Las perspectivas de los establecimientos es volver a niveles prepandemia

Los alojamientos rurales estarán al 70% en Semana Santa pero el turismo internacional sigue estancado

Las perspectivas del turismo para Semana Santa son halagüeñas y los autónomos de los alojamientos rurales afirman que alcanzarán niveles de ocupación superiores a los de 2019. Pero las agencias de viaje no lo ven tan claro.

casa-rural-foto-de-escapada-rual
Casa rural. | Foto de Escapada Rural.
Los alojamientos rurales estarán al 70% en Semana Santa pero el turismo internacional sigue estancado

Los autónomos más ligados a sector turístico afrontan con entusiasmo la llegada de la Semana Santa, porque serán las primeras vacaciones sin apenas restricciones después de 24 meses. Las principales previsiones señalan un nivel de ocupación en alojamientos turísticos del 70% e, incluso, del 90% en la próxima semana. Un dato que apunta una importante reactivación del sector turístico tras la pandemia con cifras superiores incluso a las de 2019. Los negocios que más se beneficiarán de esta reactivación serán las casas y alojamientos rurales, también los comerciantes y hosteleros de zonas que ser visitadas por turistas nacionales. Sin embrago, aquellas actividades que dependen de los viajeros internacionales, como las agencias de viaje, no se verán tan beneficiadas de esta recuperación. 

Como ya lo hizo en años anteriores, el viajero nacional será el principal protagonista del impulso que tendrá el sector turístico durante esta Semana Santa. Los datos de la encuesta realizada por EscapadaRural -una plataforma que alberga más de 20.000 alojamientos rurales, muchos de ellos gestionados por autónomos– señalan una previsión del 70% de ocupación.

Esto significa que las casas y alojamientos rurales prácticamente podrán colgar el cartel de completo entre el 14 y el 17 de abril. Se trata de unas previsiones muy positivas de ocupación, que son 17 puntos superiores a las obtenidas en 2021, cuando la ocupación sólo fue del 53%. Y, lo que que es aún más importante para el sector, son un 3% superior a la registra hace dos años. Es decir, por primera vez desde el estallido de la pandemia en 2020, los alojamiento rurales obtienen cifras pre-crisis.

“El año 2022 arrancó con cifras favorables para el turismo rural que se consolidan con las registradas en Semana Santa momento en el que vemos que se han alcanzado y superado los niveles pre-pandemia” explicó la responsable de comunicación de EscapadaRural, Judith Monmany.

Las reservas pueden crecer aún más

En los próximos días los niveles de ocupación y el número de reservas pueden incrementarse aún más. El turista español es muy dado a hacer reservas de última hora, como señala EscapadaRural en su informe sobre las perspectivas para Semana Santa. Según explicaron, “al igual que ya sucedió en puentes anteriores, como es el caso de Carnaval, son muchos los españoles que cada vez más reservan en el último momento tal y como ponen de manifiesto los datos de la plataforma”.

¿Cómo han potenciado los autónomos del turismo esta recuperación?

Tras 24 meses de restricciones, la Semana Santa de este año se presenta como el primer periodo vacacional que los ciudadanos afrontan con unas normas socio-sanitarias muy residuales. Ya no se estará obligado a llevar la mascarilla en el exterior y, en apenas dos semanas, tampoco en interior. Lo que ha propiciado que muchos ciudadanos, principalmente nacionales, se hayan animado a viajar a pesar de la subida de precios experimentada en la cesta de la compra.

No obstante, para albergar a este nuevo viajero tras la pandemia los autónomos que viven del turismo han tenido que adaptarse a los nuevos tiempos y ofrecer otro tipo de servicios para animar a la demanda. Fuentes de la plataforma EscapadaRural, explicaron que los autónomos dueños de casas rurales han tenido que cambiar su estrategia para poder captar clientes. “Por ejemplo, han ofrecido más facilidades para la cancelación de reservas e, incluso, en algunos casos han propiciado que ésta fuese gratuita. Esto tranquiliza mucho a los clientes, especialmente tras el Covid-19, porque temen contagiarse y perder el dinero invertido” explicaron.

Otra medida por la que habrían apostado fuertemente estos negocios es en la digitalización de sus servicios. “Aunque las reservas online están a la orden del día en el sector, hay muchos alojamientos turísticos que se seguían reservando exclusivamente por teléfono. Muchos de éstos profesionales han apostado por digitalizarse ahora y ofrecer este tipo de reserva digital a sus clientes para esta Semana Santa”.

En este sentido, la consultora de marketing Open-Ideas ha publicado recientemente un informe sobre las nuevas tendencias por las que está apostando en estos momentos el sector turístico. Y entre todos los aspectos se encuentra precisamente la digitalización de servicios.  Principalmente están introduciendo la atención de los usuarios mediante chatbots o la implantación de modelos predictivos de demandas.

También hay un cierto interés por la sostenibilidad, principalmente desde una perspectiva del consumo energético. Y, por último, que hay dos nuevas líneas de desarrollo turístico que son el turismo patrimonial y el turismo silver, que es el enfocado a personas mayores. Según el informe, éste último “despega ahora con fuerza después de dos años de paralización. También el turismo patrimonial se ha consolidado como un referente en España ya que, ante los riesgos de viajar al extranjero, muchos turistas han redescubierto una oferta inigualable que suele ir relacionada con experiencias culturales y gastronómicas”.

No todos los autónomos del turismo alcanzarán la recuperación

Aunque buena parte de los autónomos del turismo volverán a tener sus negocios a niveles muy parecidos a los obtenidos antes de la emergencia sanitaria, la Semana Santa no traerá buenos datos para todos los sectores. Este es el caso de las agencias de viaje.

El presidente del a Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido, contó que aunque las previsiones del turismo son muy positivas y se tenga previsto un gasto medio de 183 euros por turista, “todavía en el turismo emisor se observan grandes caídas. Estamos pendientes aún de que muchos países que ahora están cerrados, vuelvan a abrir” dijo. 

Garrido comentó que “aunque se han recuperado bastante los viajes por América Latina, todavía hay destinos muy importantes de Asia como Tailandia o Japón que están parados”. Hay que tener en cuenta que la actividad de estos negocios depende en un 75% del turismo emisor y un 25% del turismo emisor, y por lo tanto su recuperación va a ser más dilatada.

Los alojamientos rurales estarán al 70% en Semana Santa pero el turismo internacional sigue estancado
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad