jueves. 17.10.2019

LA BRECHA DIGITAL AFECTA A TODA LA ECONOMÍA

El PIB español crecería un 5% más si los autónomos y pymes se digitalizasen

El PIB español crecería un 5% más si los autónomos y pymes se digitalizasen

Algunos autónomos y pymes se resisten a utilizar herramientas digitales. Sólo un 20% se sirve del comercio electrónico, y menos de la mitad utilizan herramientas para gestionar las relaciones con sus clientes. Esta brecha afecta a la economía de España. El país crecería un 5% más si se digitalizasen.

El PIB español crecería un 5% más si los autónomos y pymes se digitalizasen

Que lo digital haya calado en la sociedad no significa que también lo haya hecho en el tejido empresarial, compuesto en su 99,8% por autónomos y pequeñas empresas. De ellos, apenas la mitad ha dado sus primeros pasos en el mundo digital.

Este letargo no sólo resta competitividad a los propios negocios, sino que también lo hace en el conjunto de la economía española, que podría crecer un 5% más si los autónomos y las pymes se digitalizasen. Esta ha sido la principal conclusión a la que se ha llegado durante la jornada Digitalización de la Pyme, organizada por Orange y Cepyme que se celebró ayer en Madrid. “La menor dimensión y recursos de los negocios más pequeñas condiciona, en ocasiones, su capacidad para acceder a las soluciones y procesos que ofrece el mercado”, afirmó Pedro Fernández Alén, secretario general de la patronal de las pequeñas y medianas empresas.

Prueba de ello son los datos que maneja el departamento de Marketing de Orange España. Si bien el 98,65% de los 1,3 millones de pequeños negocios españoles tiene conexión a internet, apenas el 22,8% utiliza servicios en la nube, y de éstos, sólo el 30% lo hace de forma habitual.

Más preocupante aún es la cifra de los que emplean el comercio electrónico para vender sus productos o servicios: sólo un 19,6%. Y eso sin tener en cuenta el tamaño del negocio ya que en el caso de las microempresas, el porcentaje es bastante inferior, no llegando al 5%.

En relación al uso de paquetes informáticos para la integración de las diferentes áreas del propio negocio y de las herramientas de CRM (Gestión de Relaciones con Clientes), los porcentajes se fijan en un 46,7% y un 37,8% respectivamente.

Números muy escasos que sorprenden aún más si tenemos en cuenta que varios estudios apuntan que seis de cada diez autónomos y empresas reconocen que la relación con sus clientes ha mejorado tras haber implantado las nuevas tecnologías en su día a día.

Brecha digital

Las razones de una brecha digital que hace que los 'micro' y pequeños negocios españoles pierdan 20.400 millones de euros por falta de productividad son “el coste de la implantación de las nuevas tecnologías, la ausencia de personal cualificado o el desconocimiento de las ofertas”, señaló Fernández Alén. Quien además puntualizó que “estas dificultades se multiplican al tiempo que disminuye el tamaño de los negocios, siendo las microempresas (de uno a nueve trabajadores) las que mayores obstáculos encuentran”.

A este respecto, Andrés Posada, director de Marketing de Orange Empresas, destacó las cuatro líneas de actuación “fundamentales” para la digitalización de los negocios y empresas más pequeños: el análisis de la cadena de valor, la selección de los procesos a mejorar, la definición de objetivos y KPIs (indicadores de rendimiento de las estrategias de marketing y comerciales) y la creación de un plan de acción. “Es esencial que todos los actores que intervienen en el proceso de digitalización de las pymes en España encuentren fórmulas de colaboración con el fin de llevar propuestas concretas a los negocios y empresas de menor dimensión" comentó el director.

Cepyme

Más tecnologías significa más empleo

Un reciente informe de la Fundación COTEC para la innovación destaca que España únicamente aprovecha el 13,5% del potencial digital. Esto supone un freno a la creación de empleo. Según sus análisis, de aprovecharse el 100% se generarían de dos a cuatro nuevos puestos de trabajo con salarios más elevados de aquí a 2025. Es más, el pasado año el número de profesionales TIC aumentó en torno a los 620.000 (datos del Instituto de Estudios Económicos), lo que supone un 3,2% del empleo total.

Desde Cepyme, señalaron que ante estos “claros” síntomas de desaceleración “es necesario actuar, implementando las necesarias políticas de impulso a la actividad económica y la creación de empleo y acometiendo las reformas estructurales pendientes”. Actuaciones aún más necesarias en caso de los autónomos y las pequeñas y medianas empresas de España. "Son el principal motor en la generación de empleo, además de ser los que primero sufren los efectos de la desaceleración, por lo que deberían ser el eje prioritario de las políticas orientadas a fortalecer la recuperación, la competitividad y el empleo”, apuntaron desde Cepym

El PIB español crecería un 5% más si los autónomos y pymes se digitalizasen