Domingo. 18.11.2018

LA VALENCIANA COMBUSTION ECO

Crean un material ignífugo y biodegradable con pasta de arroz

Crean un material ignífugo y biodegradable con pasta de arroz

La empresa emergente valenciana Combustion ECO ha desarrollado un material ignífugo y biodegradable a partir de paja de arroz, que puede utilizarse para proteger puertas y baldosas del fuego y el calor.

Crean un material ignífugo y biodegradable con pasta de arroz

El compuesto ignífugo creado por Combustion ECO, que aún no tiene nombre oficial, surgió de improviso al intentar crear un material barato que ardiese con facilidad para utilizarlo en las fallas de Valencia, según la consejera delegada de esta empresa, Ana Blasco. "El proyecto es una composición de un material, a partir de productos reciclados, que establece una barrera al paso del calor entre dos medios que tendrían que tender a igualarse en temperatura", explicó.

El material ha conseguido resistir durante 180 minutos a la exposición directa al fuego, a una temperatura de 800 grados centígrados, mientras que los aislantes que se encuentran en el mercado resisten alrededor de 120 minutos. Blasco detalló que estos 180 minutos se han alcanzado cuando el compuesto está mezclado con plástico reciclado, ya que "el propio material aguanta 240 minutos de estabilidad al fuego".

La compañía registró la patente en mayo, después de haber realizado pruebas piloto con varias empresas para utilizar el material en baldosas térmicas, puertas ignífugas y sensores instalados dentro de contenedores.

Programa Lanzadera

Combustion ECO ha conseguido entrar en el programa Lanzadera, del empresario valenciano y propietario de Mercadona Juan Roig, donde han recibido formación, con cursos y conferencias en los que desarrollan lo que los interesados necesitan saber para dirigir una empresa.

Ana Blasco, ingeniera química de profesión, señaló que antes de entrar en Lanzadera "no disponía de los conocimientos suficientes sobre marketing, publicidad e inversión", para hacer crecer el negocio.

Hasta el momento, el proyecto se ha sustentado con inversión propia, aunque ha recibido 32.000 euros de financiación por parte del programa Lanzadera, que esperan "no tener que utilizar".

Esta empresa emergente también fabrica bioplásticos y se ha presentado al concurso "Mares Circulares" de Coca-Cola, en el que se premia a los proyectos que buscan dar salida a los plásticos que hay en el mar. En concreto, el bioplástico utiliza un 15% máximo de plástico, para que el producto sea "biodegradable y sostenible con el medio ambiente", indicó Blasco.

Crean un material ignífugo y biodegradable con pasta de arroz