viernes. 19.07.2019

SEGÚN EL ESTUDIO NACIONAL DEL AUTÓNOMO

El 54% de los autónomos no buscaron financiación para poner en marcha su negocio

El 54% de los autónomos no buscaron financiación para poner en marcha su negocio

Más de la mitad de los emprendedores aseguran no haber necesitado financiación para iniciar su actividad. La razón radica en que muchos tiran de fondos propios o de las conocidas como “tres efes” (family, friends and fools).

El 54% de los autónomos no buscaron financiación para poner en marcha su negocio

Las nuevas formas de emprendimiento desmontan la creencia generalizada de que para arrancar un negocio se necesita mucho dinero. Un 53,7% de los autónomos afirman no haber solicitado financiación externa para iniciar su actividad. Del total de los que iniciaron un negocio el año pasado, el 27,1% recurrieron a sus ahorros, otro 17,2% a la familia, amigos y "locos", el 38,3% pidieron algún tipo de préstamo a un banco, el 12% buscaron subvenciones y el 5% declaran que consiguieron el dinero por otros medios.

Todo ello se extrae de los datos obtenidos por la Encuesta Nacional del Autónomo (ENA), elaborado por Infoautónomos en colaboración con la Universidad de Granada y presentada ayer en la sede de CEPYME (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa) en Madrid. Detrás de este sorprendente dato “hay muchos matices”, afirmó Marcelo Vázquez, CEO de la asesoría especializada en búsqueda de información, recursos y soluciones para autónomos y pymes en España, en declaraciones a Autónomos y Emprendedores. “Muchos de los negocios actuales no requieren más inversión que un ordenador y al mes de arrancar con la actividad empiezan a facturar, otros disponen de dinero ahorrado o cuentan con dinero procedente de alguna indemnización por despido que deciden invertir en su propio negocio… También hay un porcentaje (concretamente el 30,5%) de ellos que han optado por capitalizar el paro, explicó Vázquez.  

Junto a la desaceleración de la economía y las incertidumbres generadas por la situación política que suponen un freno a la inversión, la tesis del CEO de Infoautónomos justificaría, en parte, la caída en el volumen de nuevo crédito concedido a los autónomos y pymes. Según los datos de Banco de España los dos primeros meses del año, la financiación por importe de hasta 250.000 euros habría caído un 19,5% interanual. Desde 25.603 hasta 21.415 millones de euros.

Por otra parte, la Encuesta pone de relieve la ralentización en la demanda de crédito bancario por parte de los autónomos que se viene percibiendo desde principios del pasado año. Menos del 40% de los 2.401 encuestados afirmó haber acudido a un banco, frente a ello un 61,7% optaron por las vías anteriormente citadas (fondos propios, familia y amigos) o por la de las subvenciones.

Precisamente, desde ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) se viene alertando de este retroceso en el número de autónomos que acuden a una entidad para solicitar crédito. El último barómetro de la asociación que preside Lorenzo Amor, correspondiente a julio de 2018 apunta que sólo uno de cada tres lo hicieron. Algunos expertos apuntan que el motivo puede estar en el recuerdo de la pasada crisis cuando muchos autónomos padecieron, por un lado, las dificultades a la hora de devolver los préstamos solicitados y, por otro, y la falta de crédito -o momento de "grifo cerrado"- que experimentaron muchos emprendedores que necesitaban financiación bancaria. La situación ha cambiado y muchas entidades vuelven a conceder créditos pero la demanda tarda aún en crecer porque muchos autónomos aún arrastran pasados temores.

Y todo en un contexto de apertura y flexibilización del crédito en el que, según el informe sobre la Evolución reciente del acceso de las pymes españolas a la financiación externa de Banco de España, sólo el 6% de las solicitudes presentadas en 2018 fueron denegadas y el 15% de quienes sí obtuvieron financiación reconocieron que la cuantía del préstamo fue mayor de la que demandaron.

El autónomo no quiere subvenciones

La encuesta rompe con el paradigma de que el autónomo recurre a las subvenciones para financiarse. Apenas un 12% de ellos recurrieron a esta fórmula. De éstos la mayor parte lo hicieron en el ámbito autonómico (58,9%), seguido del Estatal (22,7%) y del local (18,4%).

A este respecto, Fermín Albaladejo, presidente de CEAJE (Confederación Española de Jóvenes Empresarios) y vicepresidente de ATA, que participó en la presentación de la encuesta, afirmó “no queremos subvenciones, pero sí que nos dejen trabajar”.

Por su parte, Lorenzo Amor, presidente de ATA, insistió en que “los autónomos necesitamos medidas que fomenten el emprendimiento y ayuden a la consolidación de los negocios y la creación de empleo. Lo que no necesitamos son decisiones que aumenten la presión fiscal, desincentiven la inversión y generen incertidumbre”.

Lorenzo_Albaladejo_CEAJE

La ‘cuota’ la principal barrera

La encuesta de 66 páginas por un lado ratifica y por otro desmitifica algunas de las leyendas urbanas que existen sobre el colectivo que conforman los más de 3,2 millones de trabajadores que emplean a su vez a otras cerca de 900.000 personas.

Si bien la mitad de los encuestados coinciden en que la cuota a la Seguridad Social es la principal barrera para emprender y que la desprotección social dificulta su día a día, la otra cara de la moneda es que siete de cada diez afirma estar satisfecho con su situación como autónomo, lo que según Vázquez se debería a “la flexibilidad y la autonomía en la gestión de su actividad” . Asimismo, el 32% confirma llevar afiliado al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) más de una década. Datos que se corroboran con los aportados por Seguridad Social a cierre de 2018, casi un 55% lleva al frente de su negocio más de cinco años.

Lo que no parece cambiar son los hábitos de los autónomos a la hora de cogerse vacaciones. El 14% de ellos no se toma ni un solo día de descanso y el 86% de ello lo hace entre uno y 20 días. En cuanto a la jornada laboral el CEO de Infoautónomos recurría a la expresión de que “trabajamos más horas que un reloj”. Concretamente el 49,5% dedica a su negocio 10 o más horas al día frente al apenas 16% de los que se limitan a ocho.

El 54% de los autónomos no buscaron financiación para poner en marcha su negocio