viernes. 30.10.2020

EL GOBIERNO DE LA COMUNIDAD ESTÁ ULTIMANDO UNA MEDIDA

Esta semana el ocio nocturno de Madrid podrá abrir con licencia de cafetería

Esta semana el ocio nocturno de Madrid podrá abrir con licencia de cafetería

La Comunidad de Madrid se plantea permitir que las discotecas y locales de ocio nocturno de la región puedan abrir sus puertas en horario de cafetería. Esta semana podría aprobarse la norma.

 

Esta semana el ocio nocturno de Madrid podrá abrir con licencia de cafetería

El ocio nocturno sigue sin remontar el vuelo. En un principio, se les permitió abrir con ciertas limitaciones horarias y medidas de seguridad. Sin embargo, poco después se vieron obligados a echar el cierre total, adentrándose en una situación límite por no disponer de ingresos, pero seguir teniendo que afrontar gastos como el alquiler y la seguridad social, entre otros.  

“No tienes ingresos, ves que la cuenta va bajando y cada día deciden cosas diferentes sin terminar de ayudarnos”. Es una de las quejas que más se repite entre los autónomos del sector, que llevan meses reclamando a las administraciones medidas que les permitan sobrevivir a la actual crisis que ha paralizado por completo la actividad de sus negocios.

El Gobierno de Madrid prepara una flexibilización de licencias

En la Comunidad de Madrid, la fórmula para reactivar este sector podría venir por una modificación temporal de los permisos y licencias que actualmente disponen los establecimientos y salas nocturnas para que puedan desarrollar su actividad como cafeterías o locales de restauración. Concretamente, el Gobierno madrileño está preparando una reforma normativa que espera tener lista a partir del 15 de octubre. De modo que, si esta solución temporal sale adelante, a finales de esta semana los negocios que lo deseen podrían reabrir sus puertas para ofrecer al público comida y bebida, en horario de cafetería

Esta alternativa pretende ser “un salvavidas” para los negocios de la región que permanecen cerrados desde finales de agosto, según informó el vicepresidente y portavoz del Gobierno, Ignacio Aguado.

El sector espera que se extienda a todas las comunidades

La respuesta de las asociaciones del sector es positiva y, de hecho, esperan que a raíz de ello se genere “un efecto cascada” extendiéndose al resto de comunidades porque, tras siete meses de pérdidas, “la gente tiene que empezar a hacer caja de alguna manera”, señaló Vicente Pizcueta, portavoz de la Federación Nacional España de noche.

La falta de ingresos está llevando a algunos autónomos a buscar una salida a la crisis incluso fuera de su sector. Es el caso de Alberto Machón, dueño de una discoteca en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, que ha dado un salto de la hostelería al comercio con la apertura de una pequeña tienda de cachimbas tras verse forzado a cerrar su local. “Me he ido a algo que sé que es complicado que me cierren”, destacó.

Machón ve también con buenos ojos la medida que el Gobierno de la Comunidad de Madrid quiere poner en marcha. Pero considera que no ayudará a parte los autónomos del sector que no cumplan con los requisitos necesarios para desempeñar actividades de restauración.  “Muchos sólo contamos con el extractor de humos para la renovación del aire, pero no el que se precisa para la cocina”, aunque es consciente de que la propuesta de Madrid es “un paso” y agradece que “al menos estén intentando entendernos”.  

En cualquier caso, Pizcueta mostró cautela a la espera de conocer las condiciones concretas y los requisitos del proyecto porque “sabemos que la Administración pone en marcha muchos proyectos que luego fracasan pero, desde luego, animar a que se tomen ese tipo de medidas es bueno”, concluyó.

Iniciativas similares en otras CCAA

Lo cierto es que algunas comunidades parece que han comenzado a trabajar “para dar respuesta” a sus demandas modificando las licencias de los establecimientos nocturnos para que puedan funcionar como bares y restaurantes. En Galicia también han puesto en marcha actuaciones similares para ayudar a la reactivación de la economía del ocio nocturno. El consistorio de Lugo decidió permitir la apertura de discotecas y locales nocturnos en horario de tarde para desarrollar su faceta de hostelería también bajo el cumplimiento estricto de las medidas sanitarias vigentes. Allí, los establecimientos no pueden aceptar nuevos clientes a partir de las doce de la noche y deberán estar cerrados a la una de la madrugada. 

No obstante, el sector se queja de la inestabilidad y el cambio constante de normas. En Cataluña, en apenas 24 horas, se echó atrás el plan de reapertura del ocio nocturno que anunció la Generalitat el pasado martes y detuvo su puesta en marcha al día siguiente por la constatación de un posible aumento en los indicadores de contagios, según informó el diario Ara.

El objetivo era reanudar la actividad de los locales nocturnos de la región. Se les iba a permitir un horario de apertura hasta las tres de la mañana aplicando en todo momento las restricciones sanitarias, entre las cuales se encontraban la prohibición de bailar en pista, la reducción del aforo al 50% o que el público llevase siempre puesta la mascarilla y sólo se la quitase para comer o beber. Sin embargo, el plan regional para reactivar al sector ha quedado “congelado”, por lo que el ocio nocturno catalán continuará con el candado echado.

Muchos autónomos podrían lograr una reducción del alquiler 

Por otro lado, el ocio nocturno ha cosechado otro pequeño avance que podría ayudar a muchos autónomos del sector, después de que un juez haya acordado eximir del pago del alquiler al dueño de una discoteca cerrada como consecuencia de la pandemia. En concreto, el auto del Juzgado de Primera Instancia 81 de Madrid determinó que la crisis sanitaria ha modificado “sustancialmente” las circunstancias que existían en el momento de la firma del contrato, generando una “desproporción exorbitante” de las prestaciones. En este sentido, el juez acordó reducir a la mitad la renta mientras duren las restricciones.

El gasto que suponen los alquileres es una de las principales cuestiones de las que se queja el colectivo, ya que están haciendo frente a costes elevados sin percibir ingresos. Algunos logran llegar a acuerdos con sus caseros que les permiten ciertas reducciones en la mensualidad, pero otros – como en este caso – se han visto obligados a llevarlo a los tribunales.

Además, la decisión judicial podría sentar precedentes para todos aquellos que han visto interrumpida su actividad durante los meses del confinamiento y han visto reducido su aforo en los meses posteriores, no pudiendo hacer frente al coste de alquiler de esos locales.

Esta semana el ocio nocturno de Madrid podrá abrir con licencia de cafetería