Estiman reducir su producción un 50%

Los pequeños cerveceros artesanos están en crisis desde que cerró la hostelería

Los pequeños cerveceros estaban viviendo su momento de oro hasta que se decretó el Estado de Alarma y cerraron los bares y restaurantes, sus principales clientes. En dos meses han pasado de crecer un 35% a estimar una caída de la producción de casi el 50%. Muchos cerrarán si la crisis dura más de tres meses.

Imagen de la cerveza artesana Chula
Imagen de la cerveza artesana Chula
Los pequeños cerveceros artesanos están en crisis desde que cerró la hostelería

El Covid-19 ha cambiado los hábitos de consumo de los españoles. Desde que empezó la pandemia, ya no se come ni se bebe lo mismo. Y los pequeños cerveceros artesanos lo saben bien. Con el cierre de la hostelería, este sector que estaba viviendo su momento de oro, empezó a caer en picado y ver comprometido su futuro.

Se trata de una actividad artesanal, llena de pequeños negocios emergentes, que hacen un producto algo más caro que el industrial, para un público amante de la buena cerveza. Sin embargo, contar con consumidores selectos no les ha salvado de caer en picado. “Ha sido un golpe enorme para estos negocios,  principalmente, porque todas las artesanas viven del canal de hostelería”, dijo José Manuel del Olmo Piñero, presidente y socio fundador de Craftman, que cuentan con las cervezas artesanas La Chula. 

Los cerveceros viven de los hosteleros

La mayor parte del consumo de cerveza en nuestro país se produce en los bares y restaurantes, y en un contexto social, es decir, con familiares, amigos o compañeros de trabajo. Aunque los consumidores no han querido renunciar al momento de disfrutar de esta bebida en sus hogares, el nivel de ventas ha caído en picado.

Con las restricciones de movilidad, que impiden lógicamente el encuentro social  -también en las casas-, entornos estrechamente vinculados al patrón de consumo de cerveza, "los hábitos y compra de estos productos han cambiado completamente. No se bebe lo mismo en un bar que en casa”, explicaron desde la Asociación de Cerveceros de España.

La cerveza artesana es uno de los sectores más afectados, ya que depende en gran medida de otros tres de los sectores, a su vez, más afectados por el Estado de Alarma, como son la hostelería, el turismo y la restauración. “Automáticamente, las artesanas tienen dos problemas: que el canal está cerrado y que, obviamente, el propio canal requiere de productos de mayor rotación y por lo tanto las artesanas que son producto de cierto lujo pierden fuelle" explicaron desde la asociación de cerveceros.

Producirán la mitad que antes

Según un Informe que refleja la situación de las Cerveceras Artesanas  a raíz de la crisis del COVID-19 elaborado por la asociación de cerveceros, AECAI - Asociación Española de Cerveceros Artesanos independientes-, las pérdidas estimadas en la producción de cerveza para el ejercicio 2020 serán de un 48 %, con un crecimiento negativo del -29,7%,  arruinando las previsiones de crecimiento del 35,4 % que tenían para este año con respecto a 2019.

De hecho, hasta un 90% de los cerveceros artesanos e independientes aseguran que van a tener serias dificultades para sacar adelante sus negocios en mayor o menor grado, y sólo un 10% consideran que su afección va a ser baja o nula.

El problema es que no hay dinero, la gente consume a precio más asequible y, por tanto, las artesanas -que tienen un precio más elevado que las cervezas industriales- sufren. 

Además de que muchos “ establecimientos hosteleros y  comercios especializados están cerrados, también se han paralizado las exportaciones y se han anulado los eventos multitudinarios como los festivales y ferias de la cerveza. Con todo ello, las buenas perspectivas de crecimiento que teníamos para este año han quedado desbaratadas”, apuntó el presidente de AECAI , Javier Donate. “Además, esto nos ha llegado durante la primavera, la mejor época para muchas de las cerveceras” añadió.

Las perspectivas del sector,mientras la hostelería siga con tantas restricciones y sin turismo del que vivir, "son pésimas. En España hay 530 productores de cervezas artesanas, de los cuales en torno a unos 30 tienen el apoyo del canal de alimentación. El resto se ve totalmente influido, incluidas estas 30, por el mercado de la hostelería”, añadió Donate.

La mitad han tenido que hacer ERTE

Muchos cerveceros aseguran que tendrán que cerrar sus puertas si la situación dura más de tres meses y la hostelería y turismo no empiezan a repuntar. Para poder sobrevivir, la mitad de las cerveceras artesanas han tenido que recurrir a un ERTE durante las semanas anteriores. Sus estimaciones, en conjunto, prevén una pérdida de un 23% de los empleos que generan actualmente durante este año, lo que implicaría una pérdida de 5.000 puestos de trabajo en todo el sector y un buen número de negocios.

Según las estimaciones de AECAI, el sector artesanal, cerveceras, tiendas y locales especializados, genera alrededor de 3.400 puestos de trabajo directo y una estimación de 18.100 puestos de trabajo indirecto entre hostelería, retail, proveedores de materias primas y consumibles, instalaciones, eventos y todo tipo de servicios administrativos o transportes, entre un sinfín de pequeños negocios que se desarrollan alrededor de este sector.

Asimismo, el 65% de las microcervecerías solicitaron financiación ICO, pero muchos manifiestan no haber podido acceder al préstamo. Además, encuentran dificultades para renegociar las hipotecas con las entidades financieras y acceder a otras ayudas.

Medidas que proponen para salvar el sector

El sector cervecero se encuentra profundamente preocupado "por las graves consecuencias que el COVID-19 va a tener sobre las más de 500 cerveceras de nuestro país, así como las que sufrirán el sector del turismo y la hostelería, integrado en su mayoría por pymes y autónomos, y que constituye uno de los principales motores económicos y sociales de España”, apuntó Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España. 

Por ello, "pedimos políticas e iniciativas legales que garanticen la continuidad operativa de los profesionales y empresas del sector cervecero, independientemente de su tamaño, así como de la hostelería y de los sectores interdependientes de la misma” añadió el director.

Según el último informe elaborado por la asociación de cerveceros, los negocios del sector piden, sobre todo, medidas relacionadas con la seguridad sanitaria y el control de la pandemia para una pronta recuperación del turismo y la hostelería; una legislación clara; la reducción de las cuotas de autónomos y facilidad de acceso al crédito y a la financiación, entre otras.

También ayudas para el alquiler que no impliquen negociación o perjuicio para el arrendatario; líneas de subvención que apoyen la innovación o ayudas para el estímulo y comunicación tras la crisis sanitaria.

La venta online no les compensa

Como consecuencia del cierre de los canales de venta, las cerveceras artesanales han incentivado la venta online. Tanto es así que muchas han puesto en marcha su tienda virtual durante el confinamiento, incluso han organizado catas por Internet.

Sin embargo, la facturación no compensa la pérdida de otros canales de venta, “si bien ha supuesto un pequeño balón de oxígeno para nosotros, poniendo de relieve la cintura, la capacidad de adaptación y, si me apuran, la creatividad con la que contamos las microcervecerías artesanales”, concluyó el presidente de AECAI.

Según él, "sólo la apertura de nuevos canales de distribución, la vuelta a un consumo local, responsable y circular, la apuesta por el comercio y el emprendimiento de cercanía, puede salvar un sector que ha pasado de repente de un futuro prometedor a una delicada situación”.

Los pequeños cerveceros artesanos están en crisis desde que cerró la hostelería
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad