miércoles. 27.10.2021

Y UNO DE CADA CUATRO PREFIEREN EL EFECTIVO

El 16% de los comerciantes todavía imponen restricciones al uso de tarjetas de crédito en sus negocios

tarjeta-negocios-tasas

Según el último informe del Banco de España, el 16% de los comerciantes aún impone restricciones al pago con tarjetas de crédito en su negocio. Y uno de cada cuatro todavía prefiere el efectivo. 

El 16% de los comerciantes todavía imponen restricciones al uso de tarjetas de crédito en sus negocios

El Covid-19 ha cambiado la forma en la que utilizamos el dinero. Si antes lo habitual era que los clientes eligieran la tarjeta para abonar pagos de una media de 106 euros, ahora su uso más frecuente es en tickets de una media de 52. Sin embargo, y a pesar de que cada vez es más habitual utilizar este medio de pago y las comisiones de los bancos a los datáfonos son cada vez más bajas, todavía hay autónomos que continúan poniendo trabas al uso de tarjetas de crédito. 

Éstas son algunas de las conclusiones del último informe del Banco de España sobre el uso de dinero en efectivo. En el documento el Supervisor analiza cómo se han comportado los clientes de pequeños comercios y establecimientos de hostelería, también los de las grandes superficies, durante 2020 para descubrir cómo se están usando los billetes y monedas en el país. Una de las principales conclusiones que saca a la luz el estudio es que, pese al avance del pago con tarjeta, hay una importante tasa de actividades que prefieren el uso del efectivo en su negocio y continúan imponiendo restricciones a las tarjetas.

De hecho, para el 26,4% de los pequeños comercios el dinero el efectivo es su medio de pago preferido. Porcentaje que es 10 puntos inferior al obtenido en el estudio de 2019. A pesar de ello, a día de hoy, existe  aún un 16% de comerciantes que imponen restricciones al pago con tarjeta en sus negocios. Es decir, éstos establecen un límite de gasto al cliente para que pueda efectuar la compra con tarjeta. Según el documento, el importe mínimo de compra para el pago con tarjeta suele rondar los 11 euros.

Las comisiones que tienen que pagar los autónomos

Para que los autónomos puedan disponer del pago con tarjeta en su establecimiento deben disponer de un datáfono o TPV, que permita la transacción del dinero sin necesidad de su uso físico. Es una aparato por el que establecimiento debe pagar una comisión cada vez que se utilice a su entidad bancaria.

En este sentido, el dueño de varias tiendas de electrodomésticos en Cataluña, Joan Carles Calbet, explicó que antes no interesaba tener este tipo de aparatos, dado que no compensaba el gasto que hacía el cliente en relación a lo que se debía abonar al banco. Sin embargo, aseguró que ahora sí que compensa porque las comisiones han bajado.

Lo que tenemos que pagar por el datáfono ha bajado mucho en los últimos años. Antes las comisiones que debíamos abonar eran del 1%, 1,5% o 2%” dijo Calbet. Esto implicaba que en muchos casos, en función de qué comprase el cliente, la transacción dejaba de serles rentable y por eso se establecía  un límite. “Pero ahora son del 0,3% o 0,4%. Por eso, la mayoría de los comercios no tienen un límite”, aseguró este autónomo.

De hecho, según los últimos datos del Banco de España, ya desde finales de 2018, la tasa media de intercambio -comisión que pagan los negocios por realizar un cobro con tarjeta- descendió al 0,41%. Es decir, que por una venta de un producto o servicio cuyo precio sea de cinco euros, la comisión que el autónomo tendría que pagar al banco sería de dos céntimos. Esto, si se lleva a la venta de una barra de pan de un euro, la comisión no llega a suponer ni siquiera medio céntimo de euro. Por este motivo, la gran mayoría  de los autónomos -aunque no todos- que tienen un establecimiento de venta al público admiten el pago con tarjeta sin importar la cantidad, no sólo por que las comisiones son asumibles sino por que, además, hay clientes que demandan esta opción de pago.

Hay clientes que prefieren el efectivo

También hay que tener en en cuenta que muchos negocios priorizan el uso del efectivo porque sus clientes así lo prefieren. La encuesta del Banco de España de 2020 sobre el uso del dinero  señala que 35,9% de los ciudadanos encuestados manifestaron utilizar el efectivo como medio de pago más habitual. Cifra que se incrementa en casi más de dos puntos (hasta el 37,5%) cuando el municipio tiene menos de 100.000 habitantes.

