámbito nacional, comarcal o local.
  • A los solicitantes no sólo se les exigirá haber tenido vigente ininterrumpidamente su autorización de transporte durante los diez últimos años, sino también estar dado de alta en el RETA durante este mismo plazo de tiempo.
  • Además, será condición sin equa non, que el autónomo se comprometa a abandonar la actividad de transporte público, procediendo a la renuncia de todas las sus autorizaciones como transportista.

Los transportistas interesados en solicitar estas ayudas para la retirada de su actividad tendrán hasta el 13 de mayo de 2019 para tramitar su solicitud a través de la sede electrónica del Ministerio de Fomento. En cuanto a los jóvenes que quieran trabajar por cuenta propia en el transporte por carretera, deben estar atentos ya que próximamente descenderá de 21 a 18 años la edad para acceder al sector.

Rejuvenecimiento del sector

El transporte de mercancías por carretera es un sector de rápido envejecimiento. Por esta razón no solo es necesario facilitar el relevo generacional aportando herramientas como este tipo de ayudas para facilitar el abandono a tiempo de la actividad, sino que también parece de vital importancia fomentar la entrada de autónomos jóvenes que dinamicen la actividad.

Y es que, la edad media en el transporte de mercancías por carretera es de 50 años y la DGT pretende rebajar próximamente la edad legal para conducir un camión de 21 a 18 años.

Un aspecto positivo de la rebaja a los 18 años de la edad mínima para obtener el carnet de transportista es que va a dar entrada a conductores muy jóvenes y que, al adelantar en tres años la edad, ofrece la oportunidad a muchas más personas que están interesadas en acceder a la profesión. Sin embargo, esta medida ha despertado algunas alarmas en el sector por cuanto se trata de conductores muy noveles, que no tienen experiencia en la carretera.

Los autónomos del transporte aún pueden solicitar ayudas para su retirada de la actividad