PRODUCTOS GOURMET

El secreto para vender uno de los mejores aceites del mundo

La receta de Carlos Municio para marcar la diferencia en un sector que “hace lo de siempre” es modernizarse, innovar y, ante todo, cuidar al cliente.

Aceite, Pago de los Centenarios, Carlos Municio
El secreto para vender uno de los mejores aceites del mundo

Pago de los Centenarios ha sido condecorado con tres medallas de oro internacionales que lo reconocen como uno de los mejores aceites virgen extra premium del mundo. Su creador, Carlos Municio, fundó la empresa hace 4 años, aprovechando la finca y los olivos familiares, con la pretensión de situarse entre los mejores productos del sector mundial a través de una dinámica de modernización e innovación.

El joven empresario asegura que competir con los mejores aceites del mundo no es fácil. Para ello cuida al detalle cada paso de la producción, empezando por un molino especializado y terminando con un envasado en el que se atiende a un diseño moderno y atractivo. Además, conserva su producto hasta el embotellado en unos modernos contenedores de plástico con capacidad de 1.000 kilos para evitar aromas y sabores que proporciona el metal de los contenedores tradicionales.

Aceite, Pago de los CentenariosCarlos Municio (en el centro), con el resto de su equipo.

Pago de los Centenarios compite en un sector complicado, es por esto que su creador esboza un dibujo del sector aceitero estático y poco progresista, con unos nombres tradicionales marcados a fuego, “hacen lo de siempre” concluía. Insiste en que la fórmula de negocio de la empresa para abrirse paso en este campo es el cuidado de todos los procesos y la innovación como pieza clave para situarse en el sector. Su último lanzamiento es el caviar de aceite, unas pequeñas bolas rellenas de aceite virgen extra premium que al morderlas explotan en boca.


Diferenciarse de la competencia

La Unión Europea estipula unos parámetros para determinar la calidad del aceite. Debido a esto, Carlos examina su aceite con catadores profesionales para establecer las cualidades del producto: aromas, sabores, etcétera.

Uno de los secretos de Pago de los Centenarios es la recogida temprana, la oliva se recoge a principios de octubre para conseguir aceites verdes y aromáticos, a diferencia de alguno de sus competidores que recoge en diciembre.

Caviar, Pago de los Centenarios

El caviar de aceite es otra de las especialidades de Pago de los Centenarios.

Esto supone un notable incremento de los costes, pero también de la calidad: la recogida temprana deriva en una aceituna de mayor calidad pero que solo proporciona un 8% de rendimiento, mientras que la recogida en diciembre, aunque mantiene su calidad virgen extra, no posee las mismas características y proporciona en torno al 22% de rendimiento. Esta diferencia de costes es lo que distingue un aceite virgen extra de un virgen extra premium.

Cliente fiel

“Mi público objetivo es aquel al que le gusta comer bien, los productos de buena calidad y se preocupe por su salud”, afirma el creador de la empresa.

Pago de los Centenarios puede presumir de no perder clientes: Carlos asegura que su mejor estrategia de marketing es la experiencia del consumidor. “Es muy difícil ganar un cliente porque es un producto que ha de ser catado, la tienda online lo complica” sostiene. Creó el portal web para realizar una venta online a particulares. Afirma que tener una página web antes era un factor diferenciador, hoy en día solo es un apoyo. De hecho, sus productos pueden encontrarse directamente en tiendas gourmet y en los restaurantes selectos.

Asegura que sentirse muy cerca del cliente es de vital importancia, para ello retransmiten vídeos de la producción en la página web. Las redes sociales también son un factor diferenciador y por ello están en constante promoción a través de ellas. “Hay que estar siempre en Internet”, concluye.

Aceite, Pago de los Centenarios

Expansión internacional

“Hay que crecer mucho, este último año ha llegado el auge con las tres medallas de oro: Israel, Grecia e Italia” sostiene Carlos.

El objetivo de la empresa para este año, según su creador, es una expansión internacional. Piensa en Alemania, donde afirma que existe un gran aprecio por el aceite español.

Otra de las premisas para el nuevo ejercicio es estar en más restaurantes, así como en más tiendas gourmet. Pero Carlos no quiere estar en cualquier esquina, porque según él desvirtuaría la esencia de la empresa, ya que no podría ofrecerle al cliente la atención que necesita. “El cliente debe sentir el producto como suyo” termina Carlos.

El secreto para vender uno de los mejores aceites del mundo
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad