La Comisión explica cómo evitar estas estafas

La CNMV advierte sobre las estafas financieras más comunes que deberían conocer los autónomos

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado una guía en la que indica cuáles son las estafas financieras más comunes y cómo identificarlas. 
La CNMV advierte sobre las estafas financieras más comunes y explica cómo evitarlas
La CNMV advierte sobre las estafas financieras más comunes y explica cómo evitarlas
La CNMV advierte sobre las estafas financieras más comunes que deberían conocer los autónomos

Las estafas financieras han existido desde prácticamente siempre, y son muchos los tipos de fraudes que se cometen en la actualidad. Además, la llegada de las nuevas tecnologías y de las redes sociales ha propiciado que aparezcan nuevos engaños y métodos para estafar a las personas, independientemente de su edad o capacidad económica. 

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado una guía informativa sobre las estafas financieras más comunes que se producen actualmente, en la que, además, explica cómo evitar caer en este tipo de fraudes.

“Ser víctima de un fraude puede suponer la pérdida de dinero, así que debemos poner el foco en la prevención. Es importante conocer esas estafas y saber cómo identificarlas para proteger nuestras finanzas”, destacaron desde la CNMV.

¿Cómo se puede identificar una estafa financiera?

Tal y como explicaron desde la CNMV, una estafa financiera es una acción realizada por una persona o empresa que causa un perjuicio económico a un tercero mediante engaño y con ánimo de lucro. 

Existen muchos tipos de estafas y fraudes financieros, y siempre es posible convertirse en una víctima. No obstante, también pueden identificarse con facilidad, siempre y cuando se analice bien la información que se recibe. 

“Por ejemplo, pueden identificarse si te prometen cuantiosas ganancias, utilizan métodos de inversión infalibles o facilitan soluciones imposibles a los problemas económicos. Las modalidades de engaño son infinitas y, en la mayoría de los casos, parten de una promesa de rentabilidad futura (lejos de las existentes en el contexto económico) a cambio de entregar un capital inicial al supuesto experto o entidad no autorizada para ofrecer este tipo de servicio”. 

Según explicaron desde la Comisión, los términos “chiringuito financiero” o “entidades pirata”, definen de manera informal a aquellas entidades que ofrecen y prestan servicios sin estar autorizadas para hacerlo. 

“Son peligrosos porque en la mayoría de los casos son, sencillamente, estafadores. La aparente prestación de tales servicios es solo una tapadera para apropiarse del capital de sus víctimas. Utilizan los mismos canales comerciales que puede emplear cualquier entidad legítima: teléfono, correo electrónico, páginas web, redes sociales, etc., aunque su modo de actuar es muy distinto”, destacaron.

De esta forma, mientras las empresas autorizadas para prestar servicios de inversión están registradas y, además, se encuentran sometidas a las normas que regulan los mercados y a distintos controles, “los chiringuitos financieros actúan al margen de la legalidad”. 

Antes de confiar en una de estas empresas, recomendaron desde la CMNV, lo mejor que se puede hacer es verificarlo en el registro del Banco de España, de la propia CNMV o de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. 

Tipos de estafas financieras más comunes y cómo evitar caer en ellas

  • Suplantación de identidad de empresas autorizadas

Según recoge la CNMV en su guía, existen empresas no autorizadas que utilizan datos identificativos de empresas autorizadas e inscritas en la CNMV “con el fin de confundir al inversor dando una apariencia de legalidad”. 

Dichas empresas utilizan de forma ilegal elementos identificativos idénticos o prácticamente iguales a los de las empresas originales. La mayoría de ellas utiliza la misma URL con cambios casi imperceptibles. 

“Antes de contratar un producto financiero, comprueba los datos de la empresa oferente: denominación social, marca comercial, dominio y dirección web, sede y dirección postal, y número de registro en el organismo supervisor”, recomiendan en la guía.

  • Esquemas Ponzi

Otro de los fraudes financieros que se pueden encontrar hoy en día es el de los esquemas Ponzi. Un esquema Ponzi, explica la CNMV en la guía, “es una variante de la típica estafa piramidal, un modelo de negocio insostenible en el que unos pocos estafadores originales reclutan a nuevos participantes para formar parte de su negocio, creando una jerarquía en forma de pirámide”. 

Es decir, un estafador convence a nuevos inversores para aportar fondos para ser invertidos, y ofrece una alta rentabilidad. En realidad, el dinero no se invierte o se invierte solo en parte.

“La mejor forma de evitar ser víctima de un esquema Ponzi es desconfiar siempre de su reclamo principal: rentabilidades demasiado altas con respecto a las que ofrece el mercado”, concluyeron desde la CNMV.

  • Fraude financiero en redes sociales

Según indica la guía, aunque las redes sociales pueden aportar información válida y beneficiosa, también crean grandes oportunidades para estafas y fraudes. 

“Multitud de estafadores de todo tipo operan en redes sociales y suele ser difícil para las autoridades encontrarlos y poner fin a sus crímenes. Los estafadores pueden contactar con cientos de miles de personas de forma rápida y sin apenas esfuerzo económico”, destacaron desde la CNMV.

  • Phishing, smishing y vishing

Las técnicas de phishing, smishing y vishing están a la orden del día, y según numerosos informes, cada vez más autónomos y pymes sufren ciberataques a través de este tipo de fraudes. 

El objetivo principal de los estafadores que utilizan estos métodos es obtener las claves personales de acceso a las cuentas bancarias o de valores, con el fin de suplantar la identidad de la persona en cuestión, operar con las cuentas robadas y disponer de los fondos que hay en ellas. 

El phishing se realiza a través de correos electrónicos, el smishing a través de SMS y el vishing, cuyo nombre deriva de la combinación de voz y phishing, es un fraude que persigue obtener datos personales y bancarios a través de una llamada telefónica.

“Es importante recordar que ninguna entidad financiera autorizada pedirá jamás a sus clientes información personal ni claves completas. Ellos ya disponen de esos datos y bajo ningún concepto necesitan pedírtelos, y menos aún por medios tan poco confidenciales como el correo electrónico o el teléfono”, destacaron desde la CNMV.

  • Pharming

Según detalla la guía elaborada por la CNMV, el pharming es un cibercrimen similar al phishing “pero más sofisticado”. En este caso, los ladrones infectan el ordenador con un malware que permite redirigir el tráfico de sitios web legítimos a sitios web falsos, “creados para recabar datos confidenciales y que tienen el mismo aspecto que las auténticas”. 

Para evitar este tipo de estafas, desde la CNMV recomendaron “instalar programas reconocidos antivirus y antimalware y actualizar los dispositivos”. Asimismo, destacaron, es aconsejable utilizar un gestor de contraseñas. “Una página web falsa te puede engañar a ti, pero no al gestor de contraseñas”, destacaron desde la CNMV. 

  • Fraude del técnico informático

Algunas de las empresas no autorizadas utilizan herramientas informáticas para conectarse a los dispositivos y apropiarse de datos personales, como códigos de acceso o contraseñas. 

Habitualmente, tal y como destacaron desde la CNMV, se hacen pasar por técnicos informáticos de la empresa como tal, o incluso de alguna otra empresa conocida, y alertan sobre algún problema en el ordenador, móvil u otro dispositivo. Para solucionar dicho problema, se solicita la descarga de un programa o aplicación para conectarse en remoto.

“No compartas con terceros las claves de acceso a tus cuentas bancarias y de valores, y no permitas el acceso remoto a tus dispositivos informáticos”, recomienda la CNMV en su guía. 

La CNMV advierte sobre las estafas financieras más comunes que deberían conocer los autónomos