El importe de la financiación parte de los 25.000 euros

¿Son difíciles de obtener los préstamos Enisa para hacer crecer un proyecto de negocio?

Entre las distintas vías de financiación a las que pueden acudir los pequeños negocios y las pymes se encuentran los préstamos Enisa. ¿Merece la pena acudir a estas líneas de financiación? ¿Cuán difícil es obtener estos créditos? 

¿Merece la pena solicitar un préstamo Enisa para hacer crecer un proyecto empresarial?
¿Merece la pena solicitar un préstamo Enisa para hacer crecer un proyecto empresarial?
¿Son difíciles de obtener los préstamos Enisa para hacer crecer un proyecto de negocio?

Encontrar la manera de financiar una idea de negocio es uno de los pasos más complicados con los que tienen que lidiar los emprendedores. Cuando se quiere poner en marcha un proyecto empresarial, la financiación es clave para poder llevarlo a cabo y hacerlo realidad. Sin embargo, y aunque existen distintas formas de conseguir capital, elegir la opción adecuada y conseguir los objetivos económicos para poner en marcha un negocio o hacerlo escalar no es una tarea sencilla. 

Solicitar un préstamo es una de las vías a las que más recurren los autónomos que necesitan dinero, ya sea para convertir en realidad su proyecto o para seguir impulsando su creación. Pueden hacerlo a través de préstamos bancarios, pero también tienen la posibilidad de recurrir a los conocidos préstamos Enisa, impulsados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Ahora bien, ¿merece la pena solicitar un préstamo Enisa? ¿Es un proceso sencillo o más bien se trata de un procedimiento tedioso?

Qué son los préstamos Enisa y qué pueden aportar a las pymes

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través de la entidad pública Enisa, financia proyectos viables e innovadores de pequeñas y medianas empresas españolas a través de préstamos participativos. Con distintas líneas de financiación, enfocadas a distintos segmentos, se permite que los emprendedores puedan conseguir capital sin necesidad de recurrir a otras vías en las que los requisitos son mayores y cuyas condiciones pueden ser más complejas y con mayores intereses. 

Actualmente, ya se han concedido más de 7.800 préstamos y se ha financiado a más de 6.600 negocios, con más de mil millones de euros. “Desde Enisa apoyamos proyectos empresariales viables a través de una alternativa de financiación que permita diversificar las fuentes a las que acudir. Podemos ser una opción complementaria a las fuentes de inversión tanto públicas como privadas”, explicaron desde Enisa.

Recientemente, la startup Lumio, donde particulares comparten energía solar y cuyo CEO, Alexis Las Heras, es uno de los jóvenes que integran la lista 30under30 de Forbes España, anunció que se les había concedido un préstamo Enisa para poder seguir impulsando su proyecto innovador de energías renovables. “Los préstamos Enisa tienen la ventaja de que no te piden aval, y sobre todo que ofrecen hasta siete años de carencia, lo cual es bastante positivo en proyectos jóvenes que necesiten escalar, como el nuestro. Este es uno de los puntos que nos hizo ver este préstamo como algo atractivo. Además, al no pedir aval, es tu proyecto el que avala la solicitud, esto quiere decir que si te lo conceden tienes un buen proyecto”, explicó a este diario Alexis Las Heras.

Tal y como recoge Enisa en su portal web, las características principales que tienen estos préstamos participativos son: 

  • No se exige más aval ni garantía que la del propio proyecto empresarial y la solvencia profesional del equipo gestor
  • Se trata de un préstamo a largo plazo (hasta 9 años)
  • Ofrece unos amplios plazos de amortización y de carencia
  • Los intereses pagados son deducibles del Impuesto sobre Sociedades
  • En caso de reducir el capital de la sociedad o liquidarla, el préstamo se considera patrimonio contable
  • Sus tipos de interés están vinculados a la evolución de los resultados obtenidos
  • Tiene un efecto de arrastre para atraer capital de business angels y entidades de capital riesgo

Los requisitos dependen de la línea de financiación que se solicite

Actualmente, los préstamos Enisa ofrecen cinco líneas de financiación. Cada una de ellas está dirigida a un segmento concreto y tiene unos requisitos específicos. Todas están diseñadas para impulsar a pymes españolas que dispongan de un proyecto viable e innovador, por lo que un requisito común e indispensable es que la empresa ya haya sido constituida. “Enisa solo financia proyectos empresariales de empresas constituidas”, explicaron desde la organización. Las cinco líneas disponibles son:

