Ya se han cancelado el 20% de las reservas en Navidad

Los hosteleros "muertos de miedo" ante la posibilidad de que se decreten nuevas restricciones de horarios o aforos

El temor por la sexta ola del coronavirus ya ha supuesto un 20% de cancelaciones en el sector de la hostelería en estas fechas. El sector reconoce estar "muerto de miedo" ante la posibilidad de nuevas restricciones.
Más de un 20% de las reservas se han cancelado.
Más de un 20% de las reservas se han cancelado.
Los hosteleros "muertos de miedo" ante la posibilidad de que se decreten nuevas restricciones de horarios o aforos

Los autónomos de la hostelería esperaban, tras un año de restricciones y unos meses de lenta recuperación, una Navidad rentable para sus negocios. Sin embargo, la sexta ola y la incertidumbre que está generando ha provocado miles de cancelaciones de cenas y comidas durante este periodo navideño, lo que se traducirá en más dificultades para compensar las pérdidas que tuvieron durante la época de las medidas restrictivas por el Covid. Distintos organizaciones del sector confirman que las reservas, ante el aluvión de contagios y el miedo que ha generado, han caído por el momento más de un 20%.  A algún restaurante le han cancelado todas las reservas en apenas dos días. Junto a todo esto existe el temor en el sector a que se produzcan nuevas normas administrativas que reduzcan los horarios o los aforos. 

“Las reservas se están desplomando, más del 20% de las comidas y cenas institucionales han sido canceladas”, explicó Emilio Gallego, secretario general de la Confederación Empresarial de Hostelería en España (CEHE). El secretario explicó que cada día empeora la situación para los autónomos del sector, “la Navidad era una pequeña esperanza para cerrar el año de manera positiva. Ahora mismo la situación es histérica, hay una psicosis colectiva. No entendemos esta criminalización del sector”.

Los hosteleros, aclaró Gallego, están muy preocupados de cara a la cuesta de enero. “Esperamos que se vuelva a una situación racional y de cordura. Ha quedado bien demostrada la responsabilidad de la hostelería”, afirmó el portavoz de CEHE. Asimismo, desde el sector siguen de cerca las medidas que la Administración pueda llegar a tomar. Horarios de cierre, restricciones de aforo e incluso cierres perimetrales o confinamiento, pueden terminar por agotar a un sector que reclama medidas compensatorias más allá de los ERTE para apoyar a los emprendedores a afrontar estas dificultades. “Estamos a la espera de la reunión de presidentes territoriales en el Senado. Estamos muertos de miedo”. Asimismo, Gallego quiso poner de ejemplo a Comunidades Autónomas como Madrid o Extremadura donde se ha permitido trabajar con normalidad al sector y espera que hagan lo mismo otros territorios.

Los autónomos de la hostelería están indignados con el Ejecutivo

“Sólo meten miedo y miedo”, comentó Beltrán Alonso, Chef del restaurante Casa Mories en pleno centro de Madrid. “Nuestras reservas, en especial las que se hacen mediante plataformas digitales, han caído. Los clientes te llaman el mismo día y, a lo mejor, pierdes un servicio de 13 personas”, aclaró Alonso. “Las malas lenguas dicen que nos van a confinar a partir del próximo 3 de enero ¿Por qué quieren matar a la hostelería?”.

El emprendedor explicó que su equipo está vacunado, que cumplen con las medidas sanitarias marcadas por la Administración, pero está no corresponde a los trabajadores por cuenta propia. “Si cerramos, por cojones tendremos que volver al ERTE. Tenemos que vivir de nuestro dinero y ahorros para pagar todos nuestros costes fijos. Sin embargo, el Gobierno mira hacia otro lado y sólo ningunea a los que trabajan y levantan este país”, concluyó Alonso.

En las zonas turísticas la indignación ante los posibles cierres o restricciones también se hace notar entre los autónomos. “Lo único que quiero es trabajar”, afirmó Jorge Yagüe, propietario de un pequeño restaurante en la Costa del Sol. “Habíamos trabajado muy bien la temporada e incluso meses malos para el sector turístico como noviembre. Sin embargo, en diciembre no paran de cancelarnos reservas, el turismo se está resintiendo. Los clientes nos confirman que desde sus propias empresas reciben notas internas para que no se celebren cenas de Navidad”, comentó el emprendedor malagueño.

“Lo que es indignante es que nos tomen el pelo a los de siempre. ¿Qué diferencia hay entre contagiarse en un restaurante o un centro comercial o transporte público?”, sopesó Yagüe. El autónomo piensa que normas como el pasaporte Covid sólo son exigidas a la hostelería y que va en contra de ellos. “Quiero que me respeten y que no me tomen por tonto. Yo no puedo pedirle  a un camarero que exija documentación a nadie, no es un policía. Si en una mesa de 8 personas, la cual me hace la caja del día, un comensal no trae al pasaporte porque no lo ha podido descargar o cualquier otra circunstancia ¿Voy a perder esa mesa por burocracia?”, reflexionó el emprendedor.

“No quiero ser un alborotador, ni un antisistema, pero no pienso pedir el pasaporte Covid. Más si cabe cuando en el propio congreso, los diputados no tienen que presentarlo para acceder a la cámara”. En este sentido, el autónomo exige explicaciones al Gobierno y Administración para que ejemplifiquen cuál es el peligro real de la hostelería. “Me da igual izquierda, derecha, arriba o abajo. Esto es sentido común y nuestros representantes no lo tienen. Cuando alguien me explique para qué sirve todo esto, cumpliré con la norma”.

Por otra parte, el autónomo malagueño explicó que esta caída en las reservas no sólo afecta a la caja de un restaurante sino a toda la cadena de producción. “Este tipo de medidas absurdas y de miedo generalizado hace que yo tenga cuatro asalariados en vez de ocho. Que en vez de comprar 20 cajas de vino tenga que comprar 10. Esta es la realidad y siempre están mirando al otro lado o machacándonos”, concluyó Yagüe.

“Conocemos hoteles  y restaurantes que han tenido pérdidas de hasta 48.000 euros por cancelaciones”

Desde de la Asociación Hostelería Compostela, afirman que es pronto para saber cuáles serán las pérdidas después de la cancelación masiva de reservas en esta sexta ola. Sin embargo, no dudan que la caja no va a poder permitir pagar los costes de enero.  Desde la asociación confirmaron que algunos restaurantes y hoteles de Santiago presentan pérdidas de hasta 48.000 euros por las cancelaciones suscitadas por la nueva ola de coronavirus.

En este sentido, Thor Rodríguez, presidente de la asociación, aseguró que conoce restaurantes y hoteles que “han cancelado el 100% de las mesas dos días antes de realizar los eventos o cenas de Navidad”. Esta situación, explicó el autónomo gallego, hace que muchos restaurantes se estén planteando cerrar en estas fechas y que agravará la cuesta de enero.

“Enero siempre ha sido un mes complicado. Seguramente tengamos que subir los precios y evidentemente va a afectar al crecimiento del sector”. Asimismo, muchos autónomos del territorio deben pagar sus créditos ICO en el próximo enero, y la campaña de Navidad iba a ser una fuerte importante de liquidez que no van a poder afrontar.

Los hosteleros "muertos de miedo" ante la posibilidad de que se decreten nuevas restricciones de horarios o aforos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad