domingo. 17.10.2021

TRAS TRIUNFAR EN EE.UU

Una startup crea colchones a medida para personas y mascotas

colchon-marmota-startup
Imagen de uno de los colchones de Marmota.

Diseñar y fabricar colchones a medida tanto para una persona como para una mascota es el modelo de negocio de la startup llamada, muy apropiadamente, Marmota. Un empresa semilla que se ha lanzado a conquistar el mercado español, tras triunfar en Estados Unidos, y que tiene como objetivo llegar a los 12 millones de euros de facturación gracias a su propuesta de colchones a medida. 

Una startup crea colchones a medida para personas y mascotas

Por precio medio de 490 euros, los clientes Marmota pueden tener un colchón a medida y, por precio medio, de 155 euros pueden tenerlo para su mascota. Se trata de una startup que basa su modelo de negocio en el diseño y fabricación de colchones a medida o lo que ellos mismos denominan bed in a box. El consumidor tiene 100 noches de prueba y 10 años de garantía. Asimismo la empresa semilla también comercializa con productos como almohadas, edredones y sábanas. 

El modelo de negocio bed in a box ha tenido, según relata la propia compañía en un comunicado, gran éxito en Estados Unidos. La empresa asegura que España "está cambiando a gran velocidad, mientras el sector del descanso lo hace lentamente".

Para poner este negocio en marcha, la startup Marmota ha contado con el apoyo de las incubadoras Antai Venture Builder con sede en Barcelona y Atresmedia Hub Factory, perteneciente al grupo de comunicación Atresmedia. Según la nota de prensa de Marmota, el crecimiento de la compaña se ha producido gracias a la cada vez mayor tendencia digital de los compradores.  La venta por Internet supone ya el 5% del total de la compra en el sector descanso. La propuesta de colchones a medida genera 70 millones de euros en Francia, tercer mercado europeo. 

Actualmente, el sector del descanso mueve unos 600 millones de euros en España y está liderado por marcas de carácter tradicional, según apuntó el consejero delegado y confundador de Marmota, Toni Estellé. Estas marcas se caracterizan "por un modelo de venta agresivo, promociones, tecnologías que realmente no son las más relevantes y que implican la necesidad de tener que probar el producto físicamente durante sólo unos minutos".

Estellé señala que, gracias al modelo de negocio de la compañía, "hemos creado el colchón perfecto a un precio que lo hace accesible para la mayor parte de la población”. Al no tener tienda física, Marmota elimina los gastos que suponen el transporte a almacenes de las tiendas o a los locales físicos y puede permitirse reducir hasta en un 50% los precios de sus productos de forma permanente

Una startup crea colchones a medida para personas y mascotas