Entrevista con la consultora laboral Due Corporación

Así deben afrontar los autónomos el registro salarial y el protocolo contra el acoso para evitar sanciones

Los autónomos con trabajadores a su cargo están obligados a hacer un registro salarial y un plan contra el acoso. Ambas medidas son obligatorias para todos los negocios y su incumplimiento implica sanciones.
registro-jornada-declaraciones-inspector (1)
Así deben afrontar los autónomos el registro salarial y el protocolo contra el acoso para evitar sanciones
Así deben afrontar los autónomos el registro salarial y el protocolo contra el acoso para evitar sanciones

En los últimos años se han multiplicado los deberes a los que tienen que hacer frente los autónomos con empleados a su cargo. En 2019 se implantó el control horario y, desde ese momento, todos los negocios están obligados a registrar las horas de sus empleados. Las distintas campañas de la Inspección, que ha puesto mucho énfasis en controlar su cumplimiento y las sanciones impuestas a miles de empleadores, han hecho que este documento sea una de las obligaciones más conocidas para los negocios.

Ahora bien, no es la única. Los autónomos y pequeños negocios, aunque no tienen la obligación de hacer un Plan de Igualdad -que afecta sólo a las medianas y grandes empresas-, sí deben tener un registro salarial, que aunque todavía es poco conocido, es obligatorio y conlleva sanciones muy elevadas. Además, otra obligación todavía menos conocida para los empleadores es el protocolo de acoso laboral que pretende poner freno a prácticas que promueven la desigualdad en la empresa y que es obligatorio para cualquier actividad, independientemente de su tamaño.

Aunque ambas normativas son ampliamente aceptadas por patronales y sindicatos, todavía hay mucho desconocimiento sobre ellas entre los negocios más pequeños y surgen dudas sobre su aplicación. Con el fin de resolverlas, este diario se ha puesto en contacto con Due Corporación, una de las mas importantes consultoras laborales en España. Con más de 15 años asesorando a emprendedores, pequeños comercios y autónomos, Due Corporación ha estado presente en los mayores cambios del entorno laboral español.

Según explican desde la entidad, las consultas de empresas se han disparado con la entrada en vigor del Protocolo de Acoso Laboral y el Registro Retributivo Obligatorio. A continuación, sus especialistas despejan las dudas más frecuentes sobre ambas obligaciones y aclaran cómo se deben cumplir estas normas para evitar sanciones. 

¿Cómo deben cumplir los autónomos con el registro salarial y el protocolo de acoso laboral?

Protocolo de acoso laboral: ¿Qué es y qué obligaciones implica para los negocios?

El acoso laboral de cualquier naturaleza es una de las conductas más reprochables que existen dentro de la empresa. Sin embargo, parece haber discrepancias sobre si se debe tratar este asunto como un problema empresarial o individual. Para el Ministerio de Igualdad el tema está claro, las empresas tienen la responsabilidad de crear entornos libres de acoso de cualquier naturaleza. 

Para ello, se deben diseñar una serie de medidas que minimicen y eventualmente, erradiquen cualquier forma de acoso en el ámbito laboral. Todas las empresas, independiente de su tamaño, deberán contar con un manual de acción para prevenir y sancionar las conductas abusivas, así como establecer los canales para su denuncia.

En el caso de los negocios sin Plan de Igualdad (la mayoría de autónomos y pymes) deberán negociar el protocolo contra el acoso laboral con la representación legal de las personas trabajadoras o la representación sindical. Una vez hecho esto, tendrán que desarrollar una normativa interna y un plan que detalle qué hacer en cada caso en el que se pueda dar este tipo de acoso. En el siguiente enlace se detalla cómo hacer exactamente el Protocolo de Acoso Laboral paso a paso.

Independientemente del tamaño, sector o número de empleados, todos los negocios que no cuenten con un protocolo de acoso pueden ser sancionados con multas de:

  • De 7.501€ a 30.000€ para infracciones leves
  • De 30.001€ a 120.005€ para infracciones graves
  • De 120.006€ a 225.018€ para infracciones muy graves
  • Suspensión automática al acceso y beneficios de cualquier plan de ayuda pública por un período de 2 a 6 años

Registro retributivo: qué es y qué implica para los negocios

Los negocios también deben hacer un Registro Retributivo Obligatorio. Este documento debe garantizar la igualdad de salarios, obligaciones y responsabilidades sin distinguir entre géneros u otras características individuales.

El RD 902/2020 establece que todos los miembros de una empresa deben tener las mismas retribuciones por las mismas actividades. En este sentido, los negocios deben tener una tasa salarial igualitaria sin diferencias entre géneros.

Dentro del registro retributivo se deben contemplar todas las remuneraciones por concepto de salarios, complementos y pagos extrasalariales. Este registro debe ser público y es aplicable a todas las empresas sin importar su tamaño, sector, ubicación o número de empleados.

Las inspecciones del trabajo tienen la obligación de comprobar el Registro Retributivo Obligatorio y su aplicación en los negocios. Los inspectores pueden imponer sanciones de:

  • 626€ y 1.250€ para sanciones leves
  • 1.251€ y 3.125€ para sanciones graves
  • 3.126€ y 6.250€ para sanciones muy graves

Estas multas se aplican para empresas desde dos hasta un número indeterminado de empleados. En el Registro de Retribución Obligatorio se debe establecer la composición por género, jerarquía, responsabilidad y tipo de trabajo de la empresa.

¿Cuáles son los beneficios de cumplir con esta normativa?

La igualdad es uno de los objetivos primordiales en la nueva concepción del trabajo, el bienestar de los trabajadores y la responsabilidad social empresarial. Erradicar las prácticas discriminatorias y que atenten contra la dignidad individual de los trabajadores es parte de las obligaciones de la empresa.

Además de cumplir con las disposiciones legales, evitar sanciones y favorecer el acceso a los programas de asistencia gubernamentales, estas medidas permiten:

  • Fomentar un ambiente laboral seguro, horizontal y transparente.
  • Crear las condiciones de desarrollo individual, profesional y social de todos los trabajadores sin distingo de géneros.
  • Eliminar las prácticas abusivas que lesionan el bienestar individual, así como todas las formas de violencia laboral.

Todos estos beneficios generan en el corto, medio y largo plazo, una mayor productividad en la empresa, así como un clima laboral más positivo. 

Aún así, muchos pequeños negocios carecen de las herramientas necesarias para diseñar, implementar y hacer seguimiento de estas medidas. Contar con la asesoría y auditoría para empresas  continua de los especialistas garantiza no sólo el cumplimiento de la normativa sino un mejor ambiente laboral.

Así deben afrontar los autónomos el registro salarial y el protocolo contra el acoso para evitar sanciones
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad