sábado. 17.04.2021

PELUQUEROS, FLORISTERÍAS, TIENDAS DE SOUVENIR...

El Gobierno dispuesto a rectificar ante la protesta de los autónomos que se les ha excluido de las ayudas directas

peluqueria-autnomos-ata-cese

En principio, el paquete de ayudas directas de 7.000 millones de euros dejaba fuera a muchos sectores afectados por la pandemia. Pero el Gobierno ya ha dicho que podría rectificar.

El Gobierno dispuesto a rectificar ante la protesta de los autónomos que se les ha excluido de las ayudas directas

Sorpresa, desolación y, sobre todo, mucha frustración entre los sectores que, en principio, han sido excluidos de las ayudas directas aprobadas por el Gobierno el pasado viernes. 7.000 millones de euros. El Boletín Oficial del Estado reservaba estas ayudas únicamente para 95 epígrafes del CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) y entre los que no se incluyen muchas de las actividades compuestas mayoritariamente por trabajadores autónomos, como peluquerías, centros de estética, floristerías, tiendas de souvenir, talleres mecánicos, entre otras. Sin embargo, este olvido podría corregirse en las próximas semanas, ya que la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, está dispuesta a que se hagan “ajustes” al listado de beneficiarios.

Desde que se publicó el Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial el sábado por la mañana y se conoció qué negocios iban a poder acceder a las ayudas directas, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha venido denunciando que había muchos autónomos afectados por la emergencia sanitaria, que no estaban incluidos dentro de esa batería de epígrafes de CNAE. Así, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, aseguró que las ayudas directas aprobadas por el Ejecutivo “llegan tarde, son insuficientes y lo más grave es que dejan fuera a muchos autónomos que ahora mismo están sufriendo las consecuencias de la pandemia”.

Según enumeró algunos de estos sectores excluidos son peluquerías, centros de estética, floristerías, talleres mecánicos, autoescuelas, actividades artísticas o tiendas de souvenir, entre muchas otras. En este sentido, Amor se preguntó “cuáles son los criterios que sigue el Gobierno para que una casa de apuestas pueda acceder a las ayudas y una peluquería no. O para que una empresa de alquiler de vehículos sí, pero que una de alquiler de bicicletas no, si ambas han sufrido la crisis y la caída del turismo”.

El Gobierno abre la puerta a rectificar

Asimismo, el presidente de la Federación, que habla en nombre de muchas de las actividades afectadas ya que también forman parte de ATA, solicitó al Gobierno que “corrigiese” ese error de exclusión en un Consejo de Ministros y ampliase el listado de negocios beneficiarios. “Queremos criterios objetivos para que se ayude a todos los autónomos, no solo a unos pocos” apuntó Amor.

Su petición podría convertirse dentro de muy poco en una realidad, ya que la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, abrió la puerta a realizar “ajustes” en el listado de negocios beneficiarios. En una entrevista emitida en Telecinco, en el programa de ‘Ana Rosa’, la titular de uno de los ministerios, junto al de Hacienda, de gestionar las ayudas directo dijo que la voluntad del Gobierno "es gestionar bien el dinero público y que llegue de verdad a las empresas que lo necesitan. Si hay que hacer algún ajuste, se hará" aseguró la ministra en el programa.

Se trata de una cuestión que también confirmaron a este diario fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Según explicaron, “se hace una una revisión constante de las ayudas y si es necesario se adaptarán”. Asimismo, señalaron que se han basado en los sectores beneficiarios de los ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) para escoger a los negocios que tendrán acceso a las ayudas.

Estos son los sectores que se han quedado fuera

El pasado 24 de febrero, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció un nuevo paquete de ayudas de 11.000 millones de euros para las empresas más afectadas por la emergencia sanitaria. Y desde entonces el tejido productivo ha estado esperando por él. Hasta la semana pasada cuando en el Consejo de Ministros extraordinario se aprobó la puesta en marcha del Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19. La normativa recoge tres fondos diferentes: una línea de ayudas directas a autónomos y empresas, dotada con 7.000 millones de euros; una segunda línea de 3.000 millones de euros para que el ICO pueda reestructurar las deudas de los negocios con aval público; y una última de 1.000 millones de euros para recapitalizar empresas afectadas por la COVID.

Y es concretamente entre los beneficiarios de la primera línea dónde ha surgido la problemática y el agravio comparativo que denuncian diferentes sectores. A través de ella, los negocios de 95 epígrafes del CNAE -como comercio, hostelería, ocio nocturno, gimnasios o taxis –, que acrediten una caída de facturación del 30% podrán optar a unas ayudas directas de entre 4.000 y 200.000 euros.

La intención del Gobierno es que este fondo vaya destinado a los sectores de actividad más perjudicados por la emergencia sanitaria. Sin embargo y como denunció la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) faltan sectores. Son pequeños negocios que muestran su descontento ante la decisión del Ejecutivo y se preguntan cómo podrán seguir hacia adelante sin el apoyo estatal y sobre todo qué criterios se han seguido para excluirles del listado de beneficiarios. En concreto, los sectores excluidos de las ayudas directas que ha identificado ATA son:

  • Peluquerías
  • Centros de Estética
  • Autoescuelas
  • Academias
  • Formación no reglada
  • Comercio de Souvenirs
  • Comercio de Decoración
  • Comercio de Repuesto de Automóvil
  • Talleres mecánicos
  • Alquiler de bicicletas
  • Actividades Artísticas y Literarias (cantantes, músicos...)
  • Floristerías

El clamor de los autónomos excluidos de las ayudas directas

Desde Autónomos y Emprendedores nos hemos puesto en contacto con varios de los principales sectores que no se encuentra entre los 95 epígrafes y que han sido excluidos de las ayudas directas para ver qué opinan sobre la decisión del Gobierno.

