martes. 07.12.2021

SEGÚN LOS EXPERTOS PODRÍAN SER “MÁS AMBICIOSOS”

¿Qué beneficio fiscal obtendrán los que inviertan en proyectos de emprendedores con la 'ley de startups'?

startup-emprendedores

El anteproyecto de Ley de Startups que prepara el Gobierno recoge una serie de beneficios fiscales para los inversores de este tipo de proyectos. Si bien emprendedores y expertos consideran que las medidas podrían haber sido “más ambiciosas”.

¿Qué beneficio fiscal obtendrán los que inviertan en proyectos de emprendedores con la 'ley de startups'?

El Anteproyecto de Ley de Fomento del Ecosistema de las Empresas Emergentes recoge, entre otros aspectos, un paquete de beneficios fiscales para los inversores que apuesten por las startups españolas, entre los que destaca, un incremento en la deducción de IRPF por la inversión de hasta el 40%. No obstante, las medidas que plantea el texto se quedan cortas tanto para emprendedores, como para los expertos del ecosistema, que esperan que el Ejecutivo reforme el Anteproyecto Ley antes de llevarlo al Parlamento teniendo en cuenta sus consideraciones y críticas.

La socia directora del Área de Derecho Tributario de la firma Selier Abogados, Laura Blanco, explicó que el Gobierno está intentando con la publicación de esta Ley, y también con el resto de iniciativas enfocadas al emprendimiento, “generar un sistema dónde inversores y startups se encuentren cómodos. Y dónde se conozcan exactamente cuáles son las reglas del juego” dijo Blanco.

Se trata de establecer las bases del marco regulatorio en el que deberán desenvolverse emprendedores, startups e inversores. Y en el que cobra un especial protagonismo el paquete de medidas que incluye el Anteproyecto de Ley de Fomento del Ecosistema de las Empresas Emergentes dirigido a los inversores. Según la experta en derecho tributario de Selier Abogados, Laura Blanco, estas son las tres medidas más importantes:

1.- Impulso a la inversión nacional con mejoras fiscales.

El texto de la futura Ley de Startups recoge una serie de beneficios fiscales con el objeto de hacer más atractiva la inversión nacional. “Se quiere animar a los inversores españoles a apostar aún más por este tipo de entidades. Por ello, se ha mejorado la deducción a efectos de IRPF que ya existía sobre las inversiones en empresas de nueva o reciente creación. En concreto, la futura norma elevará la base máxima de reducción de los actuales 60.000 euros/año a los 100.000 euros/año.” dijo Blanco. Que apuntó que también se incrementará el porcentaje de deducción del actual 30% al 40%.

Todo ello se hace “para que el inversor vea que aparte de realizar la inversión, esa apuesta  también le va a generar un beneficio fiscal en su declaración de la RENTA”.

En este sentido, la experta comentó que la norma aumentará el periodo de tiempo para considerar que una actividad es una startup. Pasando de los actuales tres a cinco años la duración que una actividad puede ser reconocida como de reciente creación.

2.- Eliminación de trabajas a los inversores extranjeros.

Según dijo la experta uno de los mayores problemas con el que se encuentran los inversores extranjeros cuando quieren apostar por una startup española es la burocracia. “Al final uno de los inconvenientes que España presenta con respecto a otros países es el exceso de papeles y tardanza que podemos tener en algunos momentos”.

Razón por la que el Anteproyecto de Ley eliminará la obligación al inversor internacional de tener que pedir un NIE para realizar este tipo de acciones. De tal forma que con la aportación de un NIF - que es un documento emitido por la Agencia Tributaria en un procedimiento mucho más rápido y sencillo – será suficiente para que se puedan realizar este tipo de aportaciones cuando provengan de fuera de las fronteras.

Unido a ello, Blanco destacó la digitalización de muchos procedimientos que van a permitir a “los inversores poder realizar los trámites de manera telemática, y que no tengan la obligación, como está ocurriendo ahora mismo, de tener que desplazarse hasta el país para materializar la inversión”.

3.- La mejora del sistema de remuneración de stock-options

Por último, Laura Blanco comentó la mejora de los stock-options -una forma de remuneración por el trabajo frecuente en las startups que consiste en ofrecer la posibilidad a los directivos o empleados que obtengan, con o sin coste, acciones de la empresa donde trabajan-. En concreto, el importe de la exención se elevará de los 12.000 euros a los 45.000 euros con la futura norma.

