lunes. 06.12.2021

SON OBLIGATORIAS DE RESPONDER

Ejemplos de autónomos que pagaron multas por no atender las notificaciones electrónicas de la Administración

autonomos-negocios

Muchos autónomos están obligados a atender las notificaciones electrónicas provenientes de cualquier Administración. Recopilamos tres historias de negocios que no cumplieron esta obligación y acabaron pagando una importante multa.

Ejemplos de autónomos que pagaron multas por no atender las notificaciones electrónicas de la Administración

No atender las notificaciones electrónicas de la Administración a tiempo es la razón por la que muchos autónomos acaban envueltos en un proceso sancionador ante el que ya no les queda más remedio que pagar. Las notificaciones, que pueden llegar desde hasta 10.000 organismos - incluyendo Hacienda y Seguridad Social, tribunales autonómicos y ayuntamientos- son obligatorias de responder y a los 10 días se da como notificada a la persona. Recopilamos tres historias de negocios que no atendieron a estas obligaciones y que acabaron pagando una multa importante.

Cabe recordar que la Administración -desde la Seguridad Social hasta la Agencia Tributaria- exige a determinados contribuyentes contar con una dirección digital. Entre ellos se encuentran los autónomos societarios o los profesionales colegiados -como abogados, psicólogos o arquitectos-. Según el director comercial de DEH Online, empresa especializada en el aviso de notificaciones electrónicas, Daniel Camiroaga, “antes era el cartero el que iba a casa o a la oficina con un sobre amarillo que el autónomo debía firmar. Y mientras esa persona no firmase la carta, los cargos de la prueba de la entrega correspondían a la Administración. Pero desde la aprobación de la Ley 39/2015, que obliga a muchos trabajadores por cuenta propia a comunicarse de forma digital, son éstos los que tienen la obligación ahora de estar entrando permanentemente en cualquiera de las más de 10.000 administraciones que hay en España y que funcionan bajo este sistema de notificaciones”.

A su modo de ver se trata de un sistema de avisos enormemente ineficaz, pues es el autónomo el que tiene que revisar uno a uno todos los buzones de las administraciones para encontrar las notificaciones. “Si bien la normativa indica que habría que centralizar el sistema en X número de buzones, la realidad es que no se hace. Lo que obliga a estar pendientes de la Seguridad Social, Hacienda, pero también de los ayuntamientos -algunas regiones como Madrid unifican en un mismo buzón todas las notificaciones de estas entidades locales- y tribunales. También de la DGT (Dirección General de Tráfico) y demás organismos públicos. Es un asunto incontrolable y difícil de gestionar. Y por el que además se sanciona injustamente a los autónomos” afirmó Camiroaga.

Tres casos de autónomos que acabaron pagando por no enterarse

Desde DEH Online trabajan principalmente con asesorías y despachos profesionales. Y afirman que estos tres casos no son únicos y que se repiten constantemente aunque cambiando las circunstancias.

  • 1.- Un hostelero obligado a pagar 23.000 euros por no enterarse de una denuncia

Según contó Camiroaga, este caso ocurrió justo hace unos días. Se trata de la denuncia a un hostelero en la ciudad de Alicante. El autónomo decidió despedir a su trabajador por presuntos problemas en su comportamiento y el asalariado le demandó. El problema vino porque el empleado presentó la demanda ante la magistratura de la ciudad de dónde era originalmente - Murcia - y no ante la de Alicante. “De manera que el autónomo no se percató de que su extrabajador le había demandado”.

Lo que pasó a continuación, continúo relatando el experto, fue que el trabajador por cuenta propia fue declarado en rebeldía por no presentarse a juicio. “Al acusarle en rebeldía, el hostelero se vio obligado al abono de una multa. Además, se le condenó a pagar las costas y la indemnización que pedía el asalariado. En total unos 23.000 euros sumando todos los costes”. “Después de lo que ha pasado en el sector de la restauración, afrontar este tipo de multas es condenar al cierre a la actividad” aventuró Camiroaga.