Asimismo, la preferencia por el pago en efectivo también viene determinada por el tramo de edad de los clientes. Cabe destacar que el uso de billetes y monedas es el favorito entre las franjas de mayores: el 53% de los mayores de 64 años lo prefiere. Y también, y curiosamente, entre las de menor edad: el 60,3% de los jóvenes entre 18 y 24 años prefiere pagar en efectivo. El resto de la población, entre los 25 y 64 años, se sitúa en una preferencia que ronda desde los 25,1% al 30,8%.

“Los motivos indicados por el público para manifestar esta preferencia son: la comodidad y la rapidez, en una proporción parecida, tanto para el uso del efectivo como para el de la tarjeta. También, para el comercio y hostelería, el menor coste es el principal motivo del uso del efectivo” explica el estudio del Banco de España.

Problemas de los autónomos con el efectivo

Para el autónomo y dueño de varias tiendas de electrodomésticos, Joan Carles Calbet, el uso de efectivo a veces supone una serie de problemas. Según dijo, cada vez se está encontrando con más dificultades a la hora de realizar ingresos en efectivo en el banco. “Hay entidades que sólo te dejan realizar ingresos de dinero a ciertas horas. O la odisea por la que hay que pasar para que te den cambio” se lamentó Calbet. Que reflexionó sobre “si habría una tendencia cada vez más grande hacia la desaparición del efectivo”.

Hay que tener en cuenta que desde hace poco más de un mes, está aún más limitado el uso del dinero en efectivo entre los pequeños negocios por la entrada en vigor de la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal. Que bajó de 1.500 euros a 1.000 euros el límite de pagos en metálico entre profesionales.

A ello se suma, que el uso de un billete de 500 euros , por ejemplo, es uno de los cuatro movimientos que vigila la Agencia Tributaria. De hecho, el estudio refleja que un 56,2% de los comerciantes rechaza el cobro de los billetes de 100, 200 y 500 euros, en su mayoría aludiendo a la falta de cambio. Son tantos los problemas y quebraderos de cabeza que suponen para los autónomos el uso del dinero físico, que muchos ya se posicionan como Calbet: “casi preferimos más que los clientes nos paguen con tarjeta” dijo. Actualmente, el 84% de los comercios ya no impone ninguna restricción para pagar con tarjeta.

El uso de la tarjeta cada vez irá a más

Aunque hay una importante tasa, tanto de autónomos como de población, que opta por el uso del dinero en efectivo, hay una mayoría que prefiere utilizar la tarjeta o incluso pagar con el móvil. Especialmente tras la crisis sanitaria.

En estos momentos, el 54,1% de los encuestados aseguró que la tarjeta de débito es su medio de pago preferido. Hasta el punto, de que en 2020 ha descendido “notablemente el umbral a partir del cual se prefiere usar la tarjeta al efectivo, pasando las respuestas indicadas por los encuestados de una media de 106 a una de 52 euros” resalta el organismo supervisor en su informe.

Un cambio de comportamiento de los clientes que es consecuencia de la emergencia sanitaria: un 2,5% de las personas encuestadas afirmó que había dejado de usar el dinero en efectivo por motivos de higiene. Por último, el documento señala que “el 69,1% de los ciudadanos y un 61,3% de los establecimientos que han modificado sus hábitos, apuntan a que los mantendrán en el futuro próximo”.

¿Cuánto dinero llevan los españoles en la cartera?

A modo de curiosidad, el estudio del Banco de España revela que la mayoría de los ciudadanos (un 88,5%) no lleva más de cinco billete es su cartera. De hecho, el 70,6% no lleva más de 50 euros. En cuanto a las monedas, el 72,7% de la población no porta más de cinco monedas, que no equivalen a más de 5 euros. En lo que respecta al uso de billetes de altos importes, el estudio revela que el 89,4% de los ciudadanos no ha tenido un billete de 200 euros o de 500 euros en sus manos en el último año.

El 16% de los comerciantes todavía imponen restricciones al uso de tarjetas de crédito en sus negocios