Las peluquerías esperan que no sea un “castigo”

Los negocios de peluquería y centros de estética esperaban con ansia la aprobación de las ayudas directas. Según explicaron, estas iban a ser un impulso para reactivar una actividad que ya ha perdido más del 40% de facturación y ha soportado el cierre de más de 50.000 establecimientos a causa de la pandemia. Sin embargo, su esperanza se vio truncada el pasado sábado al conocer el listado.

Así el presidente del Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España (CONEPE), Luis Herrera-Portugal, aseguró que estaban “muy sorprendidos por la decisión. Es una incongruencia lo que es están haciendo”. Herrera-Portugal explicó que no entiende como durante el primer estado de alarma fueron decretados como esenciales, luego les obligaron cerraron como al resto de negocios y ahora les excluyen de las ayudas directas. Máxime “teniendo en cuenta que somos un colectivo de batalla, es decir, somos una actividad que está en todos los pueblos de España. Y cómo va a sobrevivir ahora una pequeña peluquería sin el apoyo del Gobierno y con la caída de demanda que estamos sufriendo”.

El presidente de CONEPE confía y espera que la decisión del Ejecutivo de no tener en cuenta al sector que representa sea consecuencia de un “error y que no se nos haya olvidado de una forma deliberada por la demanda en la que estamos trabajando”. Las peluquerías, como otros muchos sectores, se encuentran inmersas en un proceso para organizar una demanda colectiva contra el Gobierno para que les indemnicen por los cierres decretados. Y ahora temen que la exclusión de las ayudas directas sea consecuencia de ello “y de las múltiples manifestaciones que hemos organizado solicitando una bajada de IVA. Es una idea descabella, pero muchas personas del sector ya se están cuestionando sobre esta posibilidad”. 

Las floristerías no lo ven justo

Las floristerías tampoco van a poder acceder, por el momento, a las ayudas directas. Se trata de una situación que a la presidenta de la Asociación Españolas de Floristerías (AEFI), Olga Zarzuela, no le parece justa: “no creemos que debamos ser un sector que quede fuera de las ayudas directas. Y más teniendo en cuenta que con los cierres perimetrales y la caída de facturación por la festividad de Todos los Santos, las floristerías han sufrido pérdidas de mercancías de más de 2.000 y 3.000 euros”.

Según explicó las decisiones abruptas de cerrar las ciudades e impedir la circulación de viajeros, obligó a muchos de sus clientes a cancelar los ramos encargados y por ende a las floristerías a tirar las flores.

Además Zarzuela denunció que mientras que ellos no pueden acceder a las ayudas directas, uno de sus mayores clientes sí que es beneficiario: “parte de nuestra actividad bebe de la celebración de bodas, la realización de eventos e incluso de la hostelería. Actividades de las que depende buena parte de nuestra facturación, que se han visto gravemente dañadas por la emergencia sanitaria y que van a poder acceder a las ayudas aprobadas por el Gobierno el viernes”.

Las tiendas de souvenirs se sienten discriminados

Las tiendas de regalo o de souvenir que están presentes en los principales puntos turísticos del país se han quedado fuera del listado de beneficiarios de las ayudas directas. Pese a que su actividad depende casi en exclusiva de los foráneos que visitan el lugar y que este 2020 casi no han visto. Desde la Confederación Española del Comercio (CEC) explicaron que aunque gran parte de su actividad se va a ver beneficiada por este nuevo paquete de medidas, hay sectores como el de las tiendas de souvenirs que se quedan fuera.

Desde la patronal detallaron que no entienden por qué el Gobierno ha discernido que unos sectores del comercio minorista pueden acceder y otros no. Especialmente cuando la actividad se ha visto perjudicada de manera generalizada por el estallido de la pandemia. “No sabemos qué otros criterios se han establecido para ser beneficiario de la ayuda, si ya hay que cumplir con una serie de objetivos económicos para acceder como la caída de facturación del 30%” apuntaron desde la CEC.

Los talleres mecánicos aceptan la decisión

Los talleres mecánicos son el único sector consultado por este Diario que está conforme con la decisión del Ejecutivo. Así la directora de relaciones institucionales de la Federación Española de Empresarios Profesionales de la Automoción (CONEPA), Nuria Álvarez, dijo que “entienden la medida porque se ve que va dirigido a los sectores que no han podido abrir y ese no ha sido nuestro caso. Si bien es verdad que nuestra actividad cayó durante el primer estado de alarma, porque aunque nosotros pudiésemos abrir, la gente no salía a la calle. La actividad se ha ido recuperando”.

El Gobierno dispuesto a rectificar ante la protesta de los autónomos que se les ha excluido de las ayudas directas