Imprimir

¿Qué puede aprender un autónomo del anuncio "familiar" de Ikea?

Autónomos y Emprendedores | 18 de diciembre de 2018

Ikea ha triunfado con su nuevo anuncio navideño siguiendo los pasos de Ruavieja. La compañía sueca ha lanzado una promoción que ya acumula más de 10 millones de visitas en YouTube. Esto se debe al marketing emocional. Los autónomos también pueden aprovechar estas estrategias para dar a conocer su negocio.

Ikea, la compañía de venta de menaje y mobiliario del hogar, ha triunfado subiéndose al carro que dirigía Ruavieja. La empresa sueca ha lanzado un anuncio que ya supera los 10 millones de visitas en YouTube siguiendo las estrategias del marketing emocional, como ya hiciera Ruavieja una semanas antes.

Las similitudes son infinitas, pero esta promoción ha conseguido que el gran público se encoja en sus asientos todavía más. De nuevo, apelar a los sentimientos ha logrado que una gran parte de la población haya introducido este anuncio en sus conversaciones, que básicamente es lo que estas empresas pretenden con este tipo de promociones.

De nuevo, lo importante no es el producto

Del mismo modo que hizo Ruavieja, Ikea ha lanzado un anuncio de 3 minutos y 4 segundos en el que el nombre de la marca solo aparece durante los últimos 6 segundos; porque lo importante no es el producto ni la empresa, factor clave de este tipo de marketing.

La compañía, muy acertadamente, deja que el público se introduzca poco a poco en una escena familiar y divertida para paulatinamente llevarle a una situación trágica, que encuentra su desenlace en otra escena entrañable. Por último, evitando cualquier mensaje invasivo o agresivo, recuerda el nombre de la compañía acompañado de un eslogan: “Esta Navidad desconecta para volver a conectar”.

De nuevo, los conceptos tradicionales del marketing se ven relevados por una nueva ola de estrategias de promoción, en las que lo importante es humanizar la marca y acompañar al consumidor en un viaje cuyo destino es la reciprocidad con la empresa.

Apelar a los sentimientos

En este tipo de promoción, como todo tipo de marketing, busca la mejor forma de comercializar un producto o servicio. Esta vez buscando emocionar a al público objetivo. Por lo que el autónomo que pretenda introducir estas estrategias en su negocio debe entender que su promoción tiene que contemplar los siguientes aspectos:

- Debe activar sus emociones, por tanto, necesitan estar humanizados.

- Debe ahondar en algún aspecto de la sociedad actual que genere algún tipo de debate.

- Debe atajar este aspecto de una manera que deje espacio a la libre interpretación.

Todo esto para conseguir diferenciarse de la competencia. Los autónomos trabajan en un entorno en el que ofrecen productos y servicios que, generalmente, ya venden un sinfín de personas más. Por lo que, de algún modo, hay que distinguirse de estos competidores. Como las diferencias entre marcas suelen ser ínfimas, el carácter diferenciador tendrá que venir aportado por la propia empresa y no por su producto.

Aspectos clave a tener en cuenta

El marketing emocional cuenta con ciertos criterios que lo distinguen del resto de estrategias. La intención es que el consumidor asuma la marca como cercana, que permite que el propio cliente pueda formar parte de ella:

- Humanizar la marca:

Se trata de conseguir que el público no vea la empresa como un ente apartado de la sociedad, que solo ofrece un producto o servicio, y que él solo la necesita si en algún momento tiene que cubrir una necesidad.

No es sencillo, dado que el marketing emocional no es una ciencia exacta y, en este tipo de promociones, lo que cuenta es la imaginación, el ingenio y la creatividad del autónomo.

- Contar una historia:

Del mismo modo que detrás de cada persona hay una historia, también tiene que existir por necesidad una detrás de la marca. Aquí entran en juego las redes sociales, es el mejor sitio para contar una historia. Gracias a estas plataformas los consumidores pueden ver el lado más cotidiano y afable de las empresas, algo que encandila y hace ganar muchos adeptos a la marca. Esto serviría para atraer personas a la empresa, después sería necesaria una segunda fase que finalice la venta –el marketing emocional solo posee el efecto atractivo, de nada sirve si cuando el cliente llega a la empresa no recibe el trato adecuado ni encuentra un servicio de atención al cliente correcto.

- Ofrecer contenido sensitivo:

Para generar algún tipo de emoción es necesario entrar en la mente del consumidor a través de alguno de sus sentidos. En este sentido, el material audiovisual es muy pertinente: videos, fotografías, narraciones o música. Cualquiera de estos materiales puede conseguir que el cliente genere sentimientos.

Por ejemplo, el común denominador de todas las tiendas de ropa, en estos momentos, es contar con un hilo musical de géneros comerciales. Una tienda que venda ropa de otras épocas (algo que ahora mismo está en auge) puede poner un hilo de música relacionado con la generación a la que pretende conquistar. En el barrio madrileño de Malasaña se cuentan por puñados las tiendas que venden ropa noventera, la música ambiente que utilizan varía desde el hip hop californiano y neoyorquino al rhythm and blues más afroamericano, esas tiendas no suelen estar vacías.

- Vender experiencias:

“A través de las experiencias vivimos sensaciones y sentimos emociones. Y eso nos lleva a tomar decisiones”, señala la empresa de marketing InboundCycle. Por lo que el autónomo no tiene que vender un producto, sino la experiencia que el cliente va a vivir con ese producto.

Para ello, es necesario saber exactamente que aporta tu producto y como contarlo para que no quede en el olvido.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/tu-negocio/puede-aprender-autonomo-anuncio-familiar-ikea/20181217142922018437.html


© 2019 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​