Hacienda desconoce cuáles son sus rendimientos netos

Hay 1,5 millones de autónomos que no se sabe si quedarán fuera del sistema de ingresos reales propuesto por Escrivá

ATA ha advertido en varias ocasiones que la cotización por ingresos reales es un sistema excluyente para 1,5 millones de autónomos de los que no se tiene conocimiento sobre cuáles son sus rendimientos netos. Este es el caso particular de societarios, colaboradores familiares o los que cotizan por módulos.

Los Gestores Administrativos señalan los problemas de liquidez de los autónomos.
No todos los autónomos podrían cotizar por ingresos reales.
Hay 1,5 millones de autónomos que no se sabe si quedarán fuera del sistema de ingresos reales propuesto por Escrivá

La segunda reunión mantenida entre el Gobierno y las organizaciones de autónomos para la creación de un sistema que permita a los trabajadores por cuenta propia adaptar sus cotizaciones a sus ingresos  terminó "sin avances" y aún con muchos flecos pendientes. Uno de los aspectos que la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) lleva tiempo denunciando y que todavía no se habría resuelto es cómo podrían cotizar por este nuevo sistema los trabajadores por cuenta propia que son socios de un negocio, o los que son autónomos colaboradores, o los moduleros, o los que están en régimen de pluriactividad y cotizan tanto al Régimen General, como al Régimen Especial de Trabajadores por cuenta propia (RETA).

Todos estos autónomos, que suman 1,5 millones, tienen en común el mismo problema y es que no hay forma de saber, a ciencia cierta, cuáles son sus rendimientos netos particulares y, por tanto, quedarían excluidos de la propuesta del Gobierno. Precisamente éste sería otro de los principales escollos de la negociación. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, dijo a la salida de la reunión este lunes que "todavía no tenemos claro qué va a pasar con los autónomos colaboradores o con los autónomos en régimen de pluriactividad".

1,5 millones de autónomos no podrían cotizar por ingresos reales

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha denunciado en múltiples ocasiones que la reforma que propone el Gobierno de cotizar por ingresos reales sólo se podría aplicar a 1.500.000 trabajadores por cuenta propia, que tributan por estimación directa. Esto es, el 46% del colectivo. Por lo que “se dejaría fuera al millón de autónomos que pagan en estos momentos el Impuesto de Sociedades (autónomos societarios); también a los 200.000 que son familiares colaboradores de un autónomo o los 350.000 que están cotizando por módulos” denunció Amor. Un total que arroja 1,5 millones de afiliados al RETA.

Esta exclusión del sistema que propone el Ministerio se debe a que para cotizar por ingresos reales es necesario que la Administración conozca cuáles son los rendimientos netos de la actividad del autónomo (los ingresos menos los gastos). Un dato que facilita el Ministerio de Hacienda en base a las obligaciones fiscales que tienen los trabajadores por cuenta propia. Sin embargo, éste no estaría disponible para todos las modalidades de trabajador autónomo que existen como explicó el abogado laboralista, Alberto Ara.

Según dijo Ara, todos los autónomos societarios, colaboradores, moduleros o en régimen de pluriactividad incurren en la misma situación y es que “no se saben cuáles son sus rendimientos netos, porque no se saben cuánto facturan o ganan realmente”. Y detalló cuál eran los problemas que tiene cada tipología de autónomos:

  • Los autónomos societarios.

Los autónomos societarios son aquellos que emprenden montando una sociedad mercantil. Es decir, una empresa en cualquiera de sus formas jurídicas: Sociedad Anónima (S.A), Sociedad Limitad (S.L), Sociedad Cooperativa (S.C), etc. De esta forma, el emprendedor deja de ser una persona física con responsabilidad ilimitada, para constituir persona jurídica y tener responsabilidad limitada. El abogado experto en materia laboral explicó que en el momento en el que se genera una persona jurídica y ésta es independiente a la persona que la funda. Es decir, “los rendimientos netos que se obtienen son de la empresa y no del autónomo” dijo Ara. De ahí, el problema que no se sepa cuáles son los rendimientos netos de estos 500.000 profesionales, porque no son del trabajador por cuenta propia, sino de la actividad.

  • Los autónomos familiar colaborador.

Los autónomos colaboradores son empleados que operan por cuenta propia para para el dueño del negocio, que normalmente es pariente. El caso más común es de, por ejemplo, un hijo que trabaja para su padre en el negocio familiar y que está dado de alta como autónomo colaborador. No cualquier persona puede ser autónomo colaborador, éste debe ser familiar directo, es decir, cónyuge o familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad (hijos, padres, hermanos, nietos, abuelos, cuñados y suegros).

El problema que tendría cotiza por ingresos reales para esta tipología “es que no son los titulares del negocio. Y por tanto no se sabe qué rendimientos netos pueden tener a tener” dijo Ara. Hay que tener en cuenta que los autónomos colabores no están obligados a realizar las declaraciones de impuestos habituales de los autónomos (trimestral de IVA, IRPF). Y non se sabe cuales son sus rendimientos. Estas declaraciones  las deben presentar el autónomo titular. 

  • Los autónomos en pluriactividad.

Los autónomos en pluriactividad son profesionales que están contratados tanto por cuenta ajena y luego tienen una actividad por cuenta propia. Es decir, cotizan tanto en el Régimen General como en el Régimen Especial de Trabajadores de Trabajadores Autónomos. “Sus rendimientos netos provienen de dos actividades. Aquí ocurrirá como pasa actualmente: que los profesionales tendrán seguramente una sobrecotización, que luego la Seguridad Social les devolverá” previó Ara.

  • Los autónomos en módulos.

El régimen de módulos es un sistema establecido para los trabajadores por cuenta propia por el cual pagan impuestos en base a una tarifa establecida independientemente de los rendimiento que obtengan. Esto significa que el cálculo de los beneficios que el autónomo obtiene de la actividad vienen estimados ya por unos indicadores determinados por Hacienda, en función de la superficie del local, el consumo de electricidad, el número de personas que trabajan en el negocio… Por lo tanto los autónomos en módulos siempre tienen los mismos rendimientos netos. “Da igual que ingresen más o menos, siempre tienen que pagar lo mismo y, por lo tanto, Hacienda no sabe cuáles son realmente sus rendimientos netos” apuntó Alberto Ara. 

A ATA sigue sin gustarle la propuesta del Gobierno

Por último, el presidente de ATA, Lorenzo Amor expresó que la propuesta de reforma del sistema cotización del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones sigue "sin gustarles" y que es "inasumible". Del documento presentando, lo único que se sabe es que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones plantea una cotización mínima que va desde los 183,60 euros mensuales, a una máxima de 1.266,66 euros mensuales. Para llegar a esos niveles de cuota, se aplicaría un régimen transitorio de 9 años que entraría en vigor en 2023 y se extendería hasta el 2031. Sin embargo, como apuntó Amor, el Gobierno se habría olvidado de detallar en ella cómo van a cotizar por este sistema los autónomos sobre los que no se sabe cuáles son sus rendimientos netos.

El Ministerio y las organizaciones de autónomos volverán a verse el próximo lunes 24 en otra reunión, para seguir negociando y para conocer qué cuota van a tener que pagar los autónomos colaboradores, los que están en pluriactividad o los societarios.

Hay 1,5 millones de autónomos que no se sabe si quedarán fuera del sistema de ingresos reales propuesto por Escrivá