  • Línea Jóvenes Emprendedores: dirigida a pymes y startups de reciente constitución creadas por jóvenes. El importe del préstamo parte de los 25.000 euros y puede alcanzar los 75.000 euros.
  • Línea Emprendedores: dirigida a apoyar las primeras fases de vida de pymes promovidas por emprendedores, sin límite de edad. El importe mínimo es de 25.000 euros y el máximo 300.000 euros
  • Línea Crecimiento: dirigida a apoyar los proyectos empresariales de compañías interesadas en expandir su negocio o lograr una mejora competitiva. Ofrece un importe mínimo de 25.000 euros y un máximo de 1,5 millones de euros
  • Línea AgroInnpulso: dirigida a impulsar la transformación digital de las empresas del sector agroalimentario y del medio rural. El importe del préstamo parte de los 25.000 euros y el máximo a percibir es de 1,5 millones euros.
  • Línea Emprendedoras Digitales: dirigido a impulsar el emprendimiento digital femenino. El importe mínimo es de 25.000 euros y el máximo 1,5 millones de euros

“Para solicitar el préstamo hemos tenido que cumplir con un montón de requisitos. Desde tener el 75% del capital propio a presentar todo nuestro plan de negocio. En nuestro caso, hemos solicitado la línea para jóvenes emprendedores, y nos han concedido el máximo, que son 75.000 euros”, explicó Alexis Las Heras.

¿Cómo se puede solicitar un préstamo Enisa?

La solicitud de los préstamos Enisa se puede realizar a través del portal web de la entidad pública, concretamente en la sección “Portal del cliente”. En este punto, será necesario cumplimentar la información requerida, que se estructura en tres partes:

  • Primera parte: el registro de la pyme o startup
  • Segunda parte: cumplimentación de los formularios web referentes al plan de negocio de la pyme o startup
  • Tercera parte: presentación de la documentación requerida, alguna es obligatoria y otra es voluntaria

Una vez presentada la solicitud, se estudiará y analizará la misma para resolver el procedimiento. Tal y como explicaron desde Enisa, en caso de olvidar cumplimentar algún campo, se dispondrá de 30 días para solucionarlo. “No obstante, si detectamos cualquier irregularidad, nos pondremos en contacto con el solicitante del préstamo”, explicaron. 

Según explicó a este medio Alexis Las Heras, este tipo de ayudas públicas “son siempre complejas”, ya que se tienen que demostrar muchas cosas. “Además de facilitar toda la documentación oficial de tu empresa a través, por ejemplo, de escrituras o los datos de los propietarios, es necesario demostrar que tu plan y tu modelo de negocio es consistente. Por ese motivo es necesario facilitar todos tus estudios del negocio, del mercado, de las métricas, así como demostrar que toda tu contabilidad está en orden y que no tienes deudas ni con Hacienda ni con la Seguridad Social”, señaló.

“Es verdad que es un proceso largo que requiere mucha documentación, y eso tampoco es sencillo. Una vez concedido tienes que hacer una ampliación de capital para demostrar que tienes ese capital propio, el 75% en este caso, y entregar la documentación para recibir el préstamo”, añadió Las Heras.

Una vez presentada la solicitud, y según recoge el portal web de Enisa, el tiempo de espera para la resolución de la misma suele ser de unos 60 días. No obstante, en ocasiones este tiempo podría demorarse hasta los seis u ocho meses. “Desde Lumio empezamos el proceso en enero de 2022 y nos lo concedieron en agosto. Es cierto que nos equivocamos un par de veces en el proceso y tuvimos que hacer rectificaciones. Por eso lo mismo ha podido tardar algo más”, explicó Alexis Las Heras.

Entonces, ¿merece la pena solicitar un préstamo Enisa?

Pese a que la documentación requerida puede suponer algún que otro quebradero de cabeza, la experiencia del CEO de Lumio tras solicitar el préstamo Enisa le lleva a recomendar este procedimiento. “Están hechos para estos proyectos jóvenes para los que la financiación no es sencilla, y eso es muy bueno. Aunque el proceso es algo tedioso, a la vez te ayuda a tener las ideas claras y a hacer un buen plan de negocio. Todo lo que te pueda costar o el esfuerzo que te puede llevar el preparar la documentación no es solo para esto, ya que te ayuda a ordenar tu modelo de negocio”, explicó Las Heras.

“En mi opinión, se trata de un préstamo súper importante, y ya no solo por la financiación, que evidentemente es fundamental, sino porque si te lo conceden significa que tu sello es de calidad, y no lo dices tu, lo dice el Estado, que es un agente neutro. Para nosotros es lo que más nos va a aportar, ya que demuestra de cara a otros inversores que tu proyecto es sólido y consistente. Yo diría que eso es mucho más importante que el capital. Tener ese sello de calidad es primordial”, concluyó. 

¿Son difíciles de obtener los préstamos Enisa para hacer crecer un proyecto de negocio?