domingo. 09.05.2021

PRIMERA REUNIÓN ENTRE LAS ORGANIZACIONES Y LA SEGURIDAD SOCIAL

El acuerdo del cese dependerá de si el Gobierno rebaja cuotas o baja el límite de la caída de ingresos al 50%

escriva-ata-upta-uatae-cese

ATA, la primera organización de autónomos, exigió en la primera reunión o bien que el Gobierno rebaje las cuotas al 50% para los autónomos que tienen limitada su actividad, o bien que sólo exija una caída de ingresos del 50% para tener derecho a la prestación 

El acuerdo del cese dependerá de si el Gobierno rebaja cuotas o baja el límite de la caída de ingresos al 50%

La primera reunión entre las organizaciones representativas de autónomos y el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que se celebró este lunes con el fin de extender el cese de actividad más allá del 31 de enero terminó sin acuerdo. Sin embargo la voluntad de ambas partes es seguir negociando para poner en marcha determinados cambios que faciliten el acceso de los autónomos a esta prestación en los próximos meses, que se esperan muy duros para los trabajadores por cuenta propia. 

Pese a que el Ministerio se mostró favorable a aceptar algunas de las mejoras que le plantearon las organizaciones de autónomos para solventar las principales trabas de esta prestación, aún hay ciertos escollos que impiden el acuerdo. 

Los escollos de la negociación  

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) valoró positivamente que el Gobierno se avenga ahora a eliminar el requisito de haber cobrado en el mes de marzo la prestación para acceder aa ella; o también a mejorar la prestación para los autónomos de temporada; e, incluso, aceptó implementar aplazamientos de la cuota a la Seguridad Social para aquellos que no pueden pagarla. No obstante, ATA -como principal organización de autónomos- dejó claro que existían algunos elementos que impedían el acuerdo.

La Federación aseguró que el principal problema que tienen en estos momentos los trabajadores por cuenta propia no ha sido aceptada por Ministerio. Se trata de bajar un 50% la cuota de los autónomos que tienen en estos momentos limitada su actividad por algún tipo de restricción administrativa, en cualquier comunidad autónoma, derivada de la tercera ola de la pandemia, dado que sus negocios están restringidos. Para su presidente, Lorenzo Amor, "no es lógico que los autónomos coticen al 100%, cuando su actividad está limitada al 50%".

Según Amor, "llevamos ya diez meses con agotamiento psicológico, económico y financiero. Son diez meses en los que los autónomos son cada vez más pobres. Llevamos diez meses con muchas limitaciones: en Cataluña ahora mismo se cierra a las 15 horas, en la Comunidad Valenciana a las 17 horas, Andalucía y Galicia a las 18 horas, Castilla y León ha decretado toque de queda a las 20 horas. Todo ello con las restricciones de aforo". A su juicio la situación ahora "es más grave que en abril y mayo del año pasado. Y no es lógico que los autónomos en estos momentos tengan que cotizar al 100% cuando su actividad no llega al 50% en muchos casos”. 

En este sentido, el presidente de ATA cree que "el Gobierno está discriminando a los autónomos y les está dejando como ciudadanos de segunda. Prima a trabajadores y a grandes empresas empleadoras, que sí se les permite tener exoneraciones de cuota cuando hay restricciones de su actividad de cualquier tipo como una limitación de aforo, de horario, etc. Se les permiten exoneraciones de cotización que van desde el 100% hasta el 80%”.

La otra alternativa sería bajar al 50% la caída de ingresos

No obstante, la Federación envió ayer lunes una segunda alternativa al Gobierno para lograr el acuerdo. Su propuesta consiste en que aquellos autónomos que tengan sus negocios abiertos en estos momentos puedan acceder a la prestación por cese de actividad si acreditan sólo una caída del 50% en rendimientos netos durante el primer semestre de 2021, en relación con los que obtuvieron en el segundo semestre de 2019. Así como para aquellos cuyos rendimientos netos no superen los 9.975 euros en el primer semestre de 2021. 

ATA plateo al Gobierno estas dos propuestas. La primera porque considera que la cuota que pagan los autónomos en estos momentos de crisis es un agravio comparativo con respecto a los trabajadores afectados por un ERTE, que tienen exoneradas sus cuotas. En cambio, los trabajadores por cuenta propia siguen pagando sus cotizaciones a pesar de tener limitada por decreto su actividad. Y la segunda, porque permitiría el acceso por cese de actividad a muchos autónomos que en estos momentos lo necesitan.

Amor solicitó expresamente al Gobierno que pusiera en marcha esta medida. De lo contrario, "que no cuenten con nosotros" para la prórroga, advirtió el presidente de la asociación, Lorenzo Amor. Ahora, el balón está en el tejado del Gobierno, y en sus manos estaría que el cese de actividad salga adelante con el apoyo de la principal organización representativa del colectivo. 

Avances en la negociación 

Pese a que aún ATA y el Gobierno no han acercado todas la posturas, la Federación afirmó que el encuentro de ayer fue “positivo y con avances”. En este sentido, uno de los puntos en los que el Gobierno estuvo de acuerdo con la organización en la negociación fue en la necesidad de eliminar el requisito de haber cobrado la prestación en el mes de marzo para acceder al cese en estos momentos. Esta condición está impidiendo acceder a la ayuda a autónomos que estuvieron de baja por enfermedad o que fueron padres durante 2020, y estaban disfrutando de su baja por maternidad o paternidad. Por el simple hecho de no haber percibido la prestación entre marzo y junio, ahora se les excluye de las ayudas por cese de actividad.  

Así mismo, el Gobierno se comprometió a flexibilizar y corregir algunos defectos que están impidiendo a los autónomos de temporada acceder a  la prestación extraordinaria. El objetivo es que los profesionales que "en 2018 y 2019 hubiesen cotizado en meses diferentes del periodo establecido de junio a diciembre, también puedan acceder a la ayuda".

Por último el Gobierno se mostró favorable a aceptar aplazamientos en el pago de la cuota. Como informó este diario, Seguridad Social ya giró la cuota de enero de los autónomos, en la que incluyó una subida de entre tres y doce euros. Al parecer, podría estarse barajando la propuesta de ATA de posponer a 2022 el incremento de los tipos de cotización para que, durante este año, los autónomos no vean aumentar su cuota mensual.

El acuerdo del cese dependerá de si el Gobierno rebaja cuotas o baja el límite de la caída de ingresos al 50%