La inflación estructural alcanza cifras récord desde 1986

La escalada de precios continúa: el IPC vuelve a subir al 5,8% en enero y la subyacente se dispara al 7,5%

El IPC sube hasta al 5,8% en el arranque del año y la subyacente se dispara al 7,5% influyendo la eliminación de las ayudas al combustible que beneficiaba a miles de autónomos. Un récord que no se veía desde 1986 y que está afectando a los negocios.
La escalada de precios continúa: el IPC vuelve a subir al 5,8% en enero y la subyacente se dispara al 7,5%

El Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó tres décimas en enero en relación al mes anterior, pero elevó una décima su tasa interanual, hasta el 5,8%, por el mayor precio de los carburantes tras el fin de la ayuda generalizada al combustible, según los datos avanzados publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El IPC de enero incorpora una serie de cambios metodológicos aplicados por el INE: por un lado, la estructura de ponderaciones (el peso o la importancia relativa de cada producto en la cesta de la compra) tiene ahora como fuente principal la Contabilidad Nacional, frente a la Encuesta de Presupuestos Familiares, que antes era la fuente principal y ahora se usará como complemento de la información; por otro, el IPC incluye desde ya el mercado libre de electricidad y gas, no sólo y gas y no sólo el regulado, como se había hecho hasta ahora.
El subdirector general de Estadísticas Coyunturales del INE, Ignacio González Veiga, ha explicado en un encuentro con la prensa que, aunque cualquier cambio tiene efecto sobre la tasa de IPC, no han sido lo "suficientemente relevantes" como para concluir que el dato del 5,8% adelantado para el mes de enero sea un dato irreal.

"El dato del 5,8% es un dato fino, que no se ve influido por los cambios", ha dicho González Veiga, que ha añadido que la subida en una décima del IPC interanual de enero se explica principalmente por el encarecimiento de los carburantes, un dato que "todo el mundo esperaba" por el fin de la bonificación para toda la población, y "por otros" factores.

De hecho, según el INE, además de por la subida de los precios de las gasolinas, el alza del IPC hasta el 5,8% también se debe a que los precios de vestido y calzado han bajado menos en el arranque de este año de lo que lo hicieron en enero de 2022. Por contra, Estadística destaca que los precios de la electricidad bajaron más en enero de 2023 que en igual mes de 2022.

Con la subida del IPC registrada en el primer mes de 2023, la inflación rompe con cinco meses consecutivos de descensos en su tasa interanual, en los que llegó a bajar más de cinco puntos. El IPC eleva su crecimiento hasta al 5,8% en el arranque del año y la subyacente se dispara al 7,5%. De hecho, el dato de enero, que deberá ser confirmado por Estadística a mediados del mes que viene, es cinco puntos inferior al pico alcanzado el pasado mes de julio, cuando la inflación escaló hasta el 10,8%, su nivel más alto desde septiembre de 1984.

El Ministerio de Asuntos Económicos ha destacado en un comunicado que la inflación "se estabilizó en enero en su nivel más bajo desde noviembre de 2021" y que sólo subió una décima pese a la retirada de la bonificación generalizada al combustible.

La inflación subyacente escala hasta el 7,5%: récord desde 1986

El INE incorpora en el avance de datos del IPC una estimación de la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos), que en enero subió cinco décimas, hasta el 7,5%, situándose 1,7 puntos por encima del IPC general y en su valor más alto desde diciembre de 1986.

El Departamento que dirige Nadia Calviño espera que la subyacente alcance su máximo en el primer trimestre de este año y siga la senda descendente de la inflación general y de los costes energéticos y las materias primas. En términos mensuales (enero de 2023 sobre diciembre de 2022), el IPC registró un descenso de tres décimas, frente al incremento del 0,2% del mes anterior y la bajada del 0,4% experimentada un año antes.

En el primer mes de 2023, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 5,8%, tres décimas por encima de la registrada en el mes anterior. Por su parte, la variación mensual estimada del IPCA fue del -0,5%.

La escalada de precios continúa: el IPC vuelve a subir al 5,8% en enero y la subyacente se dispara al 7,5%