martes. 15.10.2019

CREADA POR LA INFLUENCER INÉS ARROYO

Una marca de ropa nacida en Instagram

Imagen de la influencer Inés Arroyo.
Imagen de la influencer Inés Arroyo.

Con 24 años y casi 350.000 seguidores en Instagram, Inés Arroyo es la fundadora de Laagam, una firma que va más allá del concepto de moda tradicional y que, en buena parte, surgió de su influencia en esta red social de imágenes. Tiene ya presencia en más de 50 establecimientos multimarca de Europa y Asia y cuenta con dos tiendas físicas en Barcelona y Madrid.

Una marca de ropa nacida en Instagram

Laagam es la versión en femenino de la palabra sueca lagom que resume las virtudes de “moderación y equilibrio”. Bajo este concepto, Inés Arroyo ha fundado la firma catalana que ha apostado por el slow fashion (moda sostenible), con fondos de armario “atemporales y versátiles”.

Detrás hay todo un equipo. “Cada uno poseemos experiencia en un sector complementario. Diego, que ya había trabajado en trabajando en startups, se encarga del marketing; Cristian lleva la parte de proveedores y logística por su experiencia y textil; y yo llevo la parte creativa y de contenido digital” ha explicado la empresaria.

Inés Arroyo no es una advenediza, ni acaba de empezar. Graduada en empresariales por la universidad Pompeu Fabra, Arroyo cuenta con experiencia en el sector de lujo, donde ha trabajado en marcas como Rabat o Puig, y en el sector de diseño, donde desarrolló trabajos para la firma de joyas Xavier del Cerro y una colección limitada con la marca Mi & Co fw14.

Un grupo de Whatsapp con las clientas

Según la empresaria, Lagaam se trata de una comunidad en la que se quiere “hacer partícipes” a todas las clientas y para ello, dispone de un grupo de grupo de Whatsapp con más de 120 miembros.

“Enviamos las novedades, pedimos su opinión en cuanto a diseños y ofrecemos descuentos a través de este grupo”, ha afirmado la fundadora de la compañía, que ha destacado “tener un buen retorno de sus clientas”.

Otra de las iniciativas en el trato al cliente es la venta en sus tiendas. También organiza eventos como brunches o afterworks, en donde “les explicamos la colección y les hacemos un descuento”, ha dicho su creadora.

En cuanto a objetivos, la marca ha introducido calzado y accesorios, y se ha propuesto expandirse en países como Finlandia y Noruega. Para ello, ampliará su plantilla de modistas ya que “estamos trabajando para hacerlo todo nosotros”, ha añadido.

Nuevas estrategias en las tiendas de moda

Laagam tiene presencia en más de 50 establecimientos multimarca de Europa y Asia y cuenta con dos tiendas físicas en Barcelona y Madrid.

Las tiendas de España son “guide shops“, un innovador concepto entre showroom y tienda que combina el comercio tradicional con el comercio por internet en donde hay prendas en todas sus tallas y colores y donde el cliente se prueba bajo atención personalizada.

Las tiendas, que abren de jueves a domingos, disponen de “una pantalla donde el cliente puede interactuar con nuestra página web”, una estrategia similar a la que lleva “Zara en Londres y Reformation en Estados Unidos”, ha explicado Arroyo.

“Inspirar más allá de un producto”

Según la empresaria, esta firma firma surge por dos razones principales: “la falta de marcas que inspirasen a su público y el crecimiento del mercado de lujo asequible”.

La fundadora ha explicado que el sector de lujo sostenible “es un nicho donde hay mucho por potenciar. Desde el primer momento quisimos producir todo en Barcelona, y hacerlo con la mayor calidad posible a un precio asequible”.

Además, la marca de moda no ofrece rebajas, ya que “no creemos en ellas”, puntualizó. Aunque reconoció que “hacemos descuentos de vez en cuando”.

Emprender en moda

Arroyo cuenta como Laagam sufrió dificultades en sus inicios, al tratarse de un equipo joven y emprender en un sector tan “competitivo” como la moda. Como toda emprendedora, recuerda  “momentos duros” y la importancia de “mantenerse firme”. Es fundamental “ser ambicioso” y, sobre todo, “gestionar una buena plantilla sabiendo delegar funciones”, ya que “cuanto más delegas, más crece tu equipo”.

Una marca de ropa nacida en Instagram