Se estima un crecimiento de menos del 2%

La Cámara de España prevé que este año se ralentice el crecimiento de la economía y suba la inflación un 4,7%

La Cámara de España ha publicado su informe de previsiones económicas para 2023. Este año estima que la inflación subirá un 4,7% y el crecimiento económico será de sólo un 1,9%. 
La Cámara de España prevé que este año se ralentice el crecimiento de la economía y suba la inflación un 4,7%

La recuperación económica todavía tardará en llegar a las empresas. La inflación seguirá subiendo este año y el crecimiento económico será menor de lo esperado. La Cámara de Comercio de España ha rebajado tres décimas sus previsiones de crecimiento económico para 2023, hasta el 1,9% interanual, mientras que ha revisado al alza en siete décimas las estimaciones para 2022, cuando el PIB habría avanzado un 4,8%.

La ralentización del crecimiento económico prevista para el actual ejercicio va a ser más acusada de lo inicialmente previsto debido, sobre todo, al menor impulso del consumo privado y de la inversión, tanto en bienes de equipo como en construcción.

La elevada inflación y el mantenimiento de la senda al alza de los tipos de interés, al menos durante el primer semestre del año, seguirán haciendo mella en la renta disponible de familias y empresas, lo que se reflejará en el estancamiento de la economía española, hasta el segundo trimestre de este año, cuando podría volver a tomar impulso. Desde la perspectiva de la demanda interna, el menor dinamismo en 2023 tendrá su origen, sobre todo, en la ralentización de la inversión empresarial.

La inflación crecerá un 4,7% este año y se crearán menos puestos de trabajo

En relación con la evolución de la inflación, la Cámara de España espera una importante moderación a lo largo de este ejercicio, si bien se mantendrán en niveles elevados tanto el IPC general, con un incremento del 4,7% en media anual, como la inflación subyacente, con una subida estimada del 4,5%. El menor dinamismo del sector exterior se traducirá en una paulatina moderación del saldo positivo de la balanza por cuenta corriente. En cuanto al déficit público, continuará su senda descendente y podría terminar este año en el entorno del 4,6%. 

 En cuanto al sector exterior, las exportaciones experimentarán una fuerte desaceleración, al pasar de un crecimiento estimado en 2022 del 18,4% a un 5,2%, en línea con la desaceleración de las economías de los principales países de destino de nuestras ventas en el exterior.

También las importaciones crecerán menos este año, un 4,7%, frente al 8,9% estimado en 2022. Por lo que se refiere al mercado laboral, su evolución en 2023 reflejará la menor pujanza de la actividad económica. Frente a la creación de cerca de 640.000 puestos de trabajo en 2022, la ocupación podría situarse este año en el entorno de los 200.000 empleos (medidos en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo).

La Cámara de España prevé que este año se ralentice el crecimiento de la economía y suba la inflación un 4,7%