lunes. 30.11.2020

AFECTA TAMBIÉN A OTROS MILES DE AUTÓNOMOS

Los furgoneteros tendrán que pagar 600 euros más al año con la subida del diésel

Los autónomos conductores de furgonetas y transportes ligeros tendrían que pagar, de media, 600 euros más al año con la subida de diésel propuesta en los Presupuestos Generales del Estado. Un ejemplo de los que significará este incremento para miles de autónomos que también usan su vehículo para su actividad

Los furgoneteros tendrán que pagar 600 euros más al año con la subida del diésel

Subir 3,8 céntimos por litro el impuesto del diésel supondrá, de media, 600 euros más a final de año para los autónomos conductores de furgonetas y vehículos ligeros de menos de 7,5 toneladas. El Gobierno decidió introducir este incremento del precio del diésel en los futuros Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el ejercicio de 2021. El anteproyecto de ley que aprobó el pasado martes el Consejo de Ministros recogió un alza de casi cuatro céntimos por litro en el tipo estatal -que pasará de los 30,7 céntimos por litro a los 34,5 céntimos-, en un intento de equipararlo a la tasa que se aplica a la gasolina. 

La subida impositiva no sólo afectará a los pequeños transportistas, sino también a otros muchos miles autónomos para los que el vehículo es su herramienta de trabajo. Es el caso de los agentes comerciales, taxistas, ambulancias  u otros muchos profesionales que utilizan el coche exclusivamente para su negocio. 

Según las estimaciones del Ministerio de Hacienda, el impacto de esta medida en la recaudación sería de 500 millones de euros. Si bien se trata de una propuesta que afecta a todos los usuarios del diésel, los trabajadores autónomos que trabajan en el sector del transporte o utilizan un vehículo como herramienta principal para desarrollar su actividad, son los más perjudicados porque mayoritariamente emplean este tipo de carburante al ser más barato.

La factura de miles de autónomos subiría hasta 60 euros al mes

"Esta subida será un golpe más para los furgoneteros y transportistas de un tonelaje menor a 7,5 toneladas. El transporte pesado adelanta el dinero de ese impuesto y luego se les devuelve íntegro a través de deducciones. En cambio, los ligeros no tienen esa opción. Deben hacer frente a ese gasto, que va a suponer un importante incremento para ellos a final de año", explicó el vicepresidente Federación Española de Transportistas Autónomos (Fetransa), José Carlos López Jato.

Desde Fetransa se muestran "totalmente en contra" de la subida al impuesto del diésel, y aseguraron que "si se multiplican 3,8 céntimos más por unos 1.500/1.600 litros de diésel, la factura podría alcanzar unos 50 o 60 euros más al mes por vehículo". Algo que, según advirtieron desde la Federación, "también puede variar en función del tipo de vehículo y los kilómetros que tengan que recorrer". La economía de muchos de estos autónomos del sector podría verse "peligrosamente afectada", dijo el vicepresidente.

Además, López incidió en que la subida impositiva "afectará mucho a la competencia. No entre empresas españolas, sino en los mercados en los que operan también empresas foráneas", explicó. Para el vicepresidente de Fetransa ésta es una cuestión que debe tratarse con mucha delicadeza, porque "puede ser peor el remedio que la enfermedad si el aumento de costes implica la pérdida de mercados", lamentó el transportista. 

Petición de bonificaciones al transporte ligero

Desde el Comité Nacional de Transporte en general y desde Fetransa en particular, solicitaron al Gobierno que estudie alguna medida que "permita que a los autónomos del transporte ligero se les devuelva esa parte del aumento del diésel", explicó el vicepresidente de Fetransa.  Piden el mismo trato que reciben los vehículos pesados -de más de 7,5 toneladas-, los cuales adelantan el importe y luego se les devuelve a través de deducciones.. 

Además, José Carlos López aseguró a este medio digital que "el Gobierno se comprometió a estudiar la propuesta". Sin embargo,  desde el colectivo no se muestran "muy esperanzados en que vaya a tomar cartas en el asunto". El Ejecutivo explicó que se trata de una recomendación de la Unión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en materia de fiscalidad medioambiental, y por ello, "es complicado hacer modificaciones en la misma". 

Los agentes comerciales lo consideran un varapalo

El de los agentes comerciales es otro de los muchos sectores a los que afecta directamente la subida del impuesto al diésel. Para estos autónomos el vehículo es su principal herramienta de trabajo, por lo que pagar más cada vez que llenen el deposito supondría un "fuerte varapalo a su economía". En palabras del presidente del Consejo General de Colegios de Agentes Comerciales de España (CGACE), Francisco Manuel Maestre, la medida "va a suponer para el todo colectivo más de 300.000 euros al mes y 3,7 millones de euros al año", explicó a este diario digital. 

Desde el Consejo denunciaron que "el vehículo es un imprescindible para el desarrollo de la actividad de estos profesionales" y no entienden porque el colectivo no recibe bonificación ni desgravación alguna para compensar esta subida fiscal. "En España hay más de 20.000 agentes comerciales colegiados que realizan una media de 60.000 kilómetros anuales en sus desplazamientos profesionales a lo largo del año", aseguró Maestre.

Por ello, el presidente del CGCACE adelantó que va a solicitar al Gobierno que tengan en cuenta la especificidad del sector, pues "supone un eslabón fundamental" en la cadena entre fabricantes y mayoristas y el comercio minorista en España. "Solicitamos al Gobierno que se establezcan medidas compensatorias para los agentes comerciales a través de ayudas o desgravaciones especiales que nos compensen para nuestro colectivo".  

Maestre explicó que, desde el inicio de la pandemia, la organización ha estado trabajando con las principales compañías de carburantes del país "para lograr descuentos adicionales en el precio del diésel para los agentes comerciales" en compensación a los efectos económicos que está dejando en el sector la pandemia del Covid-19. Por lo que consideró que "esta medida del Gobierno se sitúa en la dirección contraria, y hace un flaco favor a los autónomos de nuestro país", concluyó el presidente del Consejo de Agentes Comerciales.

Los furgoneteros tendrán que pagar 600 euros más al año con la subida del diésel