Domingo. 24.03.2019

SÓLO HAY 50 COMERCIOS DE ROPA CURVY

Las tallas grandes, una gran oportunidad de negocio

Las tallas grandes, una gran oportunidad de negocio

Unos pocos pequeños comercios ofrecen ropa adaptada a uno de cada cuatro españoles. Son las tiendas especializadas en tallas grandes, un negocio rentable que carga contra el “rechazo social y la falta de cultura curvy que hay en España”. Estos aseguran que sus productos son para personas que compran pocas veces pero gastan mucho. Algunas de estas tiendas especializadas llegan a vender hasta el 75% de sus productos por internet.

Las tallas grandes, una gran oportunidad de negocio

Las tiendas de ropa especializadas en tallas grandes son un negocio con poca competencia y muchos clientes potenciales. Uno de cada cuatro españoles son obesos o están por encima de su peso, según reveló un estudio publicado en 2016 por el Imperal College de Londres en colaboración con la Organización Mundial de la Salud. Nuestro país es el segundo en Europa con más casos de sobrepeso seguido por Reino Unido. El sobrepeso y obesidad es una realidad en España que ha venido acompañada de comercios que se especializan en tallas grandes. Sin embargo, la oferta sigue estando muy por debajo de la demanda. Actualmente, hay poco más de 50 comercios centrados en prendas de este tipo.

Angels Curvy abrió su tienda hace veinte años cuando prácticamente no existían estos comercios. Mari Carmen Fernández, su fundadora, explicó que el problema no es que estos negocios no sean rentables si no que la moda española sigue dominada por los cánones de belleza de las grandes marcas. “En España seguimos atrasados respecto a Estados Unidos y buena parte de Europa. La gente sigue obsesionada con marcas como Zara que tienen un público concreto, no valen para todo el mundo. Cada uno tiene que ser consciente de su físico. Reivindico la aceptación de uno mismo. Si tenemos curvas, ¿por qué no las lucimos?”.

Fernández aseguró que el problema no es la rentabilidad sino la cultura. En España los clientes no saben diferenciar entre `Curvy’ -a partir de la talla 46-, `Plus Size’ –desde la 56- y ‘Tallas especiales’ –de la 68 en adelante-. Si el sector tiene poca competencia y casi un cuarto de los españoles no encuentran su talla en grandes empresas de moda, ¿por qué no iba a ser un negocio rentable? La fundadora de Angels Curvy explicó que en nuestro país sigue habiendo un rechazo al sobrepeso. El ‘boom’ que se ha producido con las tallas grandes en otros países aún no ha llegado a España.

No obstante, algunos de los pocos autónomos que se han especializado en este segmento de la moda aseguraron que el negocio aporta beneficios. “Algunos días, especialmente entre semana, facturamos más de 600 euros. Nuestros clientes compran pocas veces al año pero gastan mucho” explicó Gloria Angulo de Edén tallas grandes.

Este pequeño negocio en el que trabajan tan solo la dueña y una empleada, fue de los primeros en ofrecer tallas superiores a las 50 en España, cuando todavía no había prácticamente competencia ni proveedores donde abastecerse. Angulo comentó que se ha visto obligada a reducir su margen de beneficio por el ligero incremento de competidores en los últimos años. De cada una de sus ventas la mitad son costes y la otra mitad beneficios. La fundadora de Eden aseguró que su negocio es rentable por su experiencia en el trato al cliente y porque ha enfocado su oferta a un nicho olvidado por los comercios de tallas grandes: las prendas para jóvenes.

También ha sido la apuesta de Polita XL, una tienda de ropa especializada en medidas grandes que con tan solo dos años de vida incrementa sus beneficios progresivamente. “Tengo 30 años y puse en marcha mi negocio porque no encontraba prendas adaptadas a mis necesidades. Las multinacionales no cubren más de la talla 50 y los pequeños comercios enfocados a tallas grandes se han centrado en las personas mayores” explicó Ainara Alonso, fundadora de Polita XL.

Alonso explicó que, en su caso, la rentabilidad no es un problema ya que en su ciudad, Bilbao, tan solo hay tres comercios que supongan una competencia directa.“Aunque ser autónoma y dedicarse a la moda no sea fácil, tengo la suerte de tener clientas muy fieles. Ofrezco ropa hasta la talla 70 y las mujeres que la necesitan no tienen muchos más lugares dónde comprarla” comentó la dueña de Polita XL. 

Para estas tiendas, Alonso aseguró que no existen competidores ya que las grandes marcas nunca se han interesado por cubrir su nicho, “la verdadera competencia es online. Buena parte de los beneficios de comercios como el mío vienen a través de internet. Existen tan pocos fabricantes de estas tallas en España que, muchas veces, se da el caso de que una tienda de Granada ofrezca la misma ropa que una de Bilbao o Barcelona. En este contexto sí es necesario desmarcarse”.

Hasta el 75% de las ventas son online

Las ventas de ropa de talla grande por internet se han disparado. Estos pequeños comercios se han visto obligados en los últimos años a reforzar su presencia online más que cualquier otro negocio. Tanto Polita XL como Eden Tallas grandes venden la mitad de sus productos a través de internet.

En el caso de Angels Curvy, hasta el 75% de sus ingresos provienen de la venta online. “Vendo mucho más en ciudades como Madrid que aquí en Barcelona, donde está asentada mi tienda. Me estoy dando a conocer cada vez más a través de internet, hasta el punto de que muchos de mis clientes más fieles son de otras ciudades de España” explicó la dueña de este negocio.

Para ella, Internet es un buen canal para vender este tipo de ropa especial ya que, en muchos casos, sus clientas se sienten más cómodas probándose la ropa desde casa.En todo caso, Fernández reivindica la aceptación de uno mismo ya que es la única vía para dar visibilidad a las necesidades de las personas con sobrepeso. Solo así llegará el día en el que todo el mundo pueda encontrar fácilmente ropa de su talla.

Las tallas grandes, una gran oportunidad de negocio