Un Anteproyecto poco ambicioso con medidas que deben cambiar

El Anteproyecto de Ley de Fomento del Ecosistema de las Empresas Emergentes, más conocido como Ley de Startups, fue recibido con cierto escepticismo por los actores afectados. A su modo de ver, el texto presentado se queda corto y consideran que éste podría haber sido mucho más “ambicioso”.

Desde la Asociación Española de Startups (AES) explicaron a este diario que les convencía la propuesta presentada por el Gobierno en  varios aspectos como las políticas públicas para fomentar el emprendimiento en startup. Pero “también consideramos que la ley es muy poco ambiciosa” dijeron.

De hecho, AES se ha unido con diferentes asociaciones para enviar un documento al Ejecutivo con medidas y propuestas para mejorar el Anteproyecto antes de su llegada al Parlamento. Estas son las claves que se deben reformar.

1.- La definición y acreditación de una empresa emergente: creen que debe aclararse y mejorarse la definición de lo que es una startup. Ya que consideran que debería ampliarse el plazo a partir del cual una actividad puede ser definida como emergente.. Auguraron que si no se corrige la redacción, el Sello Startup no va a funcionar correctamente, “porque muy pocas actividades cumplirán todas las características para acogerse”.

2.- Falta "todo" un amplio capítulo fiscal para mejorar la inversión en startup. Para la AES, la norma da algunos pasos para atraer capital de business angels, pero “no es suficiente”. En el documento enviado, la entidades firmantes reclamaron una mayor ambición para acompañar el crecimiento de estas empresas emergentes. En concreto, solicitaron un incremento de los incentivos fiscales centrados en deducciones de I+D e Innovación Tecnológica, incentivos a la contratación de talento nacional e internacional, reducciones o incentivos en las cuotas de seguridad social de la empresa durante los primeros años, la revisión del periodo de aplicación de bases imponibles negativas, y aplicar la deducción fiscal en IRPF prevista en el borrador también en el impuesto de Sociedades

3.- La atracción del talento internacional. Aunque el Anteproyecto de Ley recoge una ‘Startup Visa’ para atraer el talento internacional, los emprendedores criticaron que “está dirigida a un tema importante como son los nómadas digitales (gente que trabaja para grandes empresas y que con el teletrabajo puede operar desde España), pero que no tiene nada que ver con facilitar la contratación a startups de personal de fuera de las fronteras”.

Es necesario una mayor apuesta del Gobierno por las startups

Buena parte de la críticas al anteproyecto son coincidentes con la opinión de la socia directora del Área de Derecho Tributario de la firma Selier Abogados, Laura Blanco. “Ahora mismo lo que se conoce es el Anteproyecto de Ley de Startup, por lo que la norma está sujeta a cambios. Las medidas que se incluyen pueden ser un buen buen punto de partida para crear un marco legal e impulsar el ecosistema de las startup o empresas emergentes, si bien son necesarias que sean más ambiciosas que supongan el empuje definitivo para su consolidación como sector atractivo para inversores nacionales e internacionales”.

A su modo de ver “las medidas del texto que tenemos en estos momentos, no son tan buenas como lo parecen sobre el papel”. Y dijo que “para fomentar el ecosistema de startup, hay que establecer beneficios fiscales más fuertes y más arriesgados, medidas que hagan que tanto la inversión nacional, como internacional gire mucho más la cabeza hacia nuestro país y que podamos competir con el resto de Estados”.

Blanco piensa que es necesario establecer una serie de medidas en su conjunto para conseguir ese objetivo y comentó la posibilidad de que se crease “un sistema europeo para que los beneficios de invertir en startups fuesen similares en los diferentes estados miembros, y no que cada país estableciera los suyos”.

Los emprendedores no creen que la Ley de Startup esté lista antes de final de año

La Asociación Española de Startups (AES) cree que el Gobierno no va a poder tener lista la Ley de Startups antes de final de año y aventuraron a que se alargará hasta el primer trimestre de 2022. Durante la clausura del evento de emprendimiento South Summit, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que el Anteproyecto de Ley de Fomento del Ecosistema de Empresas Emergentes, iría al “Parlamento antes de que termine este año”.

No obstante, desde AES reconocieron que no esperan que se cumpla ese objetivo: “sabemos cuál es la intención del Gobierno, pero creemos que no es un plazo muy realista. Creemos que la llegada al Parlamento de la norma no ocurrirá hasta el primer trimestre de 2022”.

¿Qué beneficio fiscal obtendrán los que inviertan en proyectos de emprendedores con la 'ley de startups'?