Si bien este caso ocurrió en Alicante, el director comercial de DEH Online dijo que todos los autónomos están expuestos a ser demandados en una ciudad que no sea la suya. Y es obligación suya enterarse de esa situación. “Como este caso, nos llegan muchísimos” aseguró.

  • 2.- Un electricista no pudo defenderse ante la demanda la comunidad de propietarios

El segundo caso corresponde a un electricista que realizó ciertos trabajos para un edificio. Pero al terminar su trabajo, la comunidad de propietarios no estaba satisfecha y le demandó. Aunque esta vez la reclamación se hizo en el tribunal de la ciudad del electricista, éste no se enteró. “Supo de ella cuando estaba ya en ejecución en apremio y tenía que abonar 3.000 euros. La cuestión es que nunca pudo justificar su postura en el proceso de litigio y defenderse ante las acusaciones que le hacía la otra parte” apuntó Camiroaga.

  • 3.- Una comunidad de propietarios es multada por no atender la notificación sobre un autónomo

El tercer caso que contaron fue el de un autónomo que estaba siendo embargado porque le debía dinero a la Seguridad Social. “En esta ocasión, la notificación no llegó al autónomo, sino a la entidad para la que iba a trabajar, en este caso una comunidad de propietarios. En ella, se le advertía de que no le pagasen el dinero al trabajador por cuenta propia, sino que se lo abonasen a la Administración. El problema es que la comunidad no atendió a esa notificación y pagó al autónomo. Por ello, fue multada y declarada en rebeldía” comentó el experto.

  • 4.- Las notificaciones no llegan a los apoderados

El experto de DEH Online comentó un último caso que, aunque no le pasó a un autónomo concretamente, les afecta directamente dado que tiene que ver con los apoderados. Estos son las personas, normalmente abogados, asesores o gestores, en quienes delegan sus responsabilidades para la realización de ciertos trámites con la Administración. “Nos estamos encontrando muchos casos de notificaciones de multas que si bien no llegan al apoderado, sí a la persona. Y es que la Administración no tienen la obligación de informar al apoderado o al gestor del autónomo. Aunque no te puedo asegurar las incidencias, es un caso frecuente. El problema de ello es que como el autónomo ha delegado la cuestión en el apoderado, éste se desentiende y deja de mirar las notificaciones. Por lo que acaba siendo multado igualmente”.

No pueden ejercer sus derechos a defenderse

Según el experto y director comercial de DEH Online, “al autónomo no le van a notificar las 10.000 administraciones públicas, aun así hay muchísimos buzones a los que debería entrar asiduamente”. Se trata de una tarea muy importante, porque a los 10 días se considera que esa persona está notificada y el proceso sigue su curso.

“Lo peor de este sistema de notificaciones no es el hecho de estar pendiente, sino que el procedimiento siga su curso a los 10 días y que el autónomo no se dé cuenta. Porque el aviso puede ser, por ejemplo, de Hacienda que realiza una paralela o que pida la justificación de un gasto en la declaración del IVA presentado. Y como el profesional no conoce el estado de ese procedimiento, no puede presentar la documentación, ni papeles correspondientes, para ejercer los recursos de defensa a los que tiene derecho” subrayó el experto.

En una reciente resolución del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC), se unifica esta obligación del autónomo a fijarse en las notificaciones electrónicas. Según dictaminó la Justicia un contribuyente que está obligado a disponer de Dirección Electrónica Habilitada (DEH), al no acceder y hacer caso omiso de los requerimientos de información notificados por la Agencia Tributaria a través de medios electrónicos estaría cometiendo una infracción grave que puede ser sancionada con multas de entre 150 euros y 600.000 euros, independientemente de la intencionalidad.

A pesar de esos importes, Camiroaga reveló que las multas que estaban llegando a los autónomos por no atender las notificaciones variaban entre los 600 euros, 1.000 euros y hasta los 3000 euros. E insistió en que lo peor no es pagar la multa, sino el importe que te reclaman y los recargos del proceso: “sólo por no haberte enterado” denunció.

Ejemplos de autónomos que pagaron multas por no atender las notificaciones electrónicas de